12 °C
Destacados

Entrevistamos en exclusiva a Txus di Fellatio

|

Por: Alba Gallego


 


Tras más de veinticinco años dando guerra por los escenarios de medio mundo, el grupo de música español Mägo de Oz, acumula innumerables éxitos a sus espaldas: récords de ventas y estadios rebosantes de fans son el resultado de una larga trayectoria profesional.


Su maestría a la hora de combinar tintes de heavy metal y rock con melodías celtas, enseguida les abrió un hueco en el panorama musical de los años 90. Obras como la ópera rock Jesús de Chamberí, o el disco de La Leyenda de la Mancha, hicieron las delicias del público hasta situarles entre los grupos de artistas más influyentes de España, además de contar con una presencia muy importante más allá de sus fronteras.


Su particular camino de baldosas amarillas les ha traído en esta ocasión hasta Londres, donde el próximo sábado 13 de septiembre ofrecerán el que será su primer concierto en la capital inglesa, en la sala The Underworld de Camden Town.


Antes de actuar y levar anclas hacia nuevos escenarios de su kilométrica agenda, Jesús Mª Hernández Gil, más conocido como Txus di Fellatio, o Príncipe de la Dulce Pena, se ha reunido con Express News dejándonos descubrir qué se esconde entre las bambalinas de estos poetas del siglo XXI.


 


 


El año pasado celebrasteis el 25 aniversario, aprovechamos para darles la enhorabuena. Echando la vista atrás, ¿cuál es el balance después de un cuarto de siglo haciendo música? ¿Qué momentos rescataríais de esta larga trayectoria?


El balance de estos 25 años no puede ser más positivo, vivir de tus sueños y de lo que te gusta es el mayor regalo que la vida te puede hacer. Creo que estos 25 años han sido muy positivos en nuestra carrera, hemos pasado de hacer pequeños conciertos a hacer giras por todo el mundo y lo bueno es que seguimos manteniendo la misma ilusión y honestidad que al principio. El momento que destacaría de todos estos últimos años es el próximo concierto y la próxima canción por hacer.


 


Tras más de dos décadas cosechando éxitos, Mägo de Oz es considerada una de las bandas de música española con más presencia internacional. Las entradas agotadas durante las giras por el continente sudamericano avalan la influencia de su música en países como México o Colombia. ¿Cómo definiríais su relación con Latinoamérica?  


Nuestras giras son por todo el continente americano no solo por Sudamérica. En nuestra última gira hicimos 17 conciertos en Estados Unidos. Pero sí que es verdad que Sudamérica por carácter e idioma es muy especial para nosotros. Son nuestra máxima prioridad.


 


En 2014 habéis recorrido la geografía española con el Tour ‘Esta gira es un invierno’ (salas o entras) ¿Cómo ha sido?


Esta fue una gira pequeña que quisimos hacer por clubes. Era como volver a nuestros comienzos, ya sabes, salas pequeñas, camerinos infames, sudor y mucho rock´n´roll.


 


Siguiendo con España, ¿se nota la crisis en el mercado musical español a la hora de emprender nuevos proyectos? 


En España la crisis ha hecho que la industria discográfica esté con respiración asistida en el hospital, pero no toda la culpa es de la crisis. En mi país hay una cultura del pirateo propia de un país del tercer mundo.


 


¿Por qué decidisteis adaptar algunos de sus grandes éxitos al inglés en Celtic Land of Oz


Celtic Land fue un regalo que hicimos a nuestros fans por nuestro 25 aniversario. Siempre sentimos curiosidad de ver como sonarían nuestros temas en inglés y para eso decidimos invitar a grandes amigos como Eric Martin, Paul Shortino, etc... y creemos que quedó un disco fantástico.


 


¿Ha sido la publicación de este álbum y su éxito en el mercado anglosajón, el aliciente que faltaba para organizar un concierto en la capital inglesa?


Sí, tienes toda la razón. El éxito que está teniendo este disco en Europa y la demanda de tener a Mägo de Oz en concierto nos ha animado a conquistar otros países, por supuesto una gira europea sin tocar en Londres -capital del heavy metal de los 80- sería impensable para mí. Para nosotros tocar en Londres es cumplir un sueño. La primera vez que visité la capital inglesa tenia 18 años y fui a ver a Iron Maiden, Kiss y Helloween. Fantaseaba con algún día estar en un escenario como ellos.


 


 Antes de llegar a Reino Unido, este verano se les ha podido ver en diferentes puntos de Europa, como Italia o Suiza, y tenéis una cita pendiente en Rusia para el AriaFest 2014. ¿Cómo se consigue mantener ese espíritu incombustible? ¿Seguís fieles a la filosofía de “Hasta que el cuerpo aguante”?


En el último concierto en Suiza fuimos cabezas de cartel y metimos más de 3600 personas.  No nos lo podíamos creer. Y después de 25 años de carrera no es que seamos incombustibles, es que aún tenemos ILUSIÓN. Y ese es el motor que necesita cualquier artista.


 


 Renovasteis parte de la plantilla en 2012, ¿cómo habéis evolucionado en esta nueva etapa? ¿Diríais que estáis más cerca de sus inicios o, más bien, ha supuesto una ventana a nuevas líneas de trabajo?


Los grupos de música, como en cualquier otro grupo de trabajo, necesitan que la gente que los integra dé el 200% de su alma. Nuestro antiguo cantante, bajista y teclista estaban más interesados en el dinero que en la música. Esto es como un equipo de fútbol: se fichan tres jugadores nuevos y se rejuvenece la plantilla.


 


Esperamos el lanzamiento de Ilussia en Octubre. ¿Nos adelantáis algo de ese proyecto donde un circo abandonado en el bosque cobra vida?


Poco más te puedo adelantar de Ilussia. Sólo decirte que saldrá el 23 de Octubre y la gente de nuestra discográfica Warner, que lo ha escuchado, dice que es nuestro mejor trabajo en años.


 


En sus letras, conceptos como justicia, igualdad, amor y fe, entre otros, se entrelazan creando historias con una fuerte carga de misticismo. ¿En qué se inspiran para componer las canciones? ¿Seguís alguna receta?


Yo a la hora de componer me bajo una cremallera invisible que tengo en el alma y ahí rebusco melodías sueltas, algún estribillo perdido y alguna frase que me quedó por decir. Normalmente escribo para que la locura no me alcance.


 


 Millones de discos vendidos, innumerables conciertos y giras a vuestras espaldas, también varios libros en el mercado que recogen todo su recorrido y vivencias a través de testimonios, fotografías y poemas. ¿Qué nuevas metas asoman en el horizonte?


Aunque te parezca mentira, nada importa el tener un disco de platino por vender un millón de copias en España, ni llenar estadios, ni hacer giras multitudinarias, lo verdaderamente importante es llenar una pequeña sala de 500 personas en Londres y no defraudar a nuestros fans de allí. Ya te lo dije antes,  lo que verdaderamente me importa es el próximo concierto, la próxima canción, la próxima entrevista.


 


 


Mago de oz london