12 °C
Eventos

Arte, vida y visión de Virginia Woolf

|

Por: Lucía Caro


 


 


Virginia Woolf fue una de las escritoras y pensadoras más importantes de Gran Bretaña, quien jugó un papel central en el núcleo de la modernidad a principios del siglo XX. La National Portrait Gallery  organiza una gran exposición titulada ‘Virginia Woolf: Arte, Vida y Visión’, vigente hasta el próximo 26 de octubre, que cuenta con más de cien obras entre retratos pintados, fotografías, dibujos y material de archivo relacionados con la vida, el trabajo y la imagen de una de las figuras literarias más importante de la historia británica.


Algunas de las piezas más destacadas de la muestra son los retratos distintivos de Woolf realizados por sus contemporáneos del Bloomsbury Group, Vanessa Bell, Duncan Grant y Roger Fry, así como una colección de fotografías de Beresford, Man Ray y McGregor que la artista fotografió para la revista Vogue. La exposición también cuenta con retratos de algunas de las personas más cercanas a la escritora, incluyendo una selección de imágenes íntimas que revelan algunos momentos de su tiempo con amigos, familiares y compañeros literarios.


Nacida en Londres en 1882, Virginia Woolf fue hija de un reconocido autor, crítico literario y miembro del consejo de la National Portrait Gallery. En torno a 1912 Roger Fry introdujo el Postimpresionismo francés en la capital británica y, con él, el arte moderno, hecho que influiría en el desarrollo de Woolf como escritora modernista.


La exposición también considera la conciencia política de Woolf, especialmente destacada durante la Guerra Civil española. En su libro Tres Guineas, publicado en 1938, Woolf se pregunta "¿Qué podemos hacer para evitar la guerra?", apoyando posteriormente los eventos de recaudación de fondos para los afectados por el conflicto bélico española. La exposición incluye uno de los dibujos de la serie Weeping Woman de Picasso, creados específicamente para un evento de recaudación de fondos en el Royal Albert Hall.


Desde la edad de trece años, Woolf sufría de episodios de enfermedad mental. En 1941, a la edad de cincuenta y nueve años, la artista londinense se suicidó. Una de las  obras más destacadas es la nota de suicidio que la escritora escribió poco antes de morir a su hermana. La carta se mantiene en la colección de manuscritos de la Biblioteca Británica y no ha sido expuesto al público durante más de una década.


Se trata de un recorrido por la vida de una de las escritoras más influyentes del siglo pasado que revela sus principios, intereses literarios, su conciencia de la modernidad y sus puntos de vista en desarrollo feministas y políticos. Estos se ponen en foco a través de una investigación a fondo y una gran variedad de material de archivo, incluyendo cartas para sus amigos y conocidos, extractos de sus diarios personales y libros originales.