14 °C
Noticias

Agricultores españoles se manifestaron contra el veto ruso

|

Por Carmen Chamorro García


Organizaciones agrarias nacionales de agricultores y ganaderos de toda España han realizado un multitudinario reparto de más de 15 toneladas de fruta, en protesta por el veto de Rusia a las exportaciones europeas. Cerca de 5.000 ciudadanos madrileños han podido degustar melocotones, peras, manzanas y patatas. Agricultores y ganaderos han reclamado medidas compensatorias extraordinarias a la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE reunido durante estos días en Bruselas.


Bajo el lema “Salvemos al sector agrario español ante las graves consecuencias del veto ruso”, las organizaciones ASAJA, COAG y UPA y las Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón han hecho un llamamiento a los consumidores para que contribuyan a apoyar al sector con el consumo de frutas y hortalizas españolas.


En este sentido, los productores han repartido entre los ciudadanos de la capital un total de 15 toneladas de fruta para mostrar su rechazo al veto impuesto por Rusia y solicitar a la UE medidas compensatorias que palien los efectos de la crisis y que inicialmente repercutió en las frutas de hueso y buena parte de las hortalizas. En estos momentos, corren riesgo de verse también aquejados los cítricos, la patata y otras frutas como el caqui y la granada, así como los productos lácteos y los derivados cárnicos.


Hay que recordar que solo en 2013, España exportó casi 340 millones de euros a Rusia en productos agroalimentarios que ahora se están viendo afectados por el veto y que de no resolverse la situación, tendrá efectos muy graves para la economía española.


Durante el reparto de productos, que ha contado con la asistencia de los líderes nacionales de las organizaciones convocantes, éstas han reclamado la aprobación de un plan de choque que compense todas las pérdidas y la ampliación de las medidas excepcionales, aprobadas a todas las producciones que se puedan ver afectadas en su comercialización en este momento y en un futuro mientras no se resuelva la crisis. Los máximos responsables de las organizaciones agrarias también han reclamado la colaboración de los consumidores para que prioricen la compra de productos españoles por su repercusión favorable en la economía y desarrollo del medio rural.