7 °C
Reino Unido

La policía inglesa sigue en la búsqueda del posible yihadista de origen inglés

|

Por: Ricardo Miranda


 


 


Tras difundirse el vídeo de la muerte del periodista norteamericano Foley, el primer ministro británico James Cameron canceló momentáneamente sus vacaciones –ya que ya está de vuelta en Cornualles– para presidir en Downing Street diversas reuniones con expertos del Foreign Office y del Ministerio del Interior y anunciar que parece “cada vez más posible” que el asesino del periodista estadounidense sea un ciudadano británico.


Cameron cree que no hay necesidad de endurecer la actual legislación a pesar de que se cree que el terrorista que aparece en él es inglés. Lo que el primer ministro sí considera necesario es centrar su atención en los cerca de 250 británicos que se supone que han vuelto de Siria después de luchar junto a la fuerza islamista que ahora se hace llamar Estado Islámico.


“Esto es profundamente preocupante, pero sabemos que muchos ciudadanos británicos han viajado a Irak y Siria para formar parte del extremismo y de la violencia. Ahora lo que debemos hacer es redoblar nuestros esfuerzos para impedir que sigan yendo”, dijo el primer ministro en una breve declaración tras la reunión con el gabinete. Y es que se estima que entre 400 y 500 británicos y hasta 700 franceses han viajado a Irak o a Siria para incorporarse a la yihad o guerra santa. Hasta el momento, el Gobierno ya ha retirado el pasaporte a 23 británicos para intentar impedir que viajen a la zona y ha revocado la ciudadanía británica a otras siete personas.


También el exdirector de inteligencia del MI6, Nigel Inkster, ha urgido a los ministros a reconsiderar la política que se aplicará a los yihadistas que vuelven de Siria, advirtiendo que “arrojar a todo el mundo a la cárcel” puede empeorar la situación con el Estado Islámico. “Probablemente necesitamos empezar a pensar acerca del retorno de aquellos que están recluidos. Desde luego, es seguro que el supuesto de que no toda esa gente seguirá entre sus filas, algunos de ellos querrán hacerse a un lado. Creo en la necesidad de empezar a desarrollar políticas de aproximaciones que puedan constituir un descenso en el número de personas que esa gente lidera y traerlos de vuelta a la sociedad convencional” dijo Inkster.


A su vez, la policía británica sigue intentando identificar al yihadista con acento inglés que aparece en un vídeo seccionando la cabeza del periodista estadounidense James Foley, que había sido secuestrado en Siria en 2012. En el vídeo lanza una serie de amenazas al presidente Barack Obama y a Estados Unidos y justifica la ejecución del periodista por las intervenciones aéreas de las tropas estadounidenses en Irak y amenaza con seguir matando a civiles estadounidenses sino los ataques no cesan.


Desde The Guardian sostienen que un periodista francés dice que lo vio con sus propios ojos. El periódico cree que se trata de un joven de Londres o del sur de Inglaterra al que en Siria apodaban John y que está al mando de otros tres ingleses y que juntos les apodan ‘Los Beatles’. Éstos se encargan de la vigilancia de occidentales secuestrados en la plaza fuerte islamista de Raqa y que ha sido clave en el pasado en las negociaciones para liberar a 11 personas secuestradas. Un antiguo rehén citado por el diario que estuvo un año en Raqa le define como “un hombre inteligente, educado y devoto creyente de las enseñanzas del islamismo radical”.


Una fuente del Gobierno filtró al periódico británico que puede que el encapuchado no sea el asesino. Una detallada examinación del vídeo relevó que está compuesto por varias tomas y que puede que el Estado Islámico haya usado a Jhon como elemento propagandístico para expandir su mensaje con un acento inglés. “El lenguaje corporal no sugería que el asesinato tuviera lugar en ese sitio ni con el arma que vídeo sugiere”, cita la fuente. También está convencido de que el MI5 y el MI6 conocen perfectamente la identidad de los ahora apodados ‘Beatles’. “Estoy dispuesto a apostar todo mi dinero a que conocían a uno o todos ellos”, aseguró.