18 °C
Reino Unido

'Etiquetas de sobriedad' para tratar a criminales ebrios

|

Por: Ulysses Maldonado


 


 


Hasta 150 personas llevarán etiquetas en el tobillo para comprobar si incumplen su prohibición de beber,  estarán en prueba durante 12 meses en un plan lanzado por el alcalde de Londres, Boris Johnson, que sirve de advertencia para los posibles criminales bajo un estado de ebriedad.


Las personas que cometan crímenes relacionados con el alcohol serán forzados a usar monitores de tobillo que vigilan su ingesta alcohólica al registrar niveles de alcohol en el sudor cada media hora, anunció el alcalde de Londres el pasado jueves


Esta medida estará cubriendo cuatro partes del sur de Londres. Se trata de una etiqueta, obligatoria para los infractores, que mide los niveles de alcohol en transpiración y transmiten las lecturas a una estación base en el hogar. Si se detecta alcohol, la “etiqueta de sobriedad” enviará una alerta a los oficiales de libertad condicional y el incumplimiento de la orden, o la alteración de las etiquetas, puede traer penas de prisión y multas.


La policía de Northamptonshire lanzó un régimen voluntario usando las mismas etiquetas en mayo, pero sólo tres personas han sido equipadas con ellos. El plan de prueba  de Londres espera involucrar hasta 150 personas, que serán excluidos de beber alcohol durante 120 días.


El esquema de "etiqueta de sobriedad" fue lanzado por el alcalde de la ciudad, Boris Johnson, quien visitó la corte de magistrados en Croydon, una de las áreas para poner a prueba la tecnología, junto con Lambeth, Southwark y Sutton.


Según Boris Johnson, la nueva medida es “un enfoque que ha visto resultados impresionantes en los Estados Unidos, manteniendo a los bebedores controlados y me alegra que ahora podemos lanzar un proyecto piloto en Londres".


Las etiquetas, fabricadas por Alcohol Monitoring Systemsun, monitorean el paradero y exigen el cumplimiento del toque de queda nocturno. Sus transportistas estarán obligados a estar en casa en ciertos momentos del día, generalmente dos veces, así como la estación base puede leer las mediciones de alcohol de la etiqueta. Si no hay lecturas recibidas en 48 horas esto es visto como una violación de la orden. A los infractores se les  dará una serie de directrices, incluso teniendo cuidado de no rociar perfumes que contengan alcohol en la etiqueta o sumergirla en baños de agua o piscinas; solo las duchas estarán permitidas durante el periodo de seguimiento.