14 °C
Deportes

Todo listo para El Clásico

|

Por: Fernando Vaca


 


 


 


La Liga acogerá la jornada que viene el primer duelo de la temporada entre Real Madrid y Barcelona. Por el camino, ambos conjuntos tienen que afrontar partidos europeos que esclarecerán su destino en la Champions League


 


 


 


UNA “MANITA” PARA ENCARAR LA SEMANA GRANDE 


REAL MADRID FOTO
El Real Madrid visitaba este fin de semana el feudo del Levante con el objetivo de conseguir su quinta victoria consecutiva en Liga y seguir metiendo presión al Barcelona. Los de Carlo Ancelotti saltaron al siempre complicado Ciutat de Valencia con la lección aprendida de años anteriores e impusieron su dominio desde el pitido inicial. De esta manera, Cristiano disfrutaba de dos buenas oportunidades de gol hasta que Chicharito, titular ante la baja por gripe de Benzema, sufría un penalti que el propio Cristiano se encargaba de materializar. No había pasado ni un cuarto de hora de encuentro y los blancos ya mandaban en el marcador. La cosa se pondría aún más a favor para los visitantes cuando fructífero la conexión sudamericana: James ponía un centro notable al punto de penalti que Chicharito convirtió en sobresaliente cabezazo (0-2).
Tras el descanso, el guion del encuentro transcurrió por los mismos derroteros que en los primeros cuarenta y cinco minutos. Así, Cristiano Ronaldo alcanzó un nuevo récord al hacer el 0-3 tras una brillante jugada personal: primer jugador que marca 15 goles en las ocho primeras jornadas en toda la historia de La Liga. A esta fiesta goleadora se unió James, que redondeaba una soberbia actuación poniendo el 0-4 tras una asistencia a medida de Modric. Y cómo no hay quinto malo, o al menos eso dice el dicho, Isco cerraba la manita (0-5) poniendo el balón en una parte de la red solo al alcance de su tobillo.
Con este nuevo triunfo, el conjunto merengue se mantiene a cuatro puntos del Barça (18, por 22 de los culés) antes de El Clásico de la próxima jornada. Entresemana, partido de Champions en Liverpool para tratar de alcanzar cuanto antes la clasificación para los octavos de final.


 


 


EL BARÇA AVANZA A VELOCIDAD DE CRUCERO 


BARCELONA FOTO
La otra parte protagonista del inminente Clásico la encontramos en Barcelona. El conjunto de Luis Enrique continúa ofreciendo su versión más sólida en el campeonato doméstico y llegará al Santiago Bernabéu como líder en solitario. Su última víctima fue un correoso Eibar que vendió muy cara su derrota. Tanto es así, que los goles azulgranas no llegaron hasta la segunda mitad. Primero fue Xavi, que en un cambio de rol con Messi ponía el tan ansiado 1-0 en el marcador. Este tanto le dio tranquilidad a los de Luis Enrique, aunque su equipo seguía sin tener esa fluidez que se está convirtiendo en la asignatura pendiente de esta temporada.
El Barça es un equipo sólido en el aspecto defensivo (llevan ocho jornadas sin recibir un gol ) y excelso en ataque, pero añora esos automatismos del juego que se han ido evaporando desde la marcha de Pep Guardiola. La pérdida de parte de ese estilo se traduce en un fútbol todavía vistoso, pero poco consistente: un claro ejemplo de ello fue el 2-0, que vino tras el enésimo intento de centro de Dani Alves que Neymar se encargó de poner en la red. Todo muy anárquico, por ráfagas, sin guion previo, si es que eso existe en el fútbol.
Para terminar de cerrar una tarde que el marcador acabó definiendo como plácida, Messi hizo el definitivo 3-0 tras una asociación con Neymar. Con este tanto, el argentino se queda a un solo gol del récord de Zarra (251), máximo goleador de la historia de La Liga. Antes de intentar batir este nuevo récord en su visita al Santiago Bernabéu, Leo Messi y los suyos tendrán que encarar el partido de Champions League ante el Ajax, el cual se presume vital tras la derrota de la última jornada ante el PSG.


 


 


EL ATLÉTICO ESTÁ MUY VIVO 


ATLETICO FOTO
El conjunto rojiblanco saltaba al césped del Vicente Calderón con un solo objetivo: ganar para olvidar. Y decimos olvidar porque los del Cholo Simeone han tenido que convivir con la dolorosa derrota de la última jornada en Valencia (3-1) durante todo el parón internacional. Para ello tenían que doblegar a un Espanyol que se presentaba en la capital de España con el objetivo de alargar una racha de cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota. Y no lo pusieron fácil los dirigidos por Sergio González, ya que el primero gol de los locales no llegaba hasta el minuto 43: Tiago, que parece estar viviendo una segunda juventud, ponía el 1-0 a través de un cabezazo que hubiera firmado cualquier delantero de a pie. Hasta ese momento el partido se movía entre el dominio infructuoso del Atlético y el peligro presencial del delantero visitante Sergio García
No cambió mucho la historia en el segundo acto. El Atlético se empeñaba en buscar un 2-0 anti estrés y el Espanyol andaba en su tarea de evitarlo. Sin embargo, el guion adquirió un desenlace bastante conocido en la riviera del Manzanares: balón parado y gol del Atlético de Madrid. En este caso, el encargado de protagonizar el tanto (2-0) fue un personaje secundario Mario Suárez, que había saltado al terreno de juego en sustitución de Tiago.
Con estos nuevos tres puntos el conjunto rojiblanco alcanza la cuarta posición con 17 puntos, quedándose a uno del Real Madrid (tercer clasificado) y a cinco del Barcelona (líder en solitario).


SEVILLA Y VALENCIA: UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA
Siempre es de agradecer tener caras nuevas en un ambiente donde siempre frecuentan los mismos. Eso es lo que precisamente ocurre este año en La Liga con Sevilla y Valencia, que quieren colaborar en ese espectáculo que el año pasado ofrecieron Real Madrid, Barcelona y Atlético.
Por el momento, los andaluces son los que mejor se están aclimatando a la altitud de la zona privilegiada de la clasificación. Los de Unay Emery vencieron por 0-2 en su visita al feudo del Elche y se mantienen en la segunda posición con 19 puntos y un balance de seis victorias en ochos partidos.
No pudo hacer los mismo el Valencia en su visita a Riazor. El conjunto ché sufría su primera derrota de la temporada (3-0) ante un Deportivo de la Coruña que hasta la fecha era el colista de la clasificación. Tras desaprovechar esta oportunidad, el equipo dirigido por Nuno desciende hasta la quinta posición con 17 puntos, a seis del Barcelona.