13 °C
Gastronomía

Fútbol y comida, la combinación perfecta para el mundial de Brasil

|

Por: Marta Baena Sanz / martabaena.wordpress.com


 


 


Brasil espera este verano cientos de miles de visitas con motivo del mundial de fútbol 2014 que se está celebrando en su territorio. Pero las personas que viajen hasta allí no sólo van a poder disfrutar del espectáculo futbolístico que se está llevando a cabo, sino que también tendrán la oportunidad de conocer más a fondo un país nuevo y una cultura diferente, donde una parte fundamental se basará en la gastronomía brasileira.


De esta manera, es importante tener una idea del país al que se viaja y de qué tipo de alimentos pueden degustarse en su territorio. Por ejemplo, siempre ayuda conocer las influencias que pueda tener su cocina, en este caso, bastantes provenientes de Europa: portuguesas, italianas, españolas, alemanas; pero también hispanoamericanas, indígenas,  africanas, y a última hora, hasta japonesas.


En el siglo XVI la alimentación de los esclavos venía principalmente de África, donde el consumo de productos como el arroz, cuscús y los frijoles (que aún hoy mantienen su importancia) eran acompañamientos comunes de las carnes. Pocos eran, los que por esos tiempos, podían disfrutar de buenos platos de pescado. También eran populares las harinas de mandioca, naranjas y bananas; y ya por ese entonces se comenzaron a escuchar platos que aún siguen elaborándose hoy en día, como por ejemplo, la canja que era una sopa de gallina y arroz, que en la actualidad ha sufrido adaptaciones y se suele preparar normalmente con pollo.


Posteriormente, es en el siglo XIX y hasta el XX cuando comenzaron a llegar inmigrantes de Europa y otras partes del mundo, siendo especialmente importantes los alemanes que se adaptaron a los productos de la zona aunque incorporaron otros suyos como las salchichas; o los italianos, que sí que dejaron bien impresa su huella a través de sus aportaciones de pastas, risottos y pizzas.


 


 


Brasil dividida por regiones


La inmensa extensión del territorio (8 millones y medio de km²) hace que su cocina se divida a su vez en cinco zonas, a saber: Sur, Sudeste, Centro-Oeste, Norte y Nordeste, y provoca que incluso los platos que puedan degustarse en una región resulten desconocidos en otra.


Aunque, por supuesto, existen ingredientes comunes en todas las zonas como carnes (ternera, pollo, cerdo), pescados, mariscos, frutas tropicales y mandioca. Y platos populares que pueden verse en todo el país como la feijoada, estofado elaborado a base de frijoles negros y partes del cerdo, de origen portugués, considerado el plato nacional por excelencia.


Es la cocina del Amazonas, típica del Norte del país, la que se considera más exótica y con mayores influencias indígenas, donde pueden probarse carnes de cocodrilo, tortuga y pato, entre otras. Tiene guisos como la salsa tucupí de mandioca y el vatapá crema de camarones, leche de coco y pan, característicos de esta zona.


En el Nordeste se puede disfrutar de platos típicos como la moqueca elaborada con pescados, aceite de palma, sal y hierbas, el acarajé y el caruru crema de habas verdes, gambas, cebolla, pimienta y ajo. Pero también otras como la canja, descrita en párrafos anteriores o el dulce quindim crema de postre de yema de huevo, coco y azúcar.


En el Centro-Oeste abundan el arroz y la mandioca; mientras que en el Sur lo que reinan son los típicos churrascos y en el Sureste, además de la pamonha, pasta cocida de maíz con toque dulce o salado y envuelta en hojas de plátano, existe una mayor variedad cultural en cuanto a que reúne comidas internacionales, entre otras, china o francesa. Renombrados chefs franceses tienen restaurantes por esta región.


 


 


Gastronomía brasileña en Londres


Claro que si algo caracteriza a esta cultura son sus carnes, especialmente los churrascos son los que se están haciendo populares más allá de sus fronteras. En ciudades como Londres los brasileños están consiguiendo hacerse un hueco en el mercado gracias a esta pasión ganadera (ternera, pollo, cerdo) que se convierte en el producto estrella de sus restaurantes.


Así encontramos cadenas hosteleras como Cabana, Rodizio Preto o Rodizio Rico, donde la mentalidad de buffet libre adopta una postura singular que consiste en que las carnes, ensartadas en palos de hierro y cocinadas a la parrilla, son servidas por los camareros que se van paseando por el comedor de plato en plato y cortando la cantidad que cada comensal estime oportuna.


Otros restaurantes de menú, basados también en la churrasquería, como el Café Brasil (Fulham) sirven una variedad de platos y aperitivos, aunque igualmente incluyen un catering para vegetarianos, o el Guanabara (Covent Garden) y el Made in Brazil (Camden) impregnados del espíritu del carnaval brasileño donde se puede disfrutar de una variada selección de cócteles, además de carnes y tapas.


 


Consejos durante el mundial en Brasil


Debido a los problemas sanitarios y a las epidemias que pueden darse en las grandes aglomeraciones de gente, como ocurrirá durante este mundial de fútbol, los expertos recomiendan a los visitantes que beban agua embotellada (eso incluye tener cuidado con la procedencia de los hielos), tomar preferiblemente alimentos cocinados o hervidos y evitar ingerir ningún producto crudo y sin garantías.


Para aquellos que planeen comer en los estadios es también útil saber una media de las comidas que pueden encontrar y qué precios pagarán por ellas. Unos snacks básicos de hamburguesas o tortillas con sabor a queso pueden variar desde las 2 hasta las 3 libras y media (8-13 reais brasileños). Las bebidas oscilan en torno a las 2 libras, y si ya quiere algún plato más tradicional del país, tipo feijoada o aperitivos de cerdo o pollo, se estima en torno a 4 libras (15 reais), precios elevados tratándose de Brasil, aunque pueden ser asequibles para el bolsillo extranjero.


Claro que si lo que realmente quieren es integrarse en la gastronomía brasileña deberían atreverse a probar alguno de los platos anteriormente descritos, o si planean llevarlo al estadio hacerse con un menú del estilo take away occidental, como por ejemplo el acarajé bocadillo o empanada con variedades de relleno. Y para beber alguna denominación de origen como la guaraná un tipo de gaseosa, la cachaça considerada su bebida insignia y patrimonio cultural que proviene de la caña de azúcar fermentada y contiene entre un 38% y el 51% de alcohol. Puede disfrutarse sola, aunque es común beberla como base de la famosa caipirinha. Parecida es la caipiroska elaborada con vodka.


 


SABIAS QUE…



  • Se considera a Brasilia la capital mundial de gastronomía por su amplia variedad.

  • La receta del vatapá suele ser el relleno del acarajé.

  • Está demostrado que la guaraná contiene efectos medicinales para el cuerpo y la salud.


 


Captura de pantalla 2014-06-26 a la(s) 14.19.10