12 °C
Tendencias Express

L´ENFANT TERRIBLE aterriza en Londres

|

Por: Mariví Álvarez Nogales


www.trendmustache.blogspot.com


@trendmustache


 Si realizamos una breve retrospectiva sobre la moda del siglo XX, uno de los genios irrenunciables, más inolvidables es Jean Paul Gaultier. Nacido en el extrarradio parisino de Acueil, Gaultier proviene de una familia humilde, donde era primordial la figura de la mujer luchadora. Cuando era sólo un niño, su atracción hacia las mujeres especiales, que no eran como las demás, empezó a marcarle como creador y a convertirse en inspiración, años más tarde.


 La biografía de Jean Paul Gaultier es, cuanto menos, interesante. A pesar de proceder de la ciudad de la luz, la moda, la alta costura y la elegancia, su origen humilde y su formación autodidacta es palpable en cada una de sus colecciones. Podríamos decir que, al tratarse de un diseñador transgresor, su estilo tiene cierto toque londinense y la inspiración punk británica esta aún más presente que la filosofía de moda parisina.


 En los 70 un joven Gaultier viaja a Londres y se queda prendado por el glam-punk, presente en Trafalgar Square, impuesto por Vivienne Westwood y liderado por el alter ego de David Bowie: “Ziggy Stardust”. La filosofía y estilo de vida antimaterialista “Chaos & Destroy” sirvió a Jean Paul Gaultier para trabajar con escasez de materiales, técnica que le marcó a la hora de expresar su creatividad y estilo, dirigiéndolos hacia límites insospechados: aprendió a ser versátil, para realizar creaciones con cualquier tipo de material.


 Además de a su referido aire londinense, a Gaultier también le fascina el París de la Belle Époque y de entreguerras, el París de Toulouse-Lautrec y del Moulin Rouge, la muchedumbre colorida de Barbès Rochefouart y, por supuesto, la torre Eiffel. A pesar de que la figura del corsé parezca la antítesis a los ideales de las sufragistas que lucharon por la liberación del cuerpo femenino, su afán por encorsetar a las mujeres no tiene otro objetivo que el de reinterpretar esta prenda con ciertos toques de humor, reencarnando el nuevo poderío femenino.


 Su moral y estética transgresora le ha llevado a crear colecciones sin género, recuperando la nobleza del guardarropa exótico masculino. Y si hablamos de transgresión, una exposición sobre el diseñador más rebelde, no podía ser menos especial. Todo un despliegue de detalles en los que se vive el universo Gaultier de una forma diferente a la que estamos acostumbrados. Maniquíes que expresan sentimientos, más de 165 prendas de alta costura y “prêt-à-porter”, en un recorrido por su vida profesional en la que encontramos hitos como el “sostén cónico” o los corsés que han lucido celebridades como Madonna o Kylie Minogue.


 La Barbican Art Gallery ha sido el lugar elegido para la exposición del diseñador más atrevido de todos los tiempos. “The Fashion World of Jean Paul Gaultier: From the Sidewalk to the Catwalk” –(“El Mundo de la Moda de Jean Paul Gaultier: De la Calle a la Pasarela”, en castellano)- es más que una exposición; una sumersión a una historia de amor entre la moda y el diseñador, en la que puedes formar parte hasta el 25 de agosto en la Galería Barbican.