8 °C
España

El Congreso respalda el futuro de la monarquía española

|

Por: Alba Formoso 


 


• El príncipe de Asturias será Felipe VI el 18 de junio.


• La ley de abdicación sale adelante con el apoyo del 85% del parlamento; 299 votos a favor, 19 en contra y 23 abstenciones. 


• La votación estuvo acompañada por banderas republicanas, ikurriñas y carteles a favor del referéndum. 


El proceso de abdicación de Juan Carlos I toca su fin. Tras el anuncio de dejar en manos de su hijo, el todavía príncipe de Asturias, la jefatura del Estado español el procedimiento para el cambio de rey, ha seguido los pasos esperados. Hay que recordar que en España ni la abdicación ni el proceso de sucesión estaban regulados por ley. De esta manera, y pasado el impacto sorpresivo de los primeros días, la Ley Orgánica que se necesitaba para preparar la coronación del príncipe de Asturias en el rey Felipe VI ya está firmada. El Congreso de los Diputados ha dicho ‘si’ a Felipe VI, hemiciclo concebido para la contraposición de argumentos y la discusión de posiciones de los políticos que consiguen la representación en el parlamento a través del voto ciudadano.


El proceso de votación en el Congreso se zanjó sin novedades y con escaso debate, la ley de abdicación salía adelante con 299 votos a favor, 19 en contra y 23 abstenciones. De los 350 diputados que componen el arco parlamentario han votado 341, los siete diputados que componen Amaiur han abandonado el hemiciclo antes de la votación, aunque sí permanecieron en el debate, y dos del Partido Socialista, que no han acudido.


La norma que asegura el futuro de la monarquía española ha conseguido el apoyo de más del 85% de la Cámara. PP, PSOE, UPYD, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro han votado que sí, mientras Izquierda Plural, ERC, el BNG, Geroa Bai,  Compromís y Nueva Canarias lo hacían en contra. Mientras los partidos nacionalistas de CiU, PNV, y Coalición Canaria se han abstenido. La ley recibía así de los 341 diputados 19 votos en contra y 23 abstenciones.


El propio Juan Carlos tendrá que sancionar la ley, así lo dicta el reglamento español en cuestión al aprobamiento de leyes orgánicas; se necesita la firma del Rey. La ceremonia y firma del adiós a 39 años en la jefatura del Estado por parte de don Juan Carlos  será el próximo 18 de junio en el Palacio Real, un día antes de la coronación efectiva de su hijo Felipe.


 


 


 La sucesión de la monarquía, debate de “unos pocos”


pág 16 foto 3


Una sucesión asegurada la de la monarquía española sin apenas sorpresas en la votación, ya que tal y como marca el reglamento español, para sacar adelante una ley es necesario de la mitad más un voto de los diputados en el Congreso. El Partido Popular con una cómoda mayoría absoluta de 186 escaños y el PSOE con 110 diputados no necesitan de pactos o coaliciones más allá de las propias. Cuestión matemática si el parlamento está compuesto por un total de 350 diputados.


Tras el anuncio de la abdicación muchos son los que salían a las calles para además de pedir o no un cambio en el modelo de Estado español exigir ser al menos preguntados. PP y PSOE se mostraron desde un comienzo fuera del debate, tal y como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy sentenció al inicio de la sesión de la votación, para el Ejecutivo “la forma política de Estado no está en el orden del día”. Sin embargo, el Congreso se llenó de pancartas que rezaban a favor del reférendum, escarapelas republicanas o ikurriñas, y más muestras de, cuanto menos desafecto a la continuidad de los Borbones.


La votación se ha realizado de manera individual y pública, por lo que los parlamentarios votaron uno a uno, en voz alta desde su escaño, gracias a la petición de la Izquierda Plural y el Grupo Mixto. Momentos los de las votaciones individuales que dejaron alegatos como "por más democracia voto no", "por la democracia y la república voto no" y "no, por más democracia y libertad" para decir no a la ley de abdicación. Entre ellos, el portavoz de Amaiur, partido que se ausentó de la votación entendiendo que la figura del rey es “un asunto que no concierne al pueblo vasco” gritaba “monarquía fuera”. Los diputados de la Izquierda Plural se han puesto en pie mostrando a la Cámara carteles de “referéndum ya”.


El presidente del Congreso, Jesús Posada, pedía al inicio de la sesión que los diputados se limitasen a responder “si, no o abstención”, sin embargo, no fueron sólo las voces díscolas en contra de la suceción las que se saltaron la norma. Juan Manuel Albeneda, del Partido Popular, votó “si, viva el Rey”, o la socialista Isabel López i Chamosa que prefirió un “sí, que se jubile”.


 


 


Proclamación de Felipe VI


pág 16 foto 1


El acto en el que se hará efectiva la subida al trono de Felipe de Borbón comenzará pasadas las 10 del jueves 19 de junio. Felipe jurará o prometerá su cargo vestido de militar, aún no se sabe que término preferirá utilizar el futuro monarca en el Congreso frente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Algunos de los elementos cuanto menos significativos de este acto son la ausencia de símbolos religiosos, ya que no habrá misa pública ni probablemente el crucifijó que sí presenció la ceremonía de Juan Carlos I, que por cierto, no acudirá al acto “para no restar protagonismo a su hijo” tal y como anunciaba la Casa Real. Sí lo hará la reina Sofía.


Después de la ceremonía de proclamación el futuro rey paseará por las calles de la capital española, desde el Congreso hasta el Palacio Real de Madrid. La Policía prepara un dispositivo de 1.900 antidisturbios venidos de diferentes puntos de España para la ocasión.