13 °C
Destacados

Una fórmula eficaz para financiar tu Marca Profesional

|

Por Fabián González H. @Fabiangonzalezh


Uno de las preguntas más frecuentes para los profesionales que quieren empezar a construir su marca profesional radica en el hecho de no saber cuánto puede costar todo ello y pese a que hoy en día varios de las herramientas que existen son gratuitas, hay aspectos de imagen y entrenamiento (como fotos para perfiles, dominio para blog, logotipos, ropa y algunos cursos) que merecen la pena hacer alguna inversión.


Hoy en día vivimos en medio de la generación de profesionales más endeudada de la historia, subyugados a un trabajo más por la necesidad económica que porque el amor a éste. Vivimos en un sistema que ha creado una falsa idea de éxito, basándose más en el tener que el ser. Lo peor de todo ello es que las profesionales han caído en la trampa de vivir como esclavos en una carrera de ratas que pareciera no tener fin.


Lee muy bien estas líneas que siguen a continuación, “la gestión correcta de tus finanzas personales son cruciales para invertir en la creación de tu marca profesional”.  ¿Qué hacer al respecto? ¿Cómo podríamos balancear nuestra vida financiera invirtiendo más en nosotros mismos?


Hace tres años cuando empecé a darme cuenta de la importancia de tomar parte de mi ingreso para invertir en mi formación e imagen personal entendí que tenía que ser intencional si quería tener un posicionamiento claro y con coherencia, simplemente no me podía permitir que al crear el  concepto de la Marca Profesional no tuviera esto definido.


Hoy quiero darte una fórmula que he usado por más de 10 años en el manejo de mis finanzas personales. Esta fórmula define que cada uno de los gastos que tenemos tiene un nombre y una clasificación y a cada uno de ellos debemos asignarle un porcentaje. Hay dos de ellos que sin duda  impactaran directamente en la financiación de tu marca:


10% Educación: Este ingreso debes invertirlo en mejorar tu nivel de inteligencia financiera, cambiar tu “chip financiero” compra libros, aprende nuevos conceptos, asiste a cursos, revisar videos en fin procura aprender algo nuevo con relación a cómo manejar tu dinero más sabiamente.


10% Inversión: Este es el dinero que a mediano o largo plazo redundará en más dinero para ti, es la “gallina de los huevos de oro” que debes alimentar buscando nuevas oportunidades para invertir, tu marca profesional está incluida en este rubro.


10% Ahorro: Es tu colchón financiero, en donde acudirás en caso de emergencias, es el dinero que te ayudará a tener siempre un as bajo la manga, no debes tocarlo y lo ideal sería que hicieras de cuenta que no lo tienes.


10% Donación: Si crees en la ley de la siembra y la cosecha, esta es la mejor manera de demostrarlo, al regalar parte de tu dinero a una causa especifica estas poniendo en circulación un principio de abundancia, hacer esto tiene una connotación espiritual muy fuerte y no tendría espacio suficiente como para explicártelo en este artículo, tendrías que experimentarlo por ti mismo para que entiendas de lo que hablo.


10% Entretenimiento: aquí es donde las personas normalmente malgastan el dinero y no dejan oportunidad para los primeros tres conceptos, sacas tus cuentas y verás que si hoy el dinero te es escaso podría ser por causa de este ítem, no quiero decir que no puedas divertirte, ir al cine, un restaurante o incluso viajar, pero procura siempre ponerle un techo no superior al 10%.


50% Necesidades Básicas: Aquí es donde se agrupan los gastos de transporte, alimentos, servicios públicos y renta o hipoteca, sé que pensaras que el 50% podría ser muy poco, pero lo único que te puedo decir es que si tus finanzas personales actualmente supera este porcentaje estarás cometiendo suicidio financiero y nunca saldrás de la inacabable carrera de ratas.


Para terminar quiero darte algunas claves prácticas que te ayudaran a llevar mejor esta nueva forma de trabajo:


1. No gastes más de lo que ganes, parece elemental pero cuando la gente no lo hace se crea la deuda.


2. Haz un presupuesto y lleva un registro de tus ingresos y gastos.


3. Maneja tus cuentas bancarias por separado de acuerdo a cada item, si te resulta muy complicado maneja tu dinero físicamente, distribúyelo en sobres para controlarlo mejor.


4. No hagas préstamo de dinero que no estés en capacidad de regalar.


5. Antes de comprar procura tener tres opciones diferentes y preguntante si realmente lo necesitas.


Qué te parece, invirtiendo sabiamente tu dinero podrás impulsar tu marca profesional. Ahora es tu turno…