17 °C
Destacados

La incesante lucha contra el trabajo infantil

|

Más de 215 millones de niños trabajan actualmente en el mundo sin posibilidades de ir a la escuela, jugar o disfrutar de su infancia. En junio, la ONU conmemoró el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, sin embargo aún falta camino por recorrer para lograr la abolición de esta forma de explotación.


Por: Yohanna Rozo @yrozob


Según Unicef, los niños y niñas que tienen mayores probabilidades de ser víctimas del trabajo infantil son aquellos que viven en los hogares más pobres y en zonas rurales, resaltando que por lo general, el trabajo doméstico recae en millones de niñas quienes son obligadas a trabajar como empleadas domésticas, expuestas a la explotación y el maltrato.


Sin embargo, una de las preocupaciones permanentes de las organismos internacionales es la dificultad que tienen los niños trabajadores para educarse y recibir una educación de calidad.


De acuerdo a los reportes de la Organización de Naciones Unidas, de los 215 millones de niños trabajan en el mundo, muchos a tiempo completo, “más de la mitad están expuestos a las peores formas de trabajo infantil como trabajo en ambientes peligrosos, esclavitud, y otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas incluyendo el tráfico de drogas y prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados”.


Al respecto, la Organización Internacional de Trabajo propone que para 2016 se alcance la meta de la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, “en los próximos cuatro años el desafío consistirá en que la OIT trabaje de manera más centrada y estratégica para actuar como catalizador de una alianza mundial revitalizada en apoyo de la acción nacional encaminada a abolir el trabajo infantil” dice la ONU.


El reciente informe de la ONU, a propósito del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, conmemorado el 12 de junio, presenta varias estimaciones, una de ellas indica que para el año 2004 “había aproximadamente 317 millones de niños económicamente activos de 5 a 17 años de edad, 218 millones de los cuales podrían considerarse niños trabajadores. De estos últimos, 126 millones realizaban trabajos peligrosos. Las cifras correspondientes al grupo de edad más limitado de 5 a 14 años eran de 191 millones en el caso de los niños económicamente activos, de 166 millones en el de los niños trabajadores, y de 74 millones el de los que se dedicaban a trabajos peligrosos”. El número de menores trabajadores de 5 a 14 años de edad y de 5 a 17 años se redujo un 11% entre 2000 y 2004. Sin embargo, se redujo mucho más en el caso de los trabajos peligrosos: un 26% en el caso del grupo de 5 a 17 años y un 33 por ciento, en el de 5 a 14 años. Tal vez ha sido en ese momento cuando se ha visto una considerable reducción no obstante, aún hay que seguir trabajando en s métodos más efectivos para lograr que los niños no comiencen a trabajar demasiado temprano.


¿Cómo reducir el número de niños trabajadores?


Una de las formas como que los gobiernos podrían cooperar en el cumplimiento de esta meta es estableciendo la edad “en que legalmente pueden incorporarse al empleo o a trabajar”. La OIT, por su parte, dictaminó unos principios fundamentales en un Convenio que respecta a la edad mínima de admisión al empleo.



  • Trabajo peligroso
    Ninguna persona menor de 18 años debe realizar trabajos que atenten contra su salud o su moralidad.

  • Edad mínima límite
    La edad mínima de admisión al empleo no debe estar por debajo de la edad de finalización de la escolarización obligatoria, por lo general, los 15 años de edad.

  • Trabajo ligero
    Los niños de entre 13 y 15 años de edad podrán realizar trabajos ligeros, siempre y cuando ello no ponga en peligroso su salud o su seguridad, ni obstaculice su educación, su orientación vocacional ni su formación profesional.


RECUADRO: El trabajo infantil prohibido en el Derecho Internacional



  • Las formas incuestionablemente peores de trabajo infantil, que internacionalmente se definen como esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y actividades ilícitas.

  • Un trabajo realizado por un niño que no alcanza la edad mínima especificada para el tipo de trabajo de que se trate (según determine la legislación nacional, de acuerdo con normas internacionalmente aceptadas), y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.

  • Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina «trabajo peligroso»