14 °C
Destacados

¿Realmente merece la pena estar a la moda?

|

Por: Nagore Valero


 


 


 


Estar a la moda o intentar estar a la moda es de lo que voy a hablar en el siguiente artículo. Pero no se trata de la moda como últimas tendencias de ropa, si es lo que os ha venido a la mente, sino las modas que se crean desde el punto de vista de la valentía, redes sociales y, sobre todo, las estupideces.


Si todavía no sabéis a que me refiero cuando menciono las estupideces, no os preocupéis, en seguida lo entenderéis. Parece ser, que el ser humano tiene una extraña manía de demostrar que es capaz de hacer cualquier cosa con tal de tener un poco de atención y, con ese valor, lo único que ha conseguido es poner su vida en peligro.


No se si es la tontería o la fama de los cinco minutos lo que hace que hagamos este tipo de locuras. Pero, ¿Por qué y desde cuándo aparecen estas modas? Las redes sociales e internet han hecho que la humanidad exponga su vida a los demás, mostrándoles su vida, sus aficiones, hábitos, fotografías y así, algunos han conseguido ser el centro de atención con algunos de los vídeos más impactantes, aunque a veces, esa provocación se convierte en tragedia y no nos damos cuenta hasta que te das cuenta de que el daño, ya esta hecho. Vayamos con una de las primeras novedades que salieron a la luz y, desgraciadamente, terminaron en desastre.


Se llama “Balconing” y dio sus primeras víctimas mortales. Como bien dice la palabra, consiste en tirarse de un balcón hacia la piscina o trasladarse de una habitación a otra. Se puso de moda en hoteles, casas ajenas, fachadas etc. Y de allí, comenzaron a surgir accidentes al golpearse contra el suelo de la piscina o cayéndose a la superficie. Un destino frecuente de los turistas, principalmente británicos, son las Islas Baleares y los que más practican esta actividad. De los años que lleva este movimiento en pie, ya son más de 3, ha habido más de 16 muertos y otros muchos heridos por el consumo de drogas, bebidas y las despreocupaciones.


Otra gran moda, seguro que la conocéis ya que hace pocos meses comenzó su trayecto. Se llama el “Legado de Tibu”, principalmente se trataba de una buena causa donde la gente se mojaba para colaborar en la lucha contra el cáncer. Fue Damián Pereira, un gallego residente en Suiza el creador de este fenómeno internacional y fue en la parroquia sueca donde el resto de sus compañeros continuaron con su juego. Se iban nominando uno a uno con un límite de 48 horas y una mariscada para los rebeldes que no la cumplían. Tubo tanta relevancia que se crearon una camisetas que más tarde fueron vendidas. Cuando este reto llegó a Estados Unidos, Damián fue informado de que unos padres iban a usar el juego para invertir en la enfermedad de su hijo, a quien le hizo considerar su invento y usarlo para una buena causa, recaudar el dinero para la enfermedad del cáncer. Actualmente, es frecuente ver en las redes sociales vídeos cumpliendo el Legado de Tibu. No obstante, este juego ha tenido sus conflictos cuando la gente ha querido usar la diversión en circunstancias extremas. Consecuencia de ello son más víctimas mortales en un juego que parecía que no iba a causar controversias, los traumatismos por los impactos y la hidrocución han sido alguno de los incidentes. Miles de locuras eran vistas por las redes sociales hasta que, como es habitual, hubo un primer perjudicado, un francés de 19 años que murió ahogado en un río mientras uno de sus amigos le grababa. Otra gran obra solidaria que fue creada con toda la buena intención pero que concluye erróneamente.
Por último, los estadounidenses nos presentan un nuevo desafío aunque esta vez, es uno de los más absurdos y ridículos, por no decir que parece que el ser humano se esta volviendo cada vez más estúpido. Y ahora entenderéis el por qué. ¿Qué os parece echarse alcohol por el cuerpo y encenderlo con fuego? ¿Divertido? Pues las locuras de la gente sobrepasan la normalidad. Esta vez se llama “Fire Challenge”, es decir, el reto del fuego, una vez que se incendia el cuerpo hay que grabarlo y subirlo a Youtube o a Facebook. Y eso es todo, ahí esta la gracia o la ilusión de sentirse el más valiente haciendo esa tontería. A eso me refería con la estupidez humana, al parecer no sabemos como conseguir nuestros minutos en pantalla y fama arriesgando la vida o mostrando el golpe y el accidente más fuerte.
En suma, ¿Merece la pena seguir con estas situaciones que terminan en tragedia o, simplemente, no sabemos haber cosas normales en cuanto a la nueva moda y los retos se refieren? En la mente de cada uno se encuentra esa respuesta.


 


Del tiempo que se lleva practicando el “Balconing” ha habido más de 16 muertos y otros muchos heridos por el consumo de drogas, bebidas y las despreocupaciones. Del tiempo que se lleva practicando el “Balconing” ha habido más de 16 muertos y otros muchos heridos por el consumo de drogas, bebidas y las despreocupaciones.


 


Los traumatismos por los impactos y la hidrocución han sido alguno de los incidentes del Legado de Tibu. Los traumatismos por los impactos y la hidrocución han sido alguno de los incidentes del Legado de Tibu.


 


Se llama “Fire Challenge”, es decir, el reto del fuego, una vez que se incendia el cuerpo hay que grabarlo y subirlo a Youtube o a Facebook. Se llama “Fire Challenge”, es decir, el reto del fuego, una vez que se incendia el cuerpo hay que grabarlo y subirlo a Youtube o a Facebook.


 


El reto más novedoso es el Ice Bucket Challenge. Desde que nació hace unas semanas en Estados Unidos, centenares de famosos han aceptado el desafío de lanzarse un cubo de agua con hielo por la cabeza. A diferencia de los otros retos, éste dona dinero a asociaciones que investigan la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). El reto más novedoso es el Ice Bucket Challenge. Desde que nació hace unas semanas en Estados Unidos, centenares de famosos han aceptado el desafío de lanzarse un cubo de agua con hielo por la cabeza. A diferencia de los otros retos, éste dona dinero a asociaciones que investigan la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).