13 °C
Mundo

Estados Unidos desbordado por el racismo

|

Por: Alba Gallego


 


 


El asesinato de un joven afroamericano a manos de la policía el pasado martes ha abierto un nuevo capítulo en la ola de enfrentamientos raciales que azota el sur de Estados Unidos desde hace varias semanas atrás.


La muerte del joven ha trascendido en el marco de un contexto especialmente delicado. El suceso tuvo lugar durante la tercera jornada del toque de queda impuesto por las autoridades tras las ingobernables revueltas que sacudieron las calles de la localidad norteamericana de San Luis en días posteriores. Finalmente el fiscal general, Eric Holder, decidió levantar la imposición de horarios esgrimiendo que la gente tiene derecho a manifestarse.


El fallecido, de 23 años, había robado en una tienda a punta de cuchillo y, según las declaraciones de los agentes que acabaron con su vida, se aproximó a los policías empuñando el arma y haciendo caso omiso de las advertencias de estos, quienes le aconsejaron mantener una distancia prudencial. “Disparadme ahora” apuntó desafiante el joven y, a tenor de las declaraciones de los oficiales, mantuvo en todo momento una “postura de ataque” sin dejarles otra elección más que abrir fuego. “Entendemos lo que está ocurriendo en Ferguson, pero todo agente de la policía tiene derecho a defenderse", dijo Sam Dotson, el jefe de la policía de San Luis.


Culminaban así 11 días de disturbios desatados tras la muerte del adolescente de raza negra, Michael Brown, a manos del policía local Darren Wilson. El joven falleció tras el pasado 9 de agosto después de ser disparado hasta 6 veces por el oficial, pese a estar completamente desarmado. Tras una primera autopsia privada encargada por la familia de la víctima, Eric Holder, ha encargado al personal médico federal un segundo estudio del cuerpo ante las revelaciones desprendidas de la primera revisión "debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown", según informó el portavoz del Departamento de Justicia, Brian Fallon, en un comunicado. Este segundo examen patológico dijo que el equipo que examinó el cadáver todavía no puede afirmar con seguridad cómo le fueron infligidas las heridas y consideró necesario tener más información. Por el momento, Darren Wilson no ha sido penalizado y aunque se encuentra de baja mantiene su empleo y sueldo.


 


 


 


BATALLA CAMPAL


 La revelación de un video en el que podía verse a Brown participando en un robo la semana anterior a los altercados, definitivamente tuvo un efecto incendiario. El gobernador del Estado de Missouri, Jay Nixon, lamentó la publicación del video y aseguró que "menospreciar la reputación de la víctima en medio de un proceso como este no está bien", en declaraciones para la entrevista con el programa "Meet the Press" de NBC, donde remarcó que ni él, ni la Patrulla de Carreteras, ni las autoridades federales sabían que la Policía local iba a difundir el video. El punto álgido de las protestas se dio la noche del domingo, cuando en el marco de las protestas pacíficas organizadas por los vecinos del barrio de Ferguson y aledaños, una serie de individuos, se sospecha que externos a la comunidad, desplegó un arsenal de cócteles Molotov y armas de fuego contra los agentes que contenían la manifestación y saquearon varios comercios además de intentar bloquear las carreteras, en lo que ha sido calificado por los policías como un ataque “coordinado”. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma. La mañana del lunes, Nixon anunció el despliegue de un operativo de la Guardia Nacional para restablecer la paz y el orden en la localidad de Saint Luis, a la que pertenece el barrio de Ferguson.


El presidente Barack Obama aseguró que estará “observando” en los próximos días para “evaluar” si la entrada en escena de estas fuerzas de seguridad “ayuda en lugar de dificultar”. A los residentes de Ferguson, Obama les ha rogado mantener la calma e impedir que la minoría que ha incurrido en actos violentos socave las demandas legítimas de justicia: "Aunque entiendo las pasiones y la rabia a raíz de la muerte de Brown, entregarse a esta rabia saqueando o llevando armas de fuego e incluso atacando a la policía sólo sirve para elevar la tensión" aseguró el presidente.


La creciente tensión racial ha obligado a la agencia del FBI a desplegar un operativo de 40 agentes en la región para contener las protestas y esclarecer los sucesos acaecidos desde el asesinato de Brown dos semanas atrás.


 


 


ENFRENTAMIENTO RACIAL EN CIFRAS


 El instituto norteamericano Pew Research Centre publicaba hace escasos días una encuesta que revelaba que un 80% de la población estadounidense sondeada está “preocupada” por las “cuestiones raciales”. En cuanto a la violencia policial, la mitad de las personas blancas preguntadas calificaba la actuación de las fuerzas de seguridad como excesiva, una cifra que se elevaba a dos tercios en el caso de los afroamericanos encuestados y, dentro del mismo grupo, bajaba hasta una quinta parte en cuanto a los que confían en el curso de las investigaciones.


Terry Jones, profesor de Ciencias Políticas y Políticas Públicas en la Universidad de Misuri-San Luis afirma que desde 1917, cuando se registraron choques violentos entre trabajadores negros y blancos en una fábrica en la otra orilla del río Misisipi, en el Estado de Illinois, no se registraba en el área metropolitana de San Luis una protesta violenta de este calibre por motivos raciales. La marea de indignación de los últimos días es la más relevante de la comunidad negra en Estados Unidos desde que hace un año tuvieran lugar manifestaciones en país por la exoneración del vecino de Florida que, en 2012, acabó a tiros con la vida de Trayvon Martin, otro joven negro desarmado.


Asimismo, según un informe de 2013, la policía de Ferguson detuvo y arrestó a los conductores negros casi el doble de veces más que a los blancos. Es una disparidad habitual en el conjunto de EE UU. El ingreso promedio también marca una diferencia entre los 33 mil dólares al año para una persona de raza negra, una persona de raza blanca gana alrededor de 20 mil dólares más por año y los latinos reciben en promedio 6 mil dólares más al año.


 


 


REACCIONES


 A la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, la sudafricana Navi Pillay, esta cadena de altercados le recuerda “a la época del apartheid”, los años de supremacía blanca durante los que se condenaba a condiciones esclavistas a los ciudadanos afroamericanos en la Sudáfrica previa a Nelson Mandela. Pillay apuntilló además que “hay muchas partes de Estados Unidos donde el apartheid está floreciendo”.


La organización de derechos humanos Human Righs Watch, envío en calidad de representantes a dos de sus miembros para estudiar la situación en el terreno, a través de reuniones con miembros de la comunidad y elaborar un informe imparcial de los sucesos.


Familiares, amigos y ciudadanos de Ferguson pidieron este domingo justicia en un acto en el que el líder de la comunidad afroamericana, el reverendo Al Sharpton, y Martin Luther King III, hijo del activista de los derechos civiles, pidieron paz, unidad y un mayor acercamiento de la Policía a la comunidad afroamericana. "Nuestros departamentos de policía necesitan relaciones humanas diversidad y entrenamiento de sensibilización", aseguró Luther King.