8 °C
Reino Unido

Los hospitales del Reino Unido se preparan ante un posible brote del ébola

|

Por: Ricardo Miranda


 


 


 



  •  Cuatro hospitales en alerta

  •  La NHS advierte del avance del virus


 


 


Las autoridades británicas han alertado del “riesgo real” que existe de que el virus del ébola llegue a Reino Unido y han equipado a cuatro hospitales de la Seguridad Nacional de Salud (NHS) para reaccionar ante la aparición de un brote de ébola. La alerta del NHS llama a todos los doctores del país a examinar a cualquiera que presente síntomas de fiebre.


Se han pronunciado públicamente después de que una enfermera española se convirtiera en la primera europea infectada, a través del contacto con dos misioneros españoles infectados que fueron trasladadazos de Sierra Leona a Madrid.


Hasta ahora, el Royal Free Hospital de Londres era el único hospital con el equipamiento necesario para recibir pacientes infectados, ya que lo usaron para el tratamiento que recibió la enfermera William Pooley, que contrajo la enfermedad en Sierra Leona mientras cuidaba de otros afectados por el virus. Ahora, el hospital de Londres ha enviado equipamientos especiales a hospitales en Liverpool, Newcastle y Sheffield. Todos ellos se hayan en alerta y preparados para recibir traslados de pacientes en caso de darse un brote.


Un operario del NHS en Inglaterra dijo: “Se ha enviado una carta a los directores del Hospital Universitario Royal Liverpool, el hospital Tyne de Newcastle y al hospital Teaching de Sheffield como parte de un plan de contingencia para soportar una oleada nacional”.


Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico quiso quitar hierro al asunto y afirmaron que las posibilidades de llegar a ser infectados siguen siendo muy bajas y que “existen medidas que pueden tomarse para prevenir el contagio de ébola".


El departamento de salud británico expuso que "si le preocupa que pueda haber estado expuesto al ébola, o está mostrando síntomas, busque atención médica inmediata". También recuerda dentro de un apartado de recomendaciones que se aseguren de que se "tiene seguro médico de viaje y fondos accesibles para cubrir el costo de cualquier tratamiento médico en el extranjero y la repatriación".


Con motivo del primer caso de contagio de ébola fuera de África, la Foreign Office de Reino Unido ha actualizado sus recomendaciones de viaje a España y pide que se tomen ciertas precauciones al trasladarse a la Península. Las autoridades sanitarias inglesas aconsejan que "si necesita tratamiento hospitalario en España es más probable que reciba la atención adecuada en un centro de salud pública".


Además de hacer planes de contingencia en varios de sus hospitales para un supuesto brote del virus en el país, el Reino unido se ha convertido en el primer Gobierno que responde a la epidemia que afecta África. Tras una reunión de un grupo de crisis del Gobierno, Cobra, anunciaron que enviarán 750 tropas y material sanitario a Sierra Leona para frenar la expansión del virus.


El Ejecutivo británico también mantuvo conversaciones con el presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, que dijo que “la situación todavía es muy seria y se necesita más ayuda médica, tener mejores sistemas para el tratamiento en los centros y mejorar los procesos de enterramiento”.


 


 


Cómo se propaga el ébola


La primera identificación del ébola, de acuerdo a los datos de la NHS, fue a mediados de los setenta en África. Desde entonces, el virus ha estado albergado en murciélagos durante muchos años, reproduciéndose y extendiéndola a otros animales salvajes incluyendo chimpancés y gorilas en África. Pero el brote surgido el pasado marzo ha sido el más importante en la historia y hasta la fecha ya ha matado a más de 3.400 personas de Guinea, Nigeria, Liberia y Sierra Leona.


El virus se contrae a través del contacto con la sangre, fluidos corporales u órganos de una persona infectada. La mayoría de las personas están infectadas por cuidar de otras personas enfermas de ébola, que les contagian de forma directa cuando limpian los cuerpos de las víctimas, los vómitos o excrementos, que actúan como portadores de la sangre infectada.


Los síntomas aparecen de repente, entre los veintiún días después de ser contagiado, pero normalmente se muestran a los cuatro o cinco días. El paciente comienza con dolores de cabeza, fiebre y descomposición. El virus es letal entre el cincuenta y el noventa por ciento de los casos y si se alcanza la última fase, el paciente comienza a sangrar internamente hasta el fallecimiento.