14 °C
América Latina

El momento económico de Perú

|

Por: César Pastor Gamarra// Especial para Express News 


Los números sobre la economía peruana lo dicen todo. Según el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Perú tendrá el mayor crecimiento económico de la región en el 2014. El organismo económico internacional señala que el país experimentará un crecimiento del 5,5 % para el presente año y pronostica un 5,8 % para el 2015. Por su parte, la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal), ratifica el dinamismo económico peruano y anuncia un crecimiento igual o superior al 5% para el año en curso.


 La economía peruana es ''robusta'' y el Perú crece a pesar del retroceso de la economía mundial, así lo ha calificado el Fondo Monetario Internacional, tras destacar la sólida política económica que se viene aplicando desde hace algunos años en el país latinoamericano. Para mantener estable y seguir fortaleciendo esta notable senda del desarrollo, los gobiernos venideros deberán mantener estos lineamientos ya que en la actualidad este país es el que está en mejores condiciones para soportar un colapso económico. En su informe ''Perspectiva Económicas Globales'', el FMI anota que en los próximos meses la inflación peruana será la más baja después de Colombia y experimentará un 2,5% en 2014 y 2,5% para el 2015. Para el organismo monetario un consumo privado que ''se mantiene muy sólido'' y reforzado por bajas tasas de desempleo serán los pilares en los que se sustentará a futuro el avance económico peruano.


Desempleo en mínimos


Con motivo del Día Internacional del Trabajo el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), publicó  un informe con los últimos índices del desempleo en el Perú. La población ocupada  ha crecido en un 20 % y 5  millones de peruanos lograron un empleo adecuado, mientras que aproximadamente 2 millones dejaron la categoría de subempleados en los últimos diez años, según refiere el INEI. Respecto a la tasa de desempleo en Lima, la capital peruana, ésta se incrementó en un 7% entre los meses de diciembre del 2013 y febrero del 2014. En la década de los 90 la tasa de desempleo afectaba al 8% de la Población Económicamente Activa (PEA) y si actualmente se compara con el resto de resto de países de Latinoamérica, los niveles peruanos son bajos. Estos indicadores han generado que los ingresos también se incrementen y según el INEI  los sueldos han subido en un 15,8%. Esta es una prueba más de la eficacia del buen modelo peruano que se viene aplicando desde los anteriores gobiernos. Sin embargo, aunque el empleo adecuado  ha crecido en un 161% en la última década, el organismo estadístico hace notar que todas las cifras podrían mejorar si se aliviara de alguna forma la rigidez laboral que existe para las contrataciones de personal.


 Recuperando posiciones 


 Hasta el año 2012 el Perú ocupaba el segundo lugar en la producción de cobre. En ese momento fue desplazado por China que nos relegó a un tercer puesto mientras que Chile es el primer productor. Hoy en día, pese a cierta baja en las exportaciones mineras y algún temor del sector privado para invertir en este rubro, las inversiones siguen llegando y el Perú avanza hacia el segundo lugar. Para este año la producción cuprífera aumentará en un 17% y con el desarrollo de diversos proyectos mineros de gran magnitud y el inició de una serie de inversiones proyectadas para los próximos diez años, esta meta se lograría cumplir  para el 2016 y como lo resalta el mismo Financial Times, uno de los mayores desafíos peruanos sería desbancar a Chile de su liderato en la producción del metal rojo, según las perspectivas del sector minero peruano, esto se concretaría el año 2025.


 El año 2013 el Perú recuperó el quinto lugar en el mundo como productor de oro y en la actualidad se mantiene firme como el segundo país productor de plata a nivel mundial. En líneas generales y más allá de la minería la proyección de las exportaciones peruanas es prometedora y  dirigida a grandes mercados como en el caso de  Canadá en donde se cuentan hasta 99 productos con potencial de exportación. Otra significativa fuente de ingresos son las exportaciones del maíz gigante del Cuzco las cuales bordearon los US$ 4 millones teniendo como principal destino a España que concentró casi el 87% del total de envíos, seguido de otros países como Japón, Canadá, Francia, entre otros.


Tareas pendientes y desafíos


 El buen momento peruano y su potencial de proyección internacional se manifiestan a través de diversos sectores. Sus buenas cifras económicas, su apertura ante el mundo con la firmas de varios tratados de libre comercio, su potencial turístico o el boom de su cada vez más valorada gastronomía son, entre otros aspectos, factores  que vienen proyectando notablemente su marca país colocándolo con las mejores perspectivas ante los ojos del mundo, sin embargo, existen tareas pendientes a nivel interno que  necesitan ser combatidas con autoridad por el actual y los posteriores gobiernos a fin de garantizar el desarrollo sostenible.


 Se puede decir  que la calidad de vida de los peruanos y la clase media en la población se ha fortalecido, pero el gobierno del presidente Ollanta Humala tiene en frente los temas de la seguridad interna, la educación e institucionalidad como algunos de los principales problemas que debe solucionar si se quiere garantizar el crecimiento. Para la mayoría de los peruanos el problema de la inseguridad en las calles se agrava y debe ser la prioridad del Ejecutivo. Asimismo, se debe reforzar el tema educación ya que en las últimas pruebas internacionales dejó al Perú en posiciones rezagadas. Según algunos especialistas, al Perú le va bien por que su macroeconomía es muy buena, pero eso no es suficiente y  no se puede caer en triunfalismos. Pensar que ya se logró la bonanza sería el peor error y así ningún desarrollo estaría garantizado. Algunos expertos señalan que en ciertos casos podría ser muy fácil pasar de la prosperidad a la depresión.