16 °C
Especiales

Autoexploración de senos, una herramienta útil de prevención

|

Una de cada ocho mujeres podría desarrollar cáncer de seno en algún momento de su vida


No se debe utilizar para reemplazar, sino para complementar, el examen clínico de las mamas y la mamografía.


Por Gabriela Garrido gaba48@hotmail.com


En el 2005, después de haber participado en varias telenovelas, a la puertorriqueña Adamaris Lopéz le fue diagnosticado, a sus 34 años, un cáncer mamario. "Tocando uno de mis senos descubrí una bolita que parecía que no era normal. Fui donde el médico y me dijo que a lo mejor era un cambio hormonal por el período, pero me siguió el dolor y regresé y me hicieron una mamografía y descubrieron que tenía una masa. Luego una biopsia confirmó que era maligna, que era cáncer", recuerda.


Tras una cirugía para extirpar el tumor y luego del tratamiento de quimioterapia, López se recuperó completamente a menos de un año del diagnóstico. Volvió a la actuación y se anunció que en julio de 2012 la actriz comenzaría a trabajar en el programa diario "Levántate" de Telemundo.


Caracterizada por la propia observación y palpación que la mujer hace de sus mamas, el autoexamen de los senos es un procedimiento realizado por la mujer para examinarse física y visualmente y detectar cualquier cambio en el tejido mamario que pueda suceder, permitiendo el diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno de sus patologías.


Sunil Daryanani, médico oncólogo venezolano, recomienda realizarla de forma mensual a todas las mujeres a partir de los 20 años y durante toda su vida, aún si están embarazadas o después de la menopausia. “Si todavía menstrúa, el mejor momento para hacerse el examen, es varios días o alrededor de una semana, después de que el periodo termine porque durante la regla o en los días anteriores es normal que las mamas estén hinchadas o doloridas.


Si ya no está menstruando, se debe elegir un día, por ejemplo el primer día de cada mes, para recordar hacerse la auto evaluación de las mamas. Si está tomando hormonas, debe conversar con su médico para saber cuándo debe hacerse el examen y sus controles médicos”.


Paso a Paso


La Sociedad Americana del Cáncer de los Estados Unidos aconseja que la primera autoexploración que se realice se haga detenidamente, para que la mujer se familiarice con el aspecto y consistencia habitual de los senos, lo cual permitirá en siguientes exploraciones detectar posibles anomalías más fácilmente.


“Las glándulas mamarias tienen una consistencia nodular por lo que inicialmente puede tenerse la sensación de que se palpan bultitos. Es conveniente que en la primera vez esté presente una persona que tenga experiencia, para enseñarnos, así como, es fundamental estar tranquila y relajada”, agrega Daryanani.


A continuación explicamos con imágenes cómo se puede realizar la autoexploración mamaria:


 


 


Fuente: www.hospitalsanfernando.com


Daryanani es enfático cuando dice que lo importante sobre la autoexploración es que la mujer se familiarice con el aspecto natural de sus senos, mediante la observación y la palpación, y notificar inmediatamente a su médico cualquier cambio nuevo relacionado con sus senos. Destaca que encontrar un cambio en los senos no significa necesariamente que se trate de cáncer.


“Es posible que los cambios en sus senos sean inofensivos, pero es importante realizar pruebas inmediatamente. Los aspectos a los que hay que prestar una atención especial son: cualquier bulto, área endurecida o área con bultos; cambios en la apariencia física del pezón, por ejemplo piel rugosa o marcas extrañas; malestar o dolores que no parezca relacionado con el ciclo menstrual; y secreciones de líquido en los pezones, erupciones cutáneas, áreas enrojecidas que no se curan o cualquier cambio en la posición de los pezones (un cambio en el contorno y simetría de los senos)”, puntualiza el oncólogo.


Aun cuando recientes revisiones sistemáticas sobre esta técnica han mostrado posibles riesgos como aumento de la ansiedad en la mujer, en el número de las visitas médicas y en la proporción de biopsias con resultado negativo, los datos epidemiológicos indican que en América Latina y en otros países en desarrollo la mayoría de los cánceres de mama son encontrados por la propia mujer.


Sin embargo, Daryanani asevera que la proporción de mujeres capaces de identificar cambios en las mamas o por lo menos un abultamiento varía de 80 a 85% después de haber recibido alguna instrucción específica y con ello el diagnóstico se incrementa del 51 al 65%. La evidencia disponible indica que la autoexploración mamaria tiene una sensibilidad de 26 a 41% en comparación con el examen clínico y la mamografía.


Lo clave es recordar que la autoexploración de mamas debe considerarse como una forma importante de diagnóstico temprano del cáncer, aparte de que permite a la mujer detectar aquellos cambios en sus mamas que pueden considerarse como signos de alarma.


 


 


 


 


FOTO: p33 breast// Imagen tomada de modaparamujer.com