16 °C
Recordando

La celebración del Festival de Salzburgo y su recuerdo a Mozart

|

Por: Lucía García / luciagrcgrc@gmail.com


 


 


El Festival de Salzburgo es uno de los festivales de música y teatro más importantes del mundo. Este tiene lugar en la ciudad austriaca de Salzburgo, lugar de nacimiento de Mozart. Su origen se remonta al año 1920, cuando tuvo lugar la primera edición de este festival. Desde 1973 se celebra una edición en pentecostés, dedicada a la música clásica y barroca y otro en la época de pascua desde 1967.


El festival de verano tiene lugar en los meses de julio y agosto, durante los cuales la ciudad de Salzburgo se convierte en punto de encuentro de los mejores artistas de música clásica.


Los orígenes de tan importante cita tienen lugar a mediados del siglo XIX cuando se comenzaron a organizar diferentes festivales en torno a la figura de Mozart. Pero fue en 1918 cuando se reunieron Hugo Von Hofmannsthal, Richard Strauss y Max Reinhardt, poeta, compositor y director respectivamente, y crearon dicho festival con el objetivo de rememorar la figura de Mozart y como proyecto para la paz y la reconciliación entre los pueblos de Europa tras la Primera Guerra Mundial.


El primer Festival oficial de Salzburgo tuvo lugar el 22 de agosto de 1920 con la puesta en escena de una de las obras de Hofmannsthal en las escaleras de la fachada de la catedral. Esta tradición se ha seguido manteniendo a lo largo de los años y la obra se representa en el mismo lugar como apertura del festival.


Uno de los lugares más emblemáticos donde tiene lugar el festival es en el Festspielhaus, conocido como Haus für Mozart, literalmente “Casa para Mozart”. Este se construyó en 1926 y a lo largo de los años ha ido sufriendo varias remodelaciones. Dicho edificio fue antiguamente el lugar ocupado por los establos del Arzobispo de Salzburgo. Los otros dos escenarios principales que acompañan el Festspielhaus durante la celebración del festival son: el Felsenreitschule, “La Escuela de Equitación de la Roca” y el Grosses Festspielhaus, “Gran Casa de los Festivales”.


Con la expansión de la Alemania nazi y la llegada de la Segunda Guerra Mundial el festival sufrió diversos cambios. Tras la anexión de Austria al imperio nazi muchos directores y artistas decidieron no participar ese año en Salzburgo en señal de protesta y algunos de ellos tuvieron que exiliarse. Además el Festspielhaus sufrió varias remodelaciones para adaptar su estética al gusto nazi. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial el programa del festival se redujo significativamente llegando a suspenderse la edición de 1944, año durante el cual solo se representaron un concierto y un ensayo general de ópera.


En las últimas décadas y con la llegada de nuevos directores el Festival ha llevado a cabo algunos cambios significativos. De las representaciones más tradicionales en la antigüedad se ha pasado a nuevas producciones de ópera y varias actuaciones en colaboración con otros teatros especializados en esta disciplina. Además se ha prestado especial atención al público joven remodelando las tarifas y los sistemas de subscripción, y prestando atención a los jóvenes compositores, creando la serie “Next generation”.


Durante el año 2006 y para conmemorar el 250 aniversario del nacimiento de Mozart se pusieron en escena 22 óperas del músico de Salzburgo en lo que se convirtió uno de los acontecimientos más destacados de toda la historia del Festival. También fue en este año cuando se llevó a cabo una de las remodelaciones del Festspielhaus y se le rebautizó con el nombre de Haus für Mozart que fue modernizado y adecuado para la representación de las obras del compositor.


 


 


Foto 3