6 °C
Perfiles

Una tacita de té con María Linforth Hall

|




Una voz femenina por los Latinoamericanos 


 





Por: Lorena Zuñiga López


 




Una estantería llena de la más variada literatura y el aroma de té recién hecho me reciben en la casa de María Linforth Hall. Arte Latinoamericano y muchos libros en inglés revelan la convergencia cultural que habita en la casa de ésta Ecuatoriana quién ha pasado más de la mitad de su vida en el Reino Unido. María es, hoy por hoy, un ejemplo de tenacidad y de superación a todo nivel; no sólo ante la comunidad Latina dentro de éste país, a quienes desea representar, sino también para todas las personas que la conocen.


 


María Linforth Hall, hoy candidata al Consejo local de Southwark por el partido Liberal Demócrata dentro de la sala de Cathedrals; y quién es la más firme representante de los intereses la- tinos y de los adultos mayores en las futuras elecciones del 22 de mayo, es además una empresaria exitosa y una notable miembro de la comunidad con un liderazgo y una representatividad especial.


 


Mientras nos sentamos frente a nuestras tazas de té, responde a la pre- gunta ¿qué te motivo a dejar Ecuador? El deseo de superación es su respuesta, ella sabe qué significa ser migrante y dejar atrás tu país, tu familia, tu cultura “Recuerdo por allá en el año 67 cuando llegué a éste país con 5 chelines en el bolsillo” 5 chelines y que equivalen hoy en día a unas 2.5 libras y que fue lo suficiente para empezar un camino duro pero lleno de satisfacciones. “Cuando llegué a este país sabía cosas básicas en inglés, casa – trabajo, buenos días y buenas noches pero de lo demás nada” ; Fue con ese don de gentes, el mismo con el que abre las puertas de su casa a todos sus seguidores y hermanos la- tinos, y con su espíritu inmenso que hoy en día es la directora de María Edderly & Associates, empresa del sector de inversiones y finanzas y además se ha destacado en campos tan diversos como el de las consultorías en market- ing y publicidad, la organización de eventos, el mercado de vinos de exportación y la política.


 


Su deseo de progreso lo ha sabido contagiar siempre en las personas que trabajan con ella empezando por ella misma “Soy perfeccionista y siempre deseo que todo salga bien. Si algo falla siempre reviso primero dónde estuvo mi error personal” Esta líder emprendedora es por esto hoy en día una experta de las citas de inversores ‘uno a uno’ y en la coordinación de grupos heterogéneos. “Una bendición grande es el poder compartir siempre con grupos diferentes, eso te engrandece... Creo que una de las lecciones que he aprendido es: siempre debes ser bueno con las personas que llegan a tu vida, porque esas personas luego te enseñarán cosas valiosas y no sabes que pasará y como ellas luego pueden ayudarte. La vida no es estática es cambiante y nunca digas de esa agua no beberé”.


 




Todo lo que emprende le ha permitido desarrollar además su vocación de servir a otros, tanto a nivel profesional como familiar “Cuidé de mis abuelos, de mis padres, y hace poco de dos de mis hermanas... Viajé al Ecuador para cuidar a una hermana que estaba enferma... quiero decir que tampoco nunca me alejé de mi país ni de mi familia o amigos a todos ellos me los traje conmigo cuando migré”.


 




Ese deseo de seguir en contacto con sus orígenes la ha llevado a es- tar en contacto con las necesidades de su comunidad “Hace treinta años no existían sino dos tiendas latinas en toda Inglaterra y no se conseguía nada nuestro para comer, o para escuchar. Hoy en día la comunidad Latina en el Reino Unidos, ha crecido lo que significa que hay más necesidades por resolver; más ayuda que brindar” Necesidades de toda índole resumidas en falta de oportunidades y discriminación social.


 


Para la mujer migrante la situación tampoco es fácil y María
lo sabe “lo sé porque lo he vivido, sobresalir es difícil pero no imposible, creo que si dejas que las adversidades te afecten te afectan pero si eres perseverante puedes superarlas”.


 


Linforth es una mujer muy activa y su forma de ser y su experiencia le permiten conocer bien la situación de las mujeres latinas en el Reino Unido “La mujer cuando llega a un país nuevo, tiene más retos por afrontar. Ahora no sólo debe dedicarse al ámbito familiar, si no que debe salir a trabajar y además hacerlo en soledad porque ya no existe el apoyo vital de la familia para el cuidado de los niños”.


 


A esto se debe sumar las dificultades que encuentra el migrante, ahora incluso el ciudadano local para acceder a viviendas accesibles en precio y en lugares residenciales con calor de comunidad “Cada vez son menos las casas para todos los bolsillos, existe menos planeación a la hora de construir grandes edificios en barrios residenciales como éste. Las personas son reu- bicadas cuando sus casas son demolidas pero el sufrimiento y el descontrol que se origina en sus vidas no se puede reparar fácilmente, algunos son reubicados muy lejos de su comunidad después de veinte años de haber vivido aquí, los habitantes de mi Ward a veces se ven obligados a desplazarse a otros lugares de la ciudad como Peckham o incluso a otras ciudades como Manchester”.


