15 °C
Destacados

¡Celebramos el Día de la Hispanidad!

|

Por: Alba Gallego


 


 


12 de octubre, conmemoración de un encuentro intercultural


 


Este domingo, 12 de octubre, se conmemorará 522 años desde la llegada de los españoles al territorio americano. Tras más de cinco siglos después, permanece latente en la sociedad un enfrentamiento entre aquellos que defienden la labor de los europeos durante el descubrimiento y la colonización del continente, en aras de un enriquecimiento mutuo a través del intercambio multicultural, en detrimento de quienes hablan de conquistas y barbaries.
El explorador español Cristóbal Colón salió de Puerto de Palos, en Huelva, el 3 de agosto del año 1492, para embarcarse en una expedición con el objetivo último de encontrar una nueva vía de navegación hacia Asia oriental, por encargo de los Reyes Católicos Isabel y Fernando. Por aquel entonces, los portugueses dominaban el comercio con las Indias, siguiendo un trayecto que bordeaba la costa norte africana. Desde el Reino de España, se propusieron encontrar una ruta más rápida, que según sus estudios se hallaría abriendo una nueva vía hacia el oeste.
La Pinta, la Niña y la Santa María fueron las tres embarcaciones que condujeron a los navegantes hasta su destino, un 12 de octubre de ese mismo año, tras un periplo de varios meses en altamar. La expedición desembarcó en la isla de Guanahani, a la que otorgaron el nombre de San Salvador, creyendo en todo momento haber conseguido su objetivo de llegar las Indias, cuando el realidad se habían topado con un nuevo continente.
Aunque llegó a realizar hasta tres viajes más, Colón murió sin saber la verdad de su hazaña y fue el navegante italiano Américo Vespucio quien dio cuenta del error y a quien el territorio debe su nombre. Desde un principio, los europeos insistieron en su afán por transmitir diferentes aspectos de su cultura, tradiciones y dogmas a los habitantes oriundos del nuevo continente. Por este motivo, la historia de la llegada a los europeos a América no puede resumirse en un solo paso, sino que más bien responde a un conjunto de fases que arrancan con el descubrimiento y siguen con la conquista y la posterior colonización.


 


pag 19 foto 1
En 1915 se escuchó hablar por primera vez del “Día de la Raza”, para celebrar el inicio de la fusión de dos civilizaciones entonces prácticamente opuestas. El nombre surgió a raíz de una idea acuñada por Faustino Rodríguez-San Pedro quien, desde su puesto de Presidente de la Unisón Ibero-Americana, decidió crear una celebración cultural común entre Iberoamérica y España. Paulatinamente, este día fue incorporándose al calendario de los diferentes países protagonistas, hasta adoptar el cariz de fiesta nacional. En España, jugando un papel enaltecedor de la proeza de sus compatriotas, nació como “Día de la Raza” en 1918, durante el reinado de Alfonso XIII. Más tarde, en 1958 surgió el término “Fiesta de la Hispanidad”, con carácter nacional oficial desde 1987.
Por otra parte, son numerosas las evidencias registradas en relación a las injusticias y el despotismo profesados hacia los indígenas. Es por ello que existe otra postura compartida en la actualidad por una gran multitud de nativos americanos, quienes rechazan el término “descubrimiento” al achacarle connotaciones “eurocéntricas”. Con ello, sus partidarios buscan denunciar internacionalmente la antigua prevalencia del valor del territorio sobre las culturas previas a la llegada de los españoles, así como recordar las consecuencias de su actitud imperialista y sus actos genocidas. Semejante disparidad entre países es evidente incluso en las distintas acepciones y términos empleados para su conmemoración.
En Argentina comenzó a festejarse en 1917, con Hipólito Yrigoyen a la cabeza del ejecutivo, en parte como una estrategia contra los Estados Unidos y la Doctrina Monroe. Sin embargo, el Instituto Nacional contra la Discriminación denunció en 2007 que “la idea de descubrimiento y elogio de la conquista española” atentaba contra la Convención de Discriminación Racial. La organización presentó un proyecto por el que el gobierno de Cristina Fernández rebautizó la celebración como “Día de la Diversidad Cultural.
Otro fuerte opositor es Venezuela, donde en 2002 Hugo Chávez lo nombró el “Día de la Resistencia Indígena”, en respuesta a las conocidas atrocidades cometidas por los ejércitos españoles contra la población americana. También se llama así en Nicaragua. En cuanto a Bolivia, fue denominado “Día de la Liberación, de la Identidad y de la Interculturalidad” hasta el cambio por “Día de la Descolonización” en 2011, bajo el mandato de Evo Morales.
En cuanto a aquellos que han adoptado una postura conciliadora destacan: México, con el “Descubrimiento de dos Mundos”; Costa Rica con “Día de las Culturas”; o Colombia, con “Día de la Interculturalidad”. Dentro de este clima de unión, el grupo “Marea Granate” que ponen en marcha una convocatoria a nivel transnacional cada año por la que llaman a todos aquellos emigrados a países extranjeros, sobre todo Latinoamericanos, para reunirse en protesta hacia el nuevo tipo de imperialismo que existe hoy en día a nivel global, basado en el abuso político y económico que ya ha condenado a la miseria a multitud de ciudadanos de todo el mundo. En el caso concreto de Londres, se llevará a cabo una manifestación a la que acudieran un gran número de habitantes hispanoamericanos.


 


 


pag 19 foto 3