16 °C
América Latina

Lo que solo nosotros hacemos

|

Por: Alba Gallego


Esta semana damos la vuelta al mundo y nos detenemos en diferentes países de la comunidad hispana para repasar aquellas peculiaridades que nos hacen tan únicos.


Argentina


PAG3FOTO1


El primer factor que hace mundialmente famosos a los ciudadanos argentinos es su acento, en la mayoría de ocasiones un ‘Ché’ bien dicho derrite hasta los corazones más fríos. La pasión les viene de serie y por ello su baile tradicional es uno de los más sensuales: el tango. Nació a finales del siglo XIX y en sus inicios se bailaba en las tabernas de Buenos Aires. Estos locales se llamaban Milongas y allí expertos y aficionados movían los pies toda la noche. Otros bailes que forman parte de su folclore nacional son: el Chamamé, el Gato, la Zamba o la Chacarera.


Además de la música, otra de sus aficiones favoritas es el deporte, siendo el fútbol aquel que congrega a un mayor número de masas. De hecho el mayor representante de este deporte sobre la faz de la tierra, Diego Armando Maradona, es considerado un Dios por sus conciudadanos.


Por otra parte, solo allí se bebe el auténtico mate, brebaje que es parte del día a día de las familias argentinas. Se trata de una infusión elaborada con la hoja de yerba homónima y generalmente se endulza con miel. No obstante, si nos adentramos en el terreno gastronómico Argentina se lleva la medalla por sus parrillas, la calidad de sus carnes muy difícil de igualar.


Cuba


PAG3FOTO2


El punto de partida de toda celebración que se precie en la menor de las Antillas es disfrutar con la familia y estrechar lazos. En navidad, es muy típico salir en grupo a atrapar un cerdo y matarlo especialmente para la ocasión. La cena culmina con la degustación de recetas de diferentes dulces que han sido transmitidas de generación en generación.


También le dan una gran importancia a las energías. La víspera de Año Nuevo, en un intento por eliminar los malos momentos vividos durante el año, es muy común quemar una muñeca; algunos cubanos la dejan arder sobre sus hombros y sus compañeros, raudos, les lanzan un cubo de agua. Los fuegos artificiales cierran la noche como un buen auspicio de lo positivo que esta por venir.


Siguiendo con el misticismo, durante las bodas es común realizar ‘la danza del dinero’, aquellos que quieran bailar con la novia le clavan previamente billetes en el vestido.


 


 CHILE


PAG3FOTO3


Muchas de las tradiciones chilenas están relacionadas con alabanzas a la tierra “madre”. El Rodeo chileno es el deporte nacional por excelencia desde 1962, se lleva festejando desde hace más de 400 años. Los jinetes, ataviados con la estética tradicional de poncho y espuelas, subidos a un caballo galopan tras los novillos a los que intentan atrapar con su lazo. El más famoso se realiza en el estadio de la Medialuna Monumental de Rancagua.


Siguiendo con otra festividad importante, cuyo objetivo es venerar a la naturaleza, encontramos la vendimia, considerada fiesta nacional. La celebración que tiene lugar en la ciudad de Curicó es la más antigua del país. Durante este día los chilenos festejan la cosecha de las uvas: se suceden las ofrendas religiosas que bendicen las semillas venideras, desfilan los carros y hay concursos de pisadores de uva.


La Cuenca es el baile tradicional del país transandino y alcanzó su título oficial en 1978. El hombre, vestido de gaucho, la mujer con falda y camisa blanca. Ambos portan un pañuelo y lo ondean al bailar formando distintas figuras. En el terreno musical destaca también el Festival Internacional Viña del Mar, que se viene celebrando en la ciudad homónima desde 1960. No solo es famoso por el gran calado de los artistas que han pasado por sus escenarios, sino sobre todo por la sinceridad aplastante del público que allí se congrega. No todo vale y los abucheos son la tónica general, pero no como un signo de mala educación, sino de honestidad.


