7 °C
Destacados

"Un rey renovado para una España nueva"

|

Por: Marta Pérez Landeira / Corresponsal desde España


 


Así de contundente se mostraba Felipe VI en su primer discurso como Rey de España. El monarca ha estado acompañado en todo momento por la Reina Letizia y sus hijas, Leonor Princesa de Asturias y la infanta Sofía.


El 19 de junio de 2014 perdurará en la memoria de todos los españoles. Aquel niño rubio, de ojos azules, un poco tímido, Príncipe de Asturias, Girona y Viana es desde hoy el Rey de España.


Tras un pequeño acto en Zarzuela, en el que Don Juan Carlos entregó al nuevo monarca el fajín de capitán general de los ejércitos, los reyes y sus hijas, se dirigieron en un Rolls Royce al Congreso de los Diputados. Allí les esperaban además de los principales representantes de los poderes del Estado, senadores, diputados y presidentes de las Autonomías.


En el centro de la tribuna del Congreso pudimos ver visiblemente emocionada a la Doña Sofía y la Infanta Helena. Don Juan Carlos no quiso asistir a este acto, para evitar robar el protagonismo a su hijo en un día tan señalado.


También estaba presente la familia de la nueva reina. Su padre Jesús Ortiz, acudió acompañado por su segunda mujer Ana Togores y su madre, Paloma Rocasolano se sentó con los abuelos de Doña Letizia.


En cuanto a las ausencias destacadas, la infanta Cristina, no ha acudido a ningún acto oficial de los que están teniendo lugar estos días en la capital, por su imputación en el “Caso Noós”. Sin embargo son varios los diarios digitales, que la sitúan en Zarzuela estos días para acompañar a su familia. Otra de las grandes ausentes este jueves ha sido Telma Ortiz, hermana de Doña Letizia y su marido Jaime del Burgo, aunque no han trascendido las causas por las que no han asistido.


A primera hora de esta mañana mucha policía nacional a pié de calle, e incluso por los aires. Varios helicópteros sobrevolaban el cielo de Madrid. En la Carrera de San Jerónimo, calle en la que está situado el Congreso se podían divisar varios francotiradores en los tejados. Un despliegue de seguridad que poco ha sorprendido, ya que estaba previsto que hoy se elevase la alerta antiterrorista para evitar cualquier tipo de imprevisto.


Casi con puntualidad inglesa, llegaba al Congreso la primera familia de España. La reina Letizia, vestida con un sobrio y elegante diseño blanco de Felipe Varela y sus hijas vestidas de la diseñadora gallega Pili Carrera, como también lo hicieron hace unos meses las hijas de la reina Máxima y Guillermo de Holanda.


El acto de jura de la Constitución fue bastante emotivo y tras un sentido agradecimiento por parte de Jesús Posada, Presidente del Congreso, a Don Juan Carlos, llegó el esperado discurso de Felipe VI.


Unas palabras en las que tuvieron cabida la unión de España, la solidaridad y el compromiso con la ciudadanía. Además el monarca manifestó estar orgulloso de los españoles y espera que los ciudadanos también lo estén de él.


Tras jurar la Constitución, los nuevos reyes y sus hijas salieron del Congreso y desfilaron por las calles de la capital, que hoy lucían más bonitas que nunca, llenas de flores blancas y banderas.


Previsiblemente estaba programado el recorrido fuese en el mismo coche, en el que hace diez años llegaba Doña Letizia a la catedral de la Almudena para contraer matrimonio con el heredero de la Corona. Aunque finalmente lo hicieron en un descapotable y Felipe VI hizo todo el recorrido de pié, en señal de respeto y agradecimiento a sus ciudadanos. Un detalle que seguramente permitió a más de uno ver un poco mejor la comitiva real. La Princesa de Asturias y la infanta Sofía realizaron el trayecto en un coche contiguo al de sus padres por motivos de seguridad.


Al finalizar el trayecto por las principales calles del centro de Madrid, la Familia Real saludó desde el balcón del Palacio Real, el más grande de occidente, según dicen. En ese momento se sucedieron los gestos de afecto más significativos del día; el tímido abrazo de los nuevos reyes o el cariñoso beso entre Don Juan Carlos y Doña Sofía.


A esta hora Don Felipe y Doña Letizia están saludando una por una las cerca de 2000 personas invitadas a una pequeña recepción, del mundo de la cultura, el deporte, la política y los negocios.


Después de unos días de intensa actividad política en Madrid, mañana se aprobará de manera urgente el aforamiento de Don Juan Carlos para tenerlo desprotegido ante la ley, el menor tiempo posible, y al fin todo volverá previsiblemente a la normalidad en la capital.


 


la foto-3


la foto-7


la foto-2


la foto-4