7 °C
Noticias

Presidente de Kenia legalizó la poligamia

|

 Por: Redacción Express News


Ahora los hombres de Kenia podrán contraer matrimonio con el número de mujeres que deseen, sin que sus anteriores esposas puedan interferir en su decisión, esto es luego de que el presidente, Uhuru Kenyatta, firmara la ley que legaliza la poligamia el pasado 29 de abril.


Según la nueva ley, el matrimonio es considerado como una unión voluntaria entre un hombre y una mujer “ya sea en unión monógama o polígama”, explicó el Gobierno.
Aunque la tramitación parlamentaria tuvo una fuerte oposición de diferentes asociaciones de mujeres, la ley Matrimonial exonera a los hombres de consultar a sus esposas antes de traer una nueva mujer a su hogar.


La poligamia era una práctica frecuente en Kenia, pero hasta ahora, no estaba reconocida como una unión civil válida en los tribunales, ya que contravenía la Constitución de este país.


“Siempre que un hombre llegue a casa con una mujer, se entenderá que será la segunda o tercera esposa. Las mujeres o esposas con las que te casas no necesitan saber cuándo vas a traer a casa a otra mujer. Cualquier mujer que traigas a casa es tu mujer”, enfatizó el director de la comisión parlamentaria de Justicia y Asuntos Legales, Samuel Chepkong'a.


La diputada Regina Nthambi replicó que esta norma perjudicará a las mujeres que no pueden pagar una ceremonia religiosa, pero sus críticas, y las del resto de parlamentarias, no fueron tenidas en cuenta.


“Tabú”


La gran controversia frente al tema de la poligamia se debe a que aunque la actitud del parlamento es permisiva frente a las relaciones con múltiples mujeres, Kenia es un país de actitudes fuertemente homofóbicas. La homosexualidad es “ampliamente considerada como un tabú y es repugnante dentro de los valores y la moral cultural”, reportó el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el 2011. Además, los actos homosexuales son considerados como crímenes por el Estado.


Según la agencia EFE, “por ejemplo, el sexo entre estudiantes varones es ilegal e implica una pena máxima de 14 años de prisión y 21 años si hay agravantes. Aunque no se especifica el sexo entre mujeres, se cree que el término neutro ‘persona’ en la sección 162 del Código Penal incluye a las lesbianas. De hecho, el primer ministro, Raila Odinga, pidió que se les arreste al igual que a los hombres”.


En abril del 2012, la Comisión Nacional para los Derechos Humanos en Kenia afirmó que la comunidad LGBTI es víctima frecuente de discriminación, hostigamiento y violencia sexual.


Por su parte, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recomendó a Kenia en el 2005 legalizar la homosexualidad, a lo que el gobierno respondió:


“Kenia no puede despenalizar las uniones del mismo sexo en esta etapa, porque dichos actos son considerados tabú, delitos contra el orden de la naturaleza y son repugnantes ante los valores culturales y morales. ...No obstante, hay que reiterar que el Gobierno no discrimina a nadie en la prestación de servicios. La ley, en ningún caso, solicita que las personas declaren su orientación sexual”.


“La opinión pública se opone firmemente a la legalización de las uniones del mismo sexo. La Constitución establece en el artículo 45 que una persona tiene derecho a casarse con una persona del sexo opuesto, basado en el libre consentimiento de ambas partes. ...Hasta que la opinión pública cambie, el Gobierno trata de otorgar cierta protección a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales”.