 




Me animo a preguntarle: ¿Cómo es un día normal en vida de María? “muy ocupado” admite entre risas y es que a sus 68 años no sólo continua trabajando activamente en su empresa, se dedica a su hogar y a su comunidad, sino que también ha enfrentado con determi- nación este nuevo reto de ser candidata al Concejo “No creas que es algo fácil, ya soy una persona mayor, aunque siempre procuro mantenerme activa, entiendo mejor que nadie al adulto mayor, lo entiendo por que lo vivo, tu fuerza y tu cuerpo cambian, pero no tiene por qué cambiar tu espíritu”.


 


La situación de los ancianos y de cómo éstos y los latinoamericanos son víctimas de la exclusión han sido la motivación principal para ingresar en el mundo de la política “Al adulto mayor se lo trata como si no sirviera para nada, no es tenido en cuenta y sus derechos son ignorados; muchas veces son aban- donados por sus familiares y el trato que recibe la ancianidad da lástima la verdad. Es necesario tratar de generar consciencia en el cambio de actitud hacia los mayores” Este respeto por el adulto mayor es una de las claves de su realización personal “Creo que escuchando a las personas más maduras he aprendido siempre muchísimo y así he superado muchas dificultades”.


 




Este camino de retos nuevos ha tenido también grandes logros. En esta etapa ‘La Nena’ cómo es conocida por sus allegados, se ha hecho conocedora y amiga de causas y de organizaciones que trabajan en pro del migrante y de otras colectividades necesitadas de ayuda, así como también de otras figuras de la política en el Reino Unido como el ministro Simon Hughes. Esto ha sido una invaluable oportunidad para trabajar activamente en proyectos que busquen proteger al trabajador en asuntos de seguridad laboral; como por ejemplo, con la comunidad de trabajadores del Shopping Centre de Elephant and Castle; o la atención y educación que en salud emocional y psicológica puede recibir el migrante que habla español y/o portugués con El Teléfono de la Esperanza UK y en otras muchas organizaciones similares.


 




Aunque no tiene hijos se ha dedicado a su esposo a quién le agradece por ser su fortaleza “De verdad que he tenido una gran fortuna al contar con una persona tan maravillosa como es mi esposo quien siempre me ha apoyado en todo” y a su familia y amigos “El Facebook es un invento genial, me ha permito estar tan cerca de todos y seguir en contacto con amigos con los que crecí en Ecuador, así como cada personas nueva que conozco en campaña”


María salsera y bailarina, es alegre como ninguna. Por su casa se ve el col- orido en cuadros de diversa naturaleza o en algún pintoresco lugar como el muro de las máscaras. Cocinar especialmente platillos de toda américa es su otra pasión. El teatro, el cine y la literatura algunas aficiones para las que a veces logra sacar tiempo y en las que en su escogencia siempre prima su sello personal “A donde quiera que se vaya debe uno llevarse toda su historia consi- go mismo, me encanta mi acento y que mi español sea tan ecuatoriano, porque ¡Esa soy yo!”.


 


María confiesa que no se siente una mujer diferente a ninguna otra. Personalmente me quedo sorprendida de su vitalidad y de cómo ha afron- tado su campaña política, y me cuenta que ahora ha podido ser un oído para la comunidad y se nota que esto la satisface muchísimo “En días que llueve hacemos llamadas telefónicas, pero usualmente visito personalmente a la comunidad; me entrevisto con las personas, voy a sus casas y escucho sus problemas o sino me llaman. Nunca antes había recibido tantas llamadas y había podido escuchar a tanta gente que de verdad lo necesitara como ahora, he escuchado desde problemas maritales hasta problemas de desplazamiento o de ilegalidad”.


 




Después de una veintena de entrevistas fallidas en aquella primera semana en Londres, María fue contratada como recepcionista a pesar de su pobre inglés, aunque fueron unas primeras semanas muy duras fuera de casa con muchas necesidades y preocupaciones ella logró con su carácter y perseverancia mirarse diariamente al espejo y repasar cada una de las cosas que vestía o veía en inglés hasta que pudo aprenderlas. No puedo evitar pensar que es el ejemplo claro de la tenacidad que lleva al triunfo.


 


Y ahora María, ¿Qué sueñas lograr? “Me encantaría que mi trabajo pueda inspirar a la comunidad para progresar y avanzar. Cambiar la mirada que tienen los latinos americanos sobre sí mismos, así como la que los demás tienen de ellos; también la mirada que la comunidad, en general, tiene para con el adulto mayor. Me gusta representar a mi pueblo Latinoamericano pero también con mucho respeto por éste país que me ha adoptado”




 


 


“Creo que se debe pensar positivo, nunca decir no podré o no lograré porque cada cosa que te propones la puedes lograr con esfuerzo con perseverancia, con tenacidad y de la mano de Dios todo se consigue. El futuro de la comunidad latina en el Reino Unido es tener más representatividad, más participación, alcanzar cosas grandes”.