12 °C
Destacados

Colombia reina en el Giro de Italia

|

Por: Iván Noguera López
@ivanogue


 


Nairo Quintana gana su primera gran vuelta con 24 años. Urán, segundo y Arredondo, ganador de una etapa, llevan al país cafetero a lo más alto del pelotón internacional


Colombia está de moda. Nairo Quintana ha hecho historia convirtiéndose en el primer ganador latinoamericano del Giro de Italia. Consigue así su primera gran vuelta con tan solo 24 años, después de ser segundo en el pasado Tour de Francía. Además, el segundo cajón del podio ha sido para su amigo y compañero de piso en España, Rigoberto Urán, Por si fuera poco, el mallot de la montaña se lo ha llevado Julián Arredondo, otro magnifico escalador.


Quintana no empezó el Giro con buen pie. El frio de Belfast y las caídas sufridas lastraron la primera semana de competición, mostrándose algo alejado de los primeros puestos. Fue un inicio duro, y él mismo declaraba no encontrarse en las mejores condiciones físicas para disputar la victoria final. Pero nunca se rindió pese a las dificultades.


Fue avanzando en la clasificación a medida que pasaban los días, recuperando sensaciones y esperando su momento. Su lugar es la montaña, y no tuvo más remedio que lanzarse al ataque en cuanto la carretera se empinó. No deja de ser curioso que parte de su ventaja la consiguiera en una bajada. La del Monte Stelvio, en la que atacó junto a un compañero en medio de mucha polémica -se habló de la neutralización de la carrera, algo que nunca se produjo-, y consiguió un minuto y medio de distancia en 20 kilometros. Ese mismo día, con final en alto en Van Martello, agrando esa ventaja, ganó la etapa y se colocó líder, demostrando ser el más fuerte y arrebatándole a Uran el mallot rosa.


Desde ese momento, "NaironMan" fue dando exhibiciones de fuerza cada día,  manteniendo el liderato hasta el final y consiguiendo otra victoria en la cronoescalada en Cima Grappa, sentenciando así el Giro. Una vez pasados los problemas de la primera semana debido a las caídas y algunas no muy buenas sensaciones, demostró ser el corredor más fuerte con un triunfo incontestable y coronándose como el mejor escalador del mundo en estos momentos.


Además, entró en el olimpo de los ciclistas colombianos, convirtiéndose en el segundo en ganar una de las tres grandes vueltas, después de la Vuelta a España de "Lucho" Herrera en 1987. Nairo ya es una realidad, y su parece que su próximo gran objetivo será tratar de ganar el Tour de Francia en 2015.


Brillante futuro


Aparte de la brillante victoria del boyacense, la ronda italiana quedará marcada como una apasionante revelación de talento colombiano. Urán, ganador de la contrarreloj de Barolo y portador del mallot rosa durante cuatro días, acabo segundo, al igual que el año pasado. Su enorme regularidad le hacen estar siempre en la pelea por las carreras (también fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012). Un trabajo excepcional, solo superado por un Quintana tocado por los dioses.


También hay que destacar a dos talentos emergentes. Por un lado Julián Arredondo, campeón de la montaña y vencedor en Panarotta tras culminar una fuga. Por el otro, Sebastían Henao, de tan solo 21 años, muy activo la última semana y al que se le augura un futuro extraordinario, con un mérito añadido por haber brillado en la última semana, donde las fuerzas flaquean especialmente para los corredores más jóvenes.


Colombia es el futuro ciclismo, y si a todo este talento le añadimos el de Carlos Alberto Betancur y Sergio Luís Henao, dos estrellas del pelotón internacional y expertos en las clásicas de primavera y los finales en alto, el éxito esta asegurado. El ciclismo actual se decide en la montaña y se escribe, como no, en Colombia.