8 °C
Especiales

¿Fobia al dentista?

|

Por: Dra. Ivonne Durandeau


Según el  Columbia Dental School (2012), en Estados Unidos, aproximadamente 35 millones de personas evitan ir al dentista a consultas regulares solo por miedo. ¿Sabía usted que aquí en el Reino Unido existe una línea telefónica de ayuda para orientarle en esta materia?


Según mi experiencia, podría enumerar algunas razones por la cual muchas personas  nos temen y dicen que somos un mal necesario.


Número 1: ¡La aguja! Sin comentarios…


Número 2: ¡El dolor!  Lógicamente todo el mundo odia el dolor y más sentirlo en una muela.


 Número 3: ¡La ansiedad! Una sensación de temor y aprehensión antes y durante la cita con el dentista. La amenaza de dolor provoca la ansiedad y convierte la cita en una terrible experiencia.


 Número 4: ¡El taladro! arma de destrucción sin dejar a un lado el sonido.


 Número 5: ¡mala experiencia con dentistas rudos!  Al intervenir en la boca del paciente con nuestras manos e instrumentos el paciente siente que invadimos su espacio  y que ya el control no está en sus manos.


 Número 6: ¡vergüenza!  A ser reprimidos.


Finalmente: ¡miedo al diagnóstico y a su correspondiente pago!


En una encuesta realizada en uno de nuestros países latinoamericanos se entrevistó a 1.500 personas de diferentes estratos sociales y esta es la opinión que se recogió:



 


¿Y tú, en qué grupo te anotas?


Algunos Tips para todos los pacientes en general:



  •  Convierte el ir al dentista en un hábito natural en tu vida. No acudas sólo cuando ya no soportes una molestia. Es necesario hacerse un chequeo al menos una vez al año.

  • Pide toda la información que sea necesaria a tu dentista de confianza. La desinformación sólo ayuda a incrementar el miedo.

  • En ocasiones el miedo va relacionado con la ansiedad, practicar yoga y otros ejercicios de relajación ayudan notablemente a vencer ese rechazo al dentista.

  • Pide a tu dentista que te dé todas las alternativas de tratamiento para tu caso  y así podrás elegir la mejor opción para ti  y que además se ajuste a tu presupuesto.

  • El medio ambiente es muy importante elige una clínica en la que te sientas relajado y cómodo.


Actualmente son muchos los tratamientos que no requieren anestesia,  pero de requerir la misma, existen técnicas de aplicación para minimizar la incomodidad del paciente y afortunadamente los equipos  modernos son menos ruidosos y producen menos vibración.


Último consejo: cepille sus dientes después de cada comida, use el hilo dental, ingiera una dieta equilibrada  y no  fume.  Esto le evitará algunas visitas al dentista.