18 °C
Recordando

Se cumplen 20 años de la muerte del gran piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna

|

Por: Lucía García
luciagrcgrc@gmail.com 










Ayrton Senna nació el veintiuno de marzo de 1960 en Sao Paulo, Brasil. Desde muy pequeño ya mostraba un gran talento y pasión por el mundo de las carreras de coches. Con tan solo cuatro años su padre le regaló un kart y cuando decidió probarlo en su barrio de siempre los vecinos se quedaron impresionados. El pequeño Ayrton ya apuntaba maneras de campeón. Su primera carrera de karts la disputó con ocho años y compitió en una oficial con tan solo trece. Durante su juventud participó en diversas carreras dentro del mundo del karting y en el Campeonato del Mundo de esta modalidad desde 1978 hasta 1982. Fue aquí donde Ayrton adquirió muchas de las destrezas que luego utilizaría como piloto de Fórmula 1. Uno de sus mayores talentos era la perfección y la técnica que mostraba cuando conducía en circuitos mojados. Su precisión y soltura fueron fruto de muchas carreras y entrenamientos que desarrolló en su etapa de karting.


Años más tarde el piloto brasileño se trasladó a Inglaterra para seguir con la competición y probar suerte en la Fórmula 1. En 1984 lo consiguió y debutó de la mano de Toleman un equipo relativamente nuevo en la época. Durante las temporadas 85-87 fichó por Lotus y demostró un gran talento en la competición, consiguiendo numerosas victorias, aunque el título mundial se le resistía. Finalmente en 1988 con su llegada a McLaren Ayrton Senna consiguió su primer título mundial tras ocho victorias, una por encima de Alain Prost, piloto francés y máximo rival en esa época de Senna. Este sería el comienzo de muchos más éxitos de Ayrton que pueden resumirse en una sorprendente cantidad de cifras: 3 campeonatos del mundo (88, 90 y 91), 80 podios, 41 victorias, 19 vueltas rápidas en carrera, 65 poles, 161 grandes premios y 614 puntos totales conseguidos.


Pero como la mayoría de los grandes el genio Senna nos dejó demasiado pronto. Fue aquel uno de mayo de 1994 cuando se disputaba el gran premio de San Marino. Ese fin de semana en el circuito estaba siendo fatídico. Todo comenzó durante la primera jornada de calificación en la cual el joven piloto Rubens Barrichello perdió el control de su monoplaza a más de 200 kilómetros por hora. El coche dio varias vueltas de campana y el piloto perdió el conocimiento. Pero afortunadamente todo quedó en un susto y Barrichello solo tuvo que guardar reposo y no competir ese fin de semana.


El segundo gran golpe de ese fin de semana llegaría el sábado en la segunda jornada de calificación. El piloto que debutaba aquel año Roland Ratzenberger perdió también el control de su coche cuando este sufrió una rotura en el deflector delantero. Roland se estrelló contra el muro de contención y tras su traslado al hospital, falleció debido a la gravedad de sus heridas cerebrales.


Ese fin de semana de luto no traía nada bueno pero la carrera finalmente siguió su curso y se disputó el domingo. Por aquel entonces Senna había fichado por el equipo Williams y aguardaba en su monoplaza impaciente antes de comenzar la carrera y tras los acontecimientos sufridos ese fin de semana. El fatídico momento llegó cuando Ayrton Senna corría a 300 kilómetros por hora y en la curva de Tamburello perdió el control de su vehículo y se estrelló contra el muro de contención. Su coche salió despedido y se pudo ver al piloto dentro inmóvil. Aquello no auguraba nada bueno. Tras el impacto, una de las ruedas le golpeó la cabeza y la barra de suspensión le penetró en el cráneo tras traspasar su casco. Llegaron los servicios de emergencias y le practicaron una traqueotomía al instante. Le trasladaron en helicóptero al hospital de Bolonia donde poco después se confirmó la muerte del gran piloto brasileño. Las causas del accidente nunca quedaron del todo claras pero se cree que pudo ser debido a una rotura en la barra de dirección que impidió al piloto efectuar la curva.


Su muerte fue un duro golpe para el mundo de la Fórmula 1 y del deporte en general. La competición automovilística se quedaba huérfana tras la pérdida de uno de sus pilotos más destacados. En Brasil se declararon tres días de luto oficial y su entierro se condecoró con honores de jefe de estado.


Tras lo ocurrido aquel fin de semana fatídico en San Marino se tomaron medidas para reforzar la seguridad de los circuitos y que tales accidentes no volvieran a tener lugar.










Ayrton Senna siempre será recordado como uno de los mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1