14 °C
Destacados

Hasta los más mínimos detalles cuentan

|

Por: Nagore Valero


 


 


El mundo, las ciudades, capitales, la cultura, la raza, las ideologías, la biología, la historia etc. son los que nos distinguen de los demás. Vamos paso por paso. Es normal que entre la población se organicen viajes tanto de vacaciones como asuntos de trabajo. O, sencillamente, se tiene que cambiar de vida y decides vivir en otro país, ciudad o continente.


Normalmente, cuando ocurre esto, pensamos en la cantidad de cosas que haremos en ese lugar, lo que nos diferencia de ellos y si seremos capaces de adaptarnos a esas nuevas circunstancias. Pero, en ningún caso, recapacitamos de lo distinto que pueden ser algunos temas en diferentes culturas y territorios.


El mundo esta rodeado de miles de costumbres contradictorias y, por eso, actos, gestos, hábitos etc. pueden molestar si no cuenta con las mismas prácticas. Incluso alguno, que no pertenezca a tu región, te puede resultar impertinente.


Empecemos con China, uno de los países más distintivos comparado con la Unión Europea. Para los extranjeros, uno de los lugares más extraños en cuanto a sus tradiciones y, sobre todo, en la pureza de las mujeres. En otro tiempo, era habitual inmovilizar los pies del género femenino, se llamaba “pies vendados”, con el propósito de desfigurar los pies. Se les vendaban e impedía su crecimiento natural y obtenían una medida de unos 10-15 centímetros.  Actualmente, muchas de las mujeres chinas de la edad mediana cuentan con incapacidades por esta tradición. Respecto a los vínculos sociales, la entrada en una casa tiene que estar reclamada por lo menos tres veces, sino no se sienten invitados en la casa de un conocido. Si eres el invitado, no se te ocurra llevar un ramo de flores, para ellos no es correcto ya que se piensa que la casa necesita colores y decoración. Al igual que las relaciones íntimas, como las caricias o los besos, que no son recibidos por los hijos ni tampoco se limpian durante la mañana. En caso de conceder flores a una mujer, no pueden ser naturales porque se decaen, y una flor artificial, al no desgastarse, los toman como si fueran para toda la vida.


El siguiente país con costumbres más impactantes se encuentran en la India. Y digo impactantes porque en el siglo XXI lanzar a los niños desde una elevación de 15 metros, no es que digamos que nos parezca muy normal. Debajo de esa altura se encuentra gente con una sábana y esperan hasta que caiga el niño. Su cultura dice que es signo de buena suerte. Es común también que los indios no diferencien entre lo que es la limpieza y la suciedad, al punto de que no tienen problema en escupir o manosear la nariz delante de cualquiera. Los animales son sagrados para ellos, por eso, es frecuente que los animales se encuentren por todas partes. Matar a alguno de ellos esta considerado como algo dañino ya que creen en la reencarnación y la vida como un animal después de la muerte. Ese motivo es causa también de que los hindúes sean vegetarianos. Además, las relaciones íntimas con las mujeres no son mostrados en público aunque sí entre dos hombres como muestra de amistad, ellos se abrazan y se agarran de la mano. Por último, los agradecimientos en la familia no suelen ser reiterados, creen que no hace falta que se agradezcan los detalles al tratarse de la familia.


Dirijámonos hacia las ceremonias más curiosas que se celebran en Kenia. Los hombres casados tienen que vestirse de mujer durante el próximo mes y tiene que ejercer las tareas de las mujeres para que sepan de los sacrificios que realizan sus mujeres y así, respetarlos durante el resto de su vida. En cuanto a los países más cercanos, en Grecia es mejor no decir lo bonito que son las cosas de las casas porque el anfitrión se siente en el deber de regalarlo. Por otro lado, Noruega tiene una costumbre muy peculiar, y ocurre en los lugares públicos; lo que para nosotros es de buena educación ceder el sitio en los transportes públicos a las personas mayores, en esta región se interpone la supremacía por parte de los jóvenes.


En resumen, cada lugar contiene sus religiones, sus ritos, sus tradiciones y costumbres, que por muy raras que nos parezcan en nuestra cultura, para ellos lo paradójico resulta lo que hacemos en nuestro país. Hay miles y miles de conductas más que si siguiera escribiendo, no pararía nunca. Algunos impactantes por la falta de costumbre en nuestra comunidad y otras, simplemente, curiosas y graciosas. Aunque si te paras a pensar, la misma situación vivirán ellos cuando les cuentan las tradiciones de los extranjeros.


 


Captura de pantalla 2014-09-08 a la(s) 23.42.25