0 °C
Especiales

¿Ficción o realidad?

|

Por: Nagore Valero


 


 


La Real Academia Española define la ficción como “Invención, cosa fingida” mientras que la realidad la define como “Verdad, lo que ocurre verdaderamente”. Claramente, en este artículo no voy a intentar explicar cual es la diferencia entre estos dos términos porque, además, seguramente ya lo sabréis. La cuestión es que muchas veces los dos conceptos están muy unidos, es decir, nos han explicado historias, mitos, hechos científicos etc. Pero a medida que pasan las décadas y los siglos, florecen nuevas informaciones y esa realidad que creíamos en aquel entonces se vuelve ficticio.


Tampoco es mi intención desbancar todas las teorías o las historias que seguimos creyendo hoy en día, simplemente quiero informar sobre hechos que más tarde han tenido alguna que otra controversia.


Vayamos a siglos atrás, a la época donde Homero dio vida a la guerra entre el pueblo greco Aqueo y los troyanos, llamada la guerra de Troya donde resultaron victoriosos los primeros. Esta guerra se encuentra en la mitología griega, un acontecimiento que no se sabe si fue real o, sencillamente, un mito. Homero relató que en dicha guerra los Aqueos atacaron el pueblo de Troya a causa del secuestro de la princesa Helena de Esparta que estaba casada con Menelao, el rey de Esparta. El causante fue Paris, el príncipe troyano, aunque no se sabe si fue éste el motivo, o porque Troya poseía varios territorios como el estrecho de Dardanelos (estrecho entre el Mediterráneo y el Mar negro) y la costa de Asia Menor (hoy en día propiedad de Turquía). Así comenzó la guerra y la formación de uno de los símbolos más conocidos e interesantes de la historia, en aquel entonces mostraba un signo de paz, el caballo de Troya, pero provocó un completo desastre en la ciudad de Troya. Sin embargo, la duda también ronda en el asunto de que si trataba, realmente, de un caballo, o era un ariete, un arma que se utilizaba para atravesar puertas. Es cierto que se pudo haber confundido ya que la muralla troyana tenia un volumen de 4,5 y una elevación de 4 metros. Además, estaba fortalecida con tierra y especialmente construida con tierra para soportar los golpes de los arietes, por eso, no tuvieron más remedio que montar un ariete con una estructura mayor de 4 metros. Esa construcción seguramente contase con soportes teniendo una forma parecida a un caballo, y de allí, el nombre.


De la antigüedad, viajemos a la luna. Hace unos años se dudo sobre los primeros pasos que se dieron en la luna. Una fotografía causó discusiones en todo el mundo donde se debatía a Neil Armstrong como el primer hombre que piso la luna en 1969. Hay varias teorías respecto a este tema, algunos indican que todo lo que notificaron al mundo real no es verídico por la falta de información y, al no grabarse el viaje, no hubo manera de certificar que realmente lo hizo. Otros indican que es imposible marcar esa huella tan marcada y clara en la luna cuando ésta es completamente seca. Este tipo de huellas solo ocurren cuando la arenilla esta mojada. Finalmente, hay discusiones en el que no fue el mismo Neil Armstrong quien sacó la foto, sino Buzz Aldrin, el segundo hombre en pisar la luna. Su intención era estudiar las propiedades de la superficie de la luna e hizo la imagen de su pie.


Sigamos con otras historias, y esta vez, la de los vikingos. Esos seres guerreros navegantes que van por el océano con un aspecto terrorífico y que podrían asustar a cualquiera. Si quisiéramos describirlos, lo primero que nos viene a la cabeza seguramente serian esos cascos particulares con dos cuernos conocidos por cualquiera. Lo que no se sabe, es que esos cascos no llevaban cuernos, fue una invención de Gustav Malstrom, un pintor sueco que ilustro a los vikingos en 1820 en “La Saga de Frithiof” pero al no resultarles tan temibles, los dibujó con cuernos. No obstante, esta imagen obtuvo su importancia en el período de cuatro óperas épicas o dramáticas, como lo prefería el propio autor Richard Wagner, que formaban “El anillo del nibelungo”, fundamentada en el mito germánico. El protagonista malvado lleva un casco con cuernos y así, actualmente, una imagen de un vikingo sin cuernos nos resultaría inverosímil.


Por último, pasemos a uno de los personajes más famosos de la historia que dio vida al dibujo de animación Mickey Mouse, Walt Disney. O bueno, eso es lo que se ha relatado, lo cierto es que el real creador de este dibujo fue Ub Iwerks, animador y socio del propio Walt Disney que le dejo participar en su autoría ya que Disney escasamente sabía dibujar. Es cierto que la personalidad de Mickey y la voz fue formada por Walt pero la primera versión fue creada por su amigo. Actualmente, una imagen del ratón cuesta alrededor de 148. 500 dólares.


En suma, quien sabe hoy en día lo que es real y lo que es ficticio si después de décadas aparecen discusiones de lo que fue y de lo que ha sido. Quien sabe si el futuro seguirá de la misma manera y con las interpretaciones que ha contado el pasado.


 


 


Hace unos años se dudo sobre los primeros pasos que se dieron en la luna. Una fotografía causó discusiones en todo el mundo donde se debatía a Neil Armstrong como el primer hombre que piso la luna en 1969 Hace unos años se dudo sobre los primeros pasos que se dieron en la luna. Una fotografía causó discusiones en todo el mundo donde se debatía a Neil Armstrong como el primer hombre que piso la luna en 1969


El real creador de Mickey Mouse fue Ub Iwerks, animador y socio del propio Walt Disney que le dejo participar en su autoría ya que Disney escasamente sabía dibujar. El real creador de Mickey Mouse fue Ub Iwerks, animador y socio del propio Walt Disney que le dejo participar en su autoría ya que Disney escasamente sabía dibujar. 


pág 3 foto 4


En realidad los cascos de los vikingos no llevaban cuernos, fue una invención de Gustav Malstrom, un pintor sueco que ilustro a los vikingos en 1820 en “La Saga de Frithiof”