 COLOMBIA


PAG3FOTO4


La clave de la gran riqueza cultural que caracteriza a Colombia reside en un complejo proceso de mestizaje. En el territorio hay 5 subculturas mestizas, 87 etnias y grupos de afrodescendientes. También hay árabes, judíos y gitanos. Además del español, en Colombia se hablan otras 64 lenguas indígenas.


Las fiestas y carnavales son una parte importante de la cultura colombiana. Sus habitantes llevan el ritmo de la música tintineando en las venas. En el país se han registrado cerca de 198 ritmos de música y más de 3.000 festividades. Destaca principalmente el ‘Carnaval de Barranquilla’, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2003.


La Cumbia Colombiana es el baile representativo del país, es una rica expresión dejada por los africanos. No obstante, según la zona –Amazonía, Orinoquia, Andina o Caribeña– sus habitantes cuentan con sus ritmos típicos y sus propios trajes tradicionales. Es famoso el ‘sombrero vueltiao’, característico de los pueblos cercanos al Río Sinú; también lo son las ‘molas’, arte textil elaborado por los indígenas de Kuna. Las mochilas artesanas fabricadas por los indígenas norteños, ubicados en la Sierra Nevada de Santa Marta, son bastante célebres: ‘arhuacas’, ‘wayuu’ y ‘kogui’ son algunos de los modelos.


Sus platos son tan variados como su población. Algunos de los clásicos de su cocina son: el Ajiaco, la Bandeja Paisa, el Mondongo, la Arepa y las empanadas. Por supuesto, Colombia no sería lo mimo sin el café, bebida nacional por excelencia. El cacao también es otro de los protagonistas en la gastronomía colombiana: una de sus costumbres favoritas es tomar un vaso de chocolate caliente al que añaden queso y dejan que se derrita en su interior.


 


MÉXICO


PAG3FOTO5¿Quién no ha escuchado alguna vez una serenata de auténticos Mariachis? Cocula, en Jalisco, es la Cuna Mundial del Mariachi, allí se han encontrado pruebas del año 1700 de pagos realizados a estos músicos como compensación por sus servicios. Precisamente fue en los años 50, la edad de Oro del cine mexicano, cuando estos artistas popularizaron el Tequila, bebida con la que brindaban fuera y dentro de la gran pantalla para reconfortarse en sus alegrías y fracasos. En la actualidad este brebaje alcohólico goza de una gran popularidad a nivel mundial y se pueden encontrar diferentes tipos: blanco, joven, reposado, añejo…


En las grandes festividades, además de la música y su platos típicos, aún perduran tradiciones heredadas de sus antepasados. En Navidad rompen una piñata: arrancan los 7 picos de los ‘pecados capitales’, siendo el relleno de la piñata símbolo de lo bueno que esta por venir. Además se regalan calzones rojos o amarillos, para el amor y el dinero respectivamente, que deben usarse durante el primer día del año. También resultan llamativas las fiestas de los 15 años, por las que se introduce en sociedad a las jóvenes como un paso adelante hacia su madurez, dejando atrás la infancia. La casa se tira por la ventana en estas ocasiones: local, vestido y puesta en escena son las claves principales del evento.


 


BOLIVIA


PAG3FOTO6


El propio nombre del país hace referencia a su libertador y primer presidente del país, Simón Bolívar. Son numerosas las tradiciones que a día de hoy perduran dependiendo de la región en la que se esté, sobre todo teniendo en cuenta que el 60% de la población es indígena u originaria, uno de los porcentajes más altos de América.


La comida es tan variada como su gente. Sin embargo, se dice que ningún boliviano que se precie puede resistirse a una jugosa ‘salteña’, empanada rellena de carne o pollo con patatas, guisantes y aceitunas, aderezado todo con una salsa picante. El menú ideal además se acompaña de una rica gaseosa.


Asimismo, en las ‘yungas’ –los valles montañosos– es muy común el cultivo de la hoja de coca. Aunque esta práctica encuentra muchos detractores que acusan a los agricultores de favorecer el comercio de cocaína, lo cierto es que los bolivianos consumen esta planta para paliar el hambre y los efectos secundarios de las grandes alturas en las que trabajan.