6 °C
Mundo

Crecimiento de la economía mundial será modesto en lo que resta del año

|

Las economías de ingresos altos contribuirán con cerca de la mitad del crecimiento mundial este año, a diferencia de lo que ocurrió en 2013, cuando aportaron menos del 40 %.


Por: Yohanna Rozo @yrozob


El Banco Mundial presentó recientemente el nuevo reporte ‘Perspectivas de la economía mundial’ en el que se muestra una baja en el ritmo de crecimiento de la economía global y por ende, hace un llamado a los países en desarrollo para que se preparen “para un año de magro crecimiento debido a que la debilidad experimentada en el primer trimestre de 2014”.


De acuerdo con el informe, algunas de las causas están directamente relacionadas con “las malas condiciones climáticas en los Estados Unidos, la crisis en Ucrania, el restablecimiento del equilibrio en China, los disturbios políticos en varias economías de ingresos medianos, el lento avance en las reformas estructurales y las limitaciones en materia de capacidad”, todos estos aspectos han mantenido el crecimiento en un porcentaje inferior al 5% durante tres años consecutivos en los países en desarrollo.


Aunque iniciando el año se estimaba un crecimiento de 5,3%, luego de analizar el comportamiento económico del primer trimestre, el Banco Mundial proyecta un crecimiento de tan solo 4,8 % . Sin embargo, para la organización “hay indicios que sugieren un fortalecimiento de 5,4 % y 5,5 % en 2015 y 2016, respectivamente. Se espera que China crezca un 7,6 % este año, pero esto dependerá del éxito que tengan los esfuerzos relacionados con el restablecimiento del equilibrio. Si se presenta una caída abrupta, las repercusiones se sentirán intensamente en todo el continente asiático”.


Sin embargo, países con economías dominantes podrían cobrar un mayor impulso y crecer hasta 1,9% en lo que resta del año y llegar a 2,5% en 2015. “La zona del euro, en tanto, se ampliaría en un 1,1 % este año y la economía de los Estados Unidos, que se contrajo en el primer trimestre debido a las malas condiciones climáticas, se expandiría en 2,1 % (inferior a la predicción anterior de 2,8 %) en el mismo lapso” expone el reporte.


Los países en desarrollo de Europa y Asia central mantuvieron una recuperación modesta en el primer trimestre de 2014, a pesar de las dificultades provocadas por las turbulencias financieras y la situación de Ucrania. El producto industrial experimentó una aceleración impulsada por el aumento de las exportaciones a la zona del euro. En Asia central, la magra expansión de Rusia (un importante socio comercial y fuente de remesas), la disminución de los precios de metales y minerales y las restricciones en materia de capacidad interna han retrasado el crecimiento en 2014. En general, se cree que la situación que vive Ucrania ha reducido en un punto porcentual la expansión entre los países de ingresos medios y bajos de la región. Mientras este efecto pasa, se espera que el producto aumente levemente de un 2,4 % en 2014 (3,6 % en 2013) a 3,7 % y 4 % en 2015 y 2016, respectivamente. Por otra parte, el crecimiento de Rusia, que ha pasado a ser un país de ingresos altos, será apenas positivo (0,5 %) en 2014, para subir a 1,5 % y 2,2 % en 2015 y 2016, respectivamente.


La proyección de América Latina


Factores como los problemas internos, la caída de los precios de los productos básicos y el bajo crecimiento del PIB en Estados Unidos ,como resultado de la crisis climática, han afectado notoriamente la actividad económica en América Latina y el Caribe especialmente en Argentina, Brasil, México y Perú. Por el contrario, proyecta el Banco Mundial que Bolivia y Panamá crezcan en más de 5 % este año. Se estima, asimismo, que las “exportaciones regionales, incluidos los ingresos por concepto de turismo en el Caribe, se consoliden debido al mayor crecimiento en los países más avanzados y a mejoras en la competitividad luego de la depreciación de varias monedas ocurrida previamente. Esto, junto con el sólido y sostenido crecimiento de las inversiones a lo largo de la costa del Pacífico de Sudamérica y las fuertes afluencias de capital, genera un modesto aumento de 1,9 % del PIB regional en 2014 que se aceleraría a 2,9 % en 2015 y 3,5 % en 2016. Se prevé que Brasil, la economía más grande de la región, se ampliará este año en 1,5 %, lo cual es inferior a lo esperado, pero se fortalecerá a 2,7 % y 3,1 % en 2015 y 2016, respectivamente” concluye el informe.