14 °C
Recordando

El Gran incendio de Londres de 1666

|

Por: Lucía García / luciagrcgrc@gmail.com


 


El Gran Incendio de Londres tuvo lugar el domingo 2 de septiembre de 1666, duró aproximadamente tres días y arrasó una buena parte de la ciudad. El fuego se inició en la panadería de Thomas Farriner en Pudding Lane poco después de la medianoche de aquel fatídico domingo. Se cree que la causa pudo ser que el panadero olvidó apagar correctamente el horno antes de irse a descansar y los rescoldos humeantes que aún quedaban incendiaron la leña seca que había en la panadería. Además la sequía que asolaba ese año el país había provocado que se sucedieran más de 8 meses sin lluvias, a lo que hay que añadir que por aquel entonces la mayor parte de las casas estaban hechas de madera y paja, por lo que las poderosas llamas fueron arrasando todo a su paso y la ciudad medieval de Londres quedó hecha cenizas tras los muros romanos de la muralla.


La familia de Farriner que se encontraba en el piso superior consiguió salvarse saltando a las casas colindantes de los vecinos, solo la criada de la familia se vio abrumada por la situación y no se atrevió a saltar, convirtiéndose así en la primera víctima del incendio.


Por aquel entonces las únicas medidas que existían para la extinción de incendios eran los cortafuegos por medio de demoliciones. Esta técnica se retrasó debido a la indecisión del alcalde de la época Sir Thomas Bloodworth que no quería demoler algunas viviendas, ya que estas estaban en alquiler y se requería la presencia de los dueños. Esto, sumado a que el viento este soplaba con fuerza, hizo que cualquier medida se tornara inútil y las lenguas de fuego se fueran propagando sin medida por toda la ciudad.


Pronto se comenzó a especular que el incendio podía haber sido provocado por franceses y holandeses, enemigos de Inglaterra, y los grupos inmigrantes de los dos países se convirtieron en víctimas de linchamientos y persecuciones.


Al siguiente día, lunes 3 de septiembre, el fuego ya se había comenzado a expandir por el norte y el oeste y debido de nuevo al viento, un poco más al sur que el día anterior. De esta manera se aproximaba cada vez más al centro de la ciudad y al puente de Londres, poniendo en peligro, si lo cruzaba, a la zona de Southwark. Finalmente este barrio londinense fue salvado gracias al cortafuegos preexistente en el puente, un gran hueco entre edificios, que consiguió también detener el fuego en otro incendio ocurrido en 1632.


Pero las llamas se expandían por otras zonas de la ciudad arrasando todo lo que había a su paso como la Catedral de St. Paul, la Royal Exchange, bolsa de valores y centro comercial, y un sinfín de viviendas, iglesias y edificios públicos.


Finalmente el incendio se pudo sofocar gracias a los cortafuegos creados por las reservas de pólvora que había en la Torre de Londres y al cese de las corrientes de viento que se habían sucedido los días anteriores.


Las consecuencias para la ciudad fueron devastadoras, entre los daños que lamentar se encontraban alrededor de 13.200 viviendas, 87 iglesias, La Catedral de St. Paul, el Ayuntamiento de la ciudad, varias puertas y puentes de acceso a Londres y numerosos hospitales, bibliotecas y escuelas. Más de 80.000 personas se vieron afectadas y cuatro quintas partes de la City de Londres quedaron arrasadas. Aunque por sorprendente que parezca con estas cifras, los documentos de la época no dejaron constancia de que hubiera habido muchos fallecimientos. Algunos estudiosos achacan estos datos a que un gran número de personas quedaron hacinadas en sus casas y la brutalidad del fuego hizo que fuera muy difícil encontrar restos.


Christopher Wren fue el encargado de reconstruir años más tarde la ciudad. Propuso un nuevo plano de calles y avenidas con edificios de piedra y ladrillo que finalmente se acabaría llevando a cabo, pero bajo la misma estructura de calles medievales de la antigüedad. También fue el encargado  de construir la nueva Catedral de St. Paul.


Actualmente en la ciudad de Londres existen dos monumentos que recuerdan la enorme catástrofe sufrida en 1666. Uno de ellos es The Monument, una columna de 61 metros de altura que se encuentra en la intersección de Monument Street y Fish Street Hill, la misma distancia que la separa del punto donde comenzó el incendio. Es posible visitar el interior de la torre y ascender a la cima a través de una escalera de caracol.


El otro monumento es el Golden Boy of Pye Corner que marca el punto donde se extinguió el incendio y se encuentra en la esquina de Giltspur Street y Cock Lane.


 


Se cree que la causa pudo ser que el panadero de Thomas Farriner en Pudding Lane olvidó apagar correctamente el horno Se cree que la causa pudo ser que el panadero de Thomas Farriner en Pudding Lane olvidó apagar correctamente el horno


Un fuego que duró tres días y arrasó una buena parte de la ciudad londinense. Un fuego que duró tres días y arrasó una buena parte de la ciudad londinense.