10 °C
Deportes

Nadal sigue siendo el Rey

|

El tenista español consigue su novena ensaladera tras remontar el primer set ante un Novak Djokovic que no pudo desplegar su mejor tenis


Por: Iván Noguera López //@ivanogue


Rafael Nadal consiguió el pasado domingo su quinto Roland Garros consecutivo, y noveno en su palmares. Tres horas y media bajo el sol abrasador de la pista Phillip Chartier necesito el de Manacor para deshacerse de Novak Djokovic en cuatro sets, (3-6, 7-5, 6-2, 6-4).


El partido comenzó igualado y con varias imprecisiones por las dos partes, propio de una final de esta dimensión. Tiros cortos, poco porcentaje de primera servicio, puntos rápidos,... Un único break del serbio en una mala derecha de Nadal le abrió el camino  del primer set, que el español no pudo remontar pese a disponer dos bolas de break en el siguiente juego. Djokovic no había perdido nunca una final en la que ganara el primer set en profesionales, challengers ni futures. Por tanto, el reto de Nadal parecía poco menos que utópico.


Las cosas se le complicaron más aún al balear cuando mediado el segundo set, cuando el juez de línea cantó una bola fuera, mientras que todo el mundo la vio dentro. Pese a la polémica, Rafa demostró ser el tenista con mejor mentalidad de la historia. Ese capaz de levantarse sea cual sea el obstáculo. Cinco juegos seguidos de Nadal (del empate a 5 en el segundo set a 3-0 en el tercero) dejaron tocado a Djokovic, que tiró la raqueta contra el suelo, impotente, ganándose los abucheos de la grada parisina.


El sol empezaba a calentar y eso beneficia al español, la pista se vuelve rápida y sus bolas botan más alto al tocar la tierra, lo que incómoda el revés de su rival, que coge la pelota demasiado arriba y sin opciones de darle fuerza. Todo eran malas noticias para Djokovic, que miraba desesperado hacia su entrenador en busca de soluciones. Descentrado, cedía su saque por segunda vez y Rafa cerraba el set con un contundente 6-2.


Un final lento pero seguro le esperaba a un Djokovic bloqueado, que veía como se le escapaba una nueva oportunidad de hacerse con la ensaladera. Nadal vio ese sufrimiento y quiso acabar por la vía rápida, no dejando descansar ni pensar a su rival, asfixiándole bajo el sol. El final, ya conocido por los seguidores franceses, Nadal levantando los brazos. Además, iguala a Sampras en el segundo puesto entre los jugadores con más Grand Slams de la historia, con 14, solo superado por Roger Federer, que tiene 17. Nadal sigue así con su magnifica temporada, después de alcanzar la final en el abierto de Australia. Por que aunque las lesiones no siempre le respeten, Nadal sigue siendo el Rey.