12 °C
Recordando

Casi tres décadas sin el genio cinematográfico Orson Welles

|

Por: Lucía García / luciagrcgrc@gmail.com


 


 


 


Se cumplen 29 años de la muerte de uno de los grandes artífices cinematográficos del S.XX. Orson Welles, guionista, actor, productor y director, es considerado una de las figuras más importantes de las artes escénicas y un pionero en el mundo del cine.
George Orson Welles nació en Kenosha, Wisconsin, el 6 de mayo de 1915, hijo de la pianista Beatrice Ives y del empresario e inventor Richard Heard Welles. A temprana edad, el pequeño George tuvo que sufrir el internamiento de su hermano mayor Dickie en una institución psiquiátrica y la separación de sus padres en 1921. A partir de ahí su infancia la pasó con su madre Beatrice la cual pronto descubrió las dotes artísticas de su hijo y comenzó a instruirle en todo tipo de artes. Con tan solo tres años Orson Welles debutó en la Ópera de Chicago con la obra Sansón y Dalila. En 1924 su madre falleció repentinamente y tuvo que trasladarse con su padre, que padecía problemas de alcoholemia que le llevarían a la muerte en 1930. El doctor Maurice Bernstein, amigo de la familia, fue el que impulsó a Orson a alcanzar el éxito fomentando todas sus cualidades artísticas. Sus estudios de primaria los cursó en la escuela Madison en Wisconsin, donde pronto dejó entrever su talento dirigiendo a temprana edad la obra de El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde. Poco más tarde ingresó en la escuela de vanguardia Todd School en Illinois, dirigida en aquella época por Roger Hill, otro de los impulsores de la carrera de Orson y al que él ha nombrado en numerosas ocasiones como su mentor.
Orson Welles siempre se consideró un verdadero amante de Shakespeare, por lo que en 1931 se trasladó a Irlanda para comenzar su carrera en el teatro. El salto a Broadway lo dio pocos años después cuando se trasladó al teatro neoyorkino con la obra Romeo y Julieta.
Pero uno de los momentos más destacados en la carrera de Welles fue en 1938, año en el que, tras fundar su propia compañía de teatro la Mercury Theatre, llevó a las ondas radiofónicas la adaptación de la obra de H.G. Wells La Guerra de los mundos. El realismo fue tan magnífico que el pánico no tardó en extenderse entre las masas, pensando que la temática de la obra, una inminente invasión alienígena, acababa de llegar de verdad a la tierra. El terror se afianzó en la ciudad de Nueva Jersey, lugar donde estaba inspirada la obra de ficción.
Su incursión en el mundo del cine llegó de la mano de Ciudadano Kane y el repaso a la vida de William Randolph Hearst que se hace en este film. El magnate de la prensa americana, propietario de dos importantes periódicos, intentó boicotear la película, la cual sufrió varios problemas en su distribución, motivo por el que no llegó a ser un éxito en taquilla, pero sí de crítica.
Tras esto los éxitos cinematográficos de Welles se fueron sucediendo, llegando en 1938 otra de sus obras maestras Sed de Mal, en la cual se hace un ejercicio sublime de guión y montaje, donde se relata la vida de un inspector de policía que utilizaba métodos éticamente más que dudosos para llegar a resolver los casos.
Su intensa pasión por la obra de Shakespeare quedó reflejada en films como Macbeth de 1948, Otelo en 1952 y Campanas a medianoche en 1966.
En cuanto a su vida personal el genio cinematográfico estuvo emparejado con grandes actrices como Dolores del Río y Rita Hayworth, y tuvo una hija, Beatrice Welles.
Desde siempre Orson Welles se declaró enamorado de España, país donde rodó algunas de sus películas, además de entablar amistad con personalidades del mundo del toreo como Antonio Ordoñez. Tal fue su amistad que el deseo expreso de Welles era que sus cenizas descansaran en la finca El Recreo de San Cayetano, propiedad de Antonio Ordoñez, a 6 kilómetros de Ronda en la provincia de Málaga, donde se encuentran actualmente.