15 °C
Destacados

San Antonio - Miami, final NBA 2014

|

Por: Iván Noguera


@ivanogue


 


 


Duncan, Parker y compañía se citan por segundo año consecutivo con los "Heat" en las finales de la NBA


 


Los Miami Heat y los San Antonio Spurs reeditarán las finales de la NBA 2013, cuando los de Lebron James se impusieron a los Tejanos, consiguiendo su segundo título consecutivo de campeones.  Miami tuvo que remontar un 3-2 en contra para ganar las series y alzarse con el título en el séptimo partido en casa. Este año no contará con el factor cancha a favor. El primer partido se jugará en San Antonio. a las 02.00am, hora londinense.


 


Tras la dura derrota en las finales anteriores, donde una épica remontada por parte de Lebron y compañía dejaron con la miel en los labios a los Tejanos, este año tratarán de aprovecharse del factor cancha para llevarse la victoria. Con jugadores como Kawhi Leonard con un año más de experiencia, y con la vieja guardia (Duncan, Parker y Ginobili) rayando a un gran nivel , la ilusión es máxima para los "Spurs", que tienen el sueño de completar un glorioso circulo que comenzó en 1999 con su primer anillo, y que siguió en 2003, 2005 y 2007, lo que les convierte en la última gran dinastía del baloncesto americano.


En la otra cara de la moneda, Lebron James, Wade, Bosh, Allen,... y un sin fin de nombres con inmenso talento, tratarán de conseguir el tan ansiado "threepeat", la consecución de tres títulos en tres años. Miami es un equipo formado por grandes atletas, capaces de correr de lado a lado de la pista sin notar la fatiga durante todo el partido, basando su juego en el físico.


Cuentan en sus filas, además, con uno de los grandes dominadores del baloncesto actual en la figura de James, capaz de organizar al equipo desde el puesto de base, como de defender a los pivots más corpulentos. Esto unido a los excelsos tiradores que tienen, como el ya mencionado Allen o Chalmers, les convierten en un equipo temible y muy difícil de ganar a siete partidos. Un equipo lleno de recursos y de soluciones muy bien gestionado por Erik Spoelstra desde el banquillo.


Un choque generacional y de estilos que hacen este duelo más interesante y demuestra una vez más que en esto del deporte cualquier manera es válida para pelear por la victoria marcarán esta final. ¿Repetirá corona Lebron James o serán capaces esta vez los "Spurs" de derrocar al "Rey? A partir del jueves lo descubriremos.