5 °C
Reino Unido

Pride of Britain 2014

|

Por: Naiara Álvarez Panizo / naiarapanizo@gmail.com


 


 


 


Paulo Coelho : "La vida no está hecha de deseos y sí de los actos de cada uno".


 


La semana pasada han tenido lugar los conocidos premios “Pride of Britain”. Esta entrega de premios no es una gala cualquiera porque lo que se premia en este caso es el valor y la valentía de las personas, así como los logros de la gente que hacen entre todos que el mundo en el que vivimos sea un lugar mejor.


Las nominaciones ser realizan por el público y las personas candidatas son pertenecientes a todas las clases sociales, todas las edades y todas partes del país.


Los aspirantes siempre cuentan que son gente común, como cualquier otra persona, pero sus logros son algo extraordinario, motivador y una lección para todos nosotros.


Los “Pride of Britain” desde su primera celebración en 1999, han sido de gran importancia, ya no sólo en el share televisivo dónde acumula unas audiencias elevadísimas cada año, sino como evento social, dado que a la gala acuden las personas más influyentes del país. Numerosos cantantes, actores, políticos… tales como Abbey Clancy, Cheryl Cole, Susana Reid, Amanda Holden, Carol Volderman, las chicas de “The Saturdays”, Simon Cowell y Russell Brand entre otros.


 


 Las cantantes de The Saturdays, Mollie King y Vanessa Hudgens posan con uno de los galardonados.  Las cantantes de The Saturdays, Mollie King y Vanessa Hudgens posan con uno de los galardonados.


 


 


 


Este año en la categoría de “Joven Recaudador de Fondos” tenemos la historia del entrañable y adorable Ted McCaffery de 6 años de edad. Ted estuvo en el hospital mucho tiempo dado que tenía un soplo en el corazón y además una tela crecía peligrosamente en el órgano afectado, esto podía acabar con su joven vida por lo que tuvieron que intervenirle a corazón abierto en una complicada operación de la que salió como un campeón. En todo el tiempo que pasó en el hospital Ted se quejaba porque no funcionaba la tele y se aburría considerablemente, por lo que en una charla con su madre le aseguró que cuando saliera del hospital, se encargaría de poder comprar una televisión nueva para todas las habitaciones, de esa manera ningún niño más se aburriría como él hizo.


A su salida convenció a sus padres para participar en una carrera de Triatlón, donde había un circuito en moto, otro en bici y entre 200 y 600 metros corriendo. El joven campeón logró terminar con la negativa de los padres a que participara y lo hizo a lo grande. En el tramo de bici se le rompió la rueda por lo que tuvo que correr y empujarla al mismo tiempo, mientras su madre desde la orilla le gritaba que parara, que abandonara, pero él no lo hizo y consiguió cruzar la linea de meta, eso sí al llegar se desplomó del cansancio. Fue así como logró sus primeras 1028 libras, pero eso sólo fue el principio dado que ahora es el Embajador del hospital y es parte de una campaña que ayuda a recaudar 30 millones de libras para financiar equipos de salvamento. Tiene también otra campaña en los medios sociales y además aparece en numerosos anuncios publicitarios que tienen como fin promover las donaciones. Sin duda todo un campeón.


Otro de nuestros campeones es Jack Mackay, un joven de 11 años que un día jugaba al balón con sus amigos delante de su casa bajo la atenta mirada de su madre y su hermanito, un bebé de unos pocos meses. De repente escuchó a su madre gritar y vio como un gran perro les estaba atacando a ella y al bebé que tenía en brazos, el joven Jack no dudó ni un momento y empezó a a gritar y agitar los brazos cuando vio que el animal estaba sobre su madre y su hermano. Consiguió lo que quería, captar la atención del animal y que fuera hacia él, el perro salto sobre Jack y le tiró al suelo, a la vista de la madre que enseguida entró a casa a dejar al bebé, fue que el perro le estaba mordiendo la cara a su otro hijo. Afortunadamente apareció el padre y consiguió forcejear con el animal y quitárselo de encima a su hijo, el niño para tranquilizar a su madre decía que sólo le había lamido la cara, pero no era consciente de que estaba lleno de sangre por la cara y el brazo. Fue intervenido en el hospital para reconstruirle un parte del rostro, y algo entristecido por las cicatrices, afirma que su madre le dice que debería estar orgulloso de ellas, porque significa que salvó la vida a su hermanito y a ella.


Estas son sólo dos historias de dos personas maravillosas que siendo sólo unos niños ya han demostrado ser unos héroes y probablemente seguirán aportando buenas cosas al mundo. Son ejemplos a seguir, son fuertes y nos enseñan mucho. No podemos olvidarnos de los demás galardonados, algunos de ellos ya no están con nosotros desgraciadamente, pero su historia está viva y siguen ayudando.


 


Captura de pantalla 2014-10-15 a la(s) 14.11.54