13 °C
España

Exitosa repatriación del primer español infectado por el ébola

|

Por: Ricardo Miranda


 


 


Miguel Pajares y Juliana Bohana Bohé ya están de vuelta, pero puede que les salga caro. El traslado, calificado como "éxito" por el Ministerio de Sanidad, podría ser abonado —aún no se sabe si todo o en parte— por la orden de San Juan de Dios a la que pertenece el sacerdote y que fue la que solicitó la repatriación. El cura volvió acompañado por la ciudadana española de origen ecuatrioanoguineano que prestaba su ayuda como enfermera y que, a pesar de que las pruebas han sido negativas, viajó con él por temor a ser contagiada.


Pajares es el primer español y europeo infectado con el virus ébola trasladado al continente tras el último brote de la epidemia que ya se ha cobrado la vida de casi un millar de personas en África, en lo que ya es el virus más mortal de la historia. Pajares estaba junto a otras cinco personas en el hospital de Monrovia, que permanece cerrado desde entonces. Entre ellos la hermana congoleña Chantal Pascaline y la ecuatoguineana Pacienca Melgar, que también están infectados. De hecho, el sacerdote se contagió mientras cuidaba del director del hospital, el camerunés Patrick Nshamdze, que murió la semana pasada a causa del virus.


Actualmente, Pajares, natural de La Iglesuela (Toledo), se encuentra débil, con fiebre y aislado en la sexta planta del hospital La Paz-Carlos III. Pero desde su llegada presenta una situación clínica estable y sin hemorragias, que es lo más importante ya que los sangrados son signos de un empeoramiento. De ahora en adelante, y por petición expresa del paciente, no habrá más datos oficiales y públicos de su evolución. Por otro lado, las pruebas practicadas en Madrid a Bonoha Bohé han confirmado que no está infectada con ébola. Pese a ello, permanece en aislamiento como parte del protocolo de seguridad. Ahora cuentan con habitaciones con presión negativa (salas en las que no puede salir ni entrar el aire) y otras medidas de aislamiento, como exclusas individuales para sacar los residuos sanitarios en condiciones de seguridad.


La OMS ya ha declarado la emergencia de salud pública mundial y alerta del peligro ante la seriedad de la epidemia y la posibilidad de que aumenten los contagios en otros países. Sin embargo, considera innecesario prohibir los viajes o el comercio con Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria, los países afectados por el brote "a menos de que se trate, de manera específica, de personas infectadas o que hayan estado en contacto con un enfermo", ha señalado el director general adjunto del organismo, Keiji Fukuda.