8 °C
Reino Unido

Reino Unido autoriza la fracturación hidráulica para extraer gas del subsuelo

|

Por: Naiara Álvarez Panizo


 


 


Tanto asociaciones de protección medioambiental como simples ciudadanos se han estado manifestando en contra de esta nueva y agresiva práctica de extracción de gas que fue aprobada por el Gobierno Británico el pasado mes de diciembre. Todo comenzó cuando se descubrieron grandes reservas de gas a los alrededores de la población inglesa de Lancashire, pero ¿cómo se extrae ese gas? Pues bien, antes de comenzar la extracción se han de hacer pruebas, para lo que es necesario abrir varios pozos para comprobar si va a ser posible realizar las tareas de extracción o no. Pero eso no es todo, una vez que se decide que la localización es apta para extraer, el proceso es el siguiente:


En los pozos perforados se inyecta a alta presión, una mezcla de agua tratada químicamente, arena y productos químicos tóxicos. Estos líquidos tóxicos, se derraman en las tuberías, válvulas abiertas y vehículos de transporte, contaminando así los arroyos locales. El líquido de la fracturación se filtra por las fisuras y contamina también los acuíferos. Ese mismo líquido es, por otro lado, bombeado unos 2000 metros o más en dirección al subsuelo y se hace lo mismo también en dirección horizontal, consiguiendo liberar el gas natural por las fracturas que se crean. Uno de los grandes problemas es que ese líquido cargado de componentes químicos y dañinos para la salud, permanece en el subsuelo dado que no es biodegradable. La alta presión con la que se trabaja genera más fracturas, liberando así más gas metano y a su vez el famoso liquido también sale al exterior, es cuando el beceno, el metano y otras sustancias cancerígenas contaminan los acuíferos locales, lugares de donde se extrae el agua que bebemos, el que llega a los hogares.


Entonces ahora surge la pregunta ¿es esto un adelanto industrial? Sí, lo es, pero deja de ser interesante cuando pone en riesgo tantas cosas, cosas tan serias e importantes como es el medio ambiente y la salud humana. Se habla de vertidos y liberación de gases como quién tira caramelos en un colegio, sin darse cuenta de hasta dónde puede llegar esto.