15 °C
Reino Unido

Aparece muerto el asesino de Alice Gross a tan sólo 20 minutos de donde fue encontrada

|

Por: Naiara Álvarez Panizo


 


 


 


Muchos y largos han sido los días de búsqueda de la joven Alice Gross, pero más larga aún ha sido la espera para la familia de saber si estaba viva o muerta. En un comunicado que los padres de la joven han hecho, dicen que se encuentran devastados y que no entienden como una niña dulce que no ha hecho daño a nadie puede ser víctima de un crimen tan terrible como el que había sufrido su hija. Pidieron a los medios de comunicación respeto y prudencia para no publicar nada que pudiera perjudicar los procesos penales futuros, y dijeron que aún no saben quién es el asesino por lo que no es tiempo para recriminaciones, que están de luto por la situación que están pasando. Así como también aprovechaban para agradecer toda la ayuda y el esfuerzo de todas las personas que colaboraron en la búsqueda y le dieron a esa espera horrible algo de esperanza. Esperanza que se vio truncada cuando el cuerpo sin vida de la joven Alice Gross de 14 años de edad, fue encontrado la semana pasada en una zona fangosa del oeste del río Támesis. Oficiales del cuerpo de la policía han afirmado que se notaba claramente como el asesino había intentado por todos los medios que no apareciera el cuerpo, el cuál estaba envuelto en un plástico,“el esfuerzo que había empleado era evidente”.


Los vecinos de la zona dónde apareció el cadáver, no dejaban de mostrar su sorpresa al no comprender cómo había aparecido allí el cuerpo cuando esa zona ya había sido rastreada en otra ocasión y no se había visto nada raro. Además que quién lo hizo, lo hizo en plena luz del día y en una zona muy poco profunda del río y en un área que está casi siempre lleno de gente corriendo o con ciclistas y padres llevando a sus hijos al colegio.


El calvario de su desaparición comenzó el día 28 de agosto cuando dijo el último adiós a su familia a la una de la tarde. Sobre las 16:28 horas de ese mismo día alguien dice haberla visto caminando por un sendero en el “Grand Union Canal”, en el centro de la ciudad. Lo último que su familia supo de ella fue un mensaje de texto que Alice envió a su padre.


Al no volver a casa su familia comenzó a alarmarse y comenzaron una búsqueda sin pausa. Los operativos desplegados para intentar localizar a la niña fueron superiores a los utilizados para descubrir quién había atentado contra la metro de Londres en el fatídico 7 de Julio. Unos 600 efectivos se dejaron la piel en buscar a Alice y su familia desde el primer día pegó carteles con su foto por toda la ciudad con la esperanza de que alguien la hubiera visto. Pero todo se tornó más negro aún cuando se denunció la desaparición de otra persona ese mismo día y en la misma zona: Arnis Zalkalns, un hombre de 41 años y procedente de Letonia, dónde ya había permanecido en prisión durante 7 años por el asesinato de su mujer, pero vino a Reino Unido con la intención de reinsertarse y consiguió un trabajo como obrero de la construcción.


Ahora se inicia un debate muy importante y se lanzan preguntas del tipo ¿por qué se permite a los criminales de otros puntos de Europa que venga a trabajar a Reino Unido? Hace poco Harry Fletcher aseguraba para la cadena BBC que“hay una relativa libertad de movimiento entre fronteras y buscar trabajo, hayas o no tenido serias condenas criminales. Se estima que puede haber cientos de condenados de otros países merodeando actualmente por el Reino Unido”.


Por otro lado, la policía de Letonia ha asegurado que si el primer sospechoso Zalkalns ha vuelto a su país de origen, no pueden arrestarlo porque aún no hay una orden. Además también han asegurado que la policía letona está colaborando con Scotland Yard en todo lo que necesitan. De momento la policía británica está tomando muestras de ADN de la casa de Arnis de Londres para compararlas con las encontradas en el cuerpo de Alice.


Lo único que queda es esperar a que los expertos confirmen o no la relación del letón con el asesinato de la pequeña. Por otro lado, tanto las personas que la conocían como las que no, no dejan de acercarse a lugares familiares de Alice para dejar flores y frases de apoyo por lo que fue uno de los crímenes que Inglaterra jamás olvidará ni perdonará.


 


 


El análisis forense del cuerpo de Alice duró dos días, según confirmó Scotland Yard, debido a la complejidad de la investigación. Antes de saber cómo murió la joven, apareció muerto el primer sospechoso. Aparentemente Arnis Zalkan´s se quitó la vida sólo a 20 minutos caminando de donde encontraron a Alice, concretamente en Boston Manor Park. El cuerpo estaba en avanzados estado de descomposición y el método utilizado fue el ahorcamiento. El análisis forense del cuerpo de Alice duró dos días, según confirmó Scotland Yard, debido a la complejidad de la investigación. Antes de saber cómo murió la joven, apareció muerto el primer sospechoso. Aparentemente Arnis Zalkan´s se quitó la vida sólo a 20 minutos caminando de donde encontraron a Alice, concretamente en Boston Manor Park. El cuerpo estaba en avanzados estado de descomposición y el método utilizado fue el ahorcamiento.