19 °C
Noticias

El 10% de los multimillonarios mundiales echan sus raíces en Londres

|

Por: Naiara Álvarez Panizo


2008 fue el año en el que los expertos en economía aseguraron que comenzó la bien conocida crisis económica en Europa, o también  llamada “La Gran Recesión”, y que desgraciadamente hasta día de hoy sigue entre nosotros.


Fue en ese año también cuando la agencia Reuters informó que la inflación subió a unos niveles que nunca otras veces a lo largo de la historia de la economía se había visto. A mediados del mismo año los datos del FMI hablaban por sí solos e indicaban que la inflación se colocaba en los países exportadores de petróleo, motivado por el aumento de divisas extranjeras. Esto se veía en muchos países subdesarrollados, aunque también en los desarrollados pero en menor cantidad y subiendo solamente el precio de los productos importados, poco después, los tipos de interés en la zona Euro y USA siguieron bajos.


Al año siguiente, en 2009, el problema era todo lo contrario. La economía apuntaba a la deflación, lo que entre otras cosas hizo que la FED (un sistema de reserva federal) situara el tipo de interés en el 0%, provocando que en 2011 la organización internacional del trabajo dijera que se alcanzó el mayor número de desempleados, algo histórico, con 205 millones en todo el mundo.


A pesar de todo esto, parece ser que Inglaterra y más concretamente Londres, es la ciudad donde habita más gente rica. Tanto es así que incluso los datos hablan de que los multimillonarios ingleses han duplicado su fortuna incluso con “La Gran Recesión” de por medio. De acuerdo con la lista anual creada por el periódico “Sunday Times”, hay 104 millonarios viviendo en Reino Unido y concretamente Londres aglomera a 72 de esos 104. Para hacernos una idea, debemos mencionar que la ciudad de Nueva York tiene solamente a 43 multimillonarios.


Hay casos como el de España, donde todos los licenciados/graduados tienen que emigrar para poder encontrar un trabajo digno a su altura y preparación. Italia también se encuentra en una situación bastante similar pero si nos vamos a Reino Unido, como publicaba el diario “The Telegraph” el 20% de los licenciados británicos acaban teniendo un millón de libras, o lo que es lo mismo y hablando en términos más claros, uno de cada cinco termina siendo millonario.


Philip Beresford declaró a la BBC que algunas de las razones por las que Reino Unido atrae a tanto multimillonario es por su cultura, servicios financieros, un agradable régimen fiscal, buena educación para sus hijos y un muy buen estilo de vida.


Sea como sea bien porque los políticos no roban las mismas cantidades que roban en España, ni la monarquía es corrupta, por todo esto y mucho más, Reino Unido es el país más fuerte y poderoso de Europa y que se  mantenga así siempre.


Un estudio sugiere que los multimillonarios son los más inteligentes, ¿es verdad?


Según el reciente estudio de la Universidad de Duke los multimillonarios como grupo tienen un nivel muy alto de educación y las capacidades cognitivas bien desarrolladas.


El economista Paul Krugman ha escrito recientemente que los salarios multimillonarios de la alta administración de fondos de cobertura demuestran que la educación juega un papel muy pequeño en el aumento de riqueza. Según él, los ricos se hacen ricos debido "al sistema financiero fuera de control" e inversores que con dinero hacen más dinero. Pero el estudio hecho por Jonathan Wai, científico investigador de la Universidad de Duke (EE.UU.), ofrece otra perspectiva de los multimillonarios y la élite mundial, informa la cadena de noticias CNBC.


Según el estudio, la tercera parte de los multimillonarios del mundo asistió a colegios de élite y los más ricos de entre ellos salieron de los mejores colegios del mundo. "El índice promedio de capitales es mayor entre los multimillonarios que asistían a los colegios de élite que entre los que no lo hacían", dice la investigación. En particular Harvard se ha convertido en una máquina que produce multimillonarios: uno de cada 10 multimillonarios estadounidenses y uno de cada 20 mundiales estudiaron en esa universidad.


Por supuesto, el estudio hace unas suposiciones que podrían ser impugnadas. Y es que la capacidad cognitiva de los multimillonarios se estima por la asistencia a los mejores colegios y no por su coeficiente intelectual. Los niños ricos pueden entrar en los mejores colegios porque sus padres fueron alumnos o por los generosos regalos entregados a la institución.


Wai reconoce que "algunos estudiantes asisten a los colegios de élite aunque tengan notas bajas si son deportistas, herederos de grandes capitales o tienen las conexiones políticas", lo que muestra que la capacidad intelectual no es indicador absoluto. En general, Wai concluye que la brecha de riqueza va de la mano con la brecha educativa y que los más ricos del mundo son "extremadamente inteligentes".