15 °C
Gastronomía

Conociendo a… José Sol: Spanish Ham Máster

|

Por: Marta Baena Sanz


 


 


 


Los españoles deberíamos respetar más el jamón porque es el buque insignia de nuestra gastronomía


 


 


José Sol aterrizó en Inglaterra en el 2010 como jefe de ventas de una empresa de jamones, y apenas un año más tarde se decidió a dar el paso e iniciar su carrera en solitario. Eso sí, acompañado siempre de su fiel compañera de batallas, una pata de jamón, y portando su bandera allá donde va. En el hotel H10 London Waterloo nos damos cita para que me contagie esa pasión que siente hacia su profesión y hacia lo que considera que es ‘el mejor embajador de la gastronomía española’, y no le falta razón ninguna. Así comienza nuestra charla…
¿Qué te llevó a crear tu propia empresa jamonera, viste aquí un mercado potencial?
Sí cuando yo llego a Inglaterra lo que me doy cuenta es que hay un mercado muy amplio para poder comerciar con el jamón. Para mí fue un shock ver cómo funcionaba el mercado inglés y la rapidez que tiene. Por eso aposté por crear mi propia marca aquí y lo arriesgué todo. Ahora no me arrepiento de ello, sino todo lo contrario, me siento muy orgulloso porque Spanish Ham Máster es una marca posicionada y respetada.


 


Cuando comenzaste he leído que ‘nadie se dedicaba en exclusiva al mundo del jamón en Reino Unido’, ¿te consideras pionero entonces?
Hace cinco años este mercado no estaba para nada explotado en comparación con la actualidad. Ahora hay mucha gente en Londres dedicada al corte del jamón, restaurantes y empresas. Pero focalizada en exclusiva al mundo del jamón ofreciendo además formación y culturización, creo que somos únicos.


 


¿Es muy dura la competencia en Londres en torno al jamón al ser un símbolo tan español y que tanto nos identifica?
Absolutamente. Ahora mismo la competencia en Londres es brutal en todos los aspectos, hay gente con tarifas más reducidas que las nuestras. Por eso tratamos de aportar un valor añadido, no somos un cortador al uso, sino que tenemos un conocimiento detallado del tipo de jamón que vamos a cortar, la temperatura… La competencia hace que cada día nos tengamos que reinventar y ofrecer nuevos servicios.


 


¿Cómo buscas entonces ese valor añadido que te diferencia de tus competidores?
Qué me diferencia… ¿aparte del precio? (risas) Creo que cuando la gente contrata a Spanish Ham Máster busca nuestro servicio, presencia, confianza por la elección del jamón, ya que saben que no vamos a fallar. No vendemos el jamón más caro si el evento no corresponde, tratamos de dar asesoramiento completo porque buscamos la satisfacción del cliente.


 


¿El negocio del jamón en Reino Unido está dirigido a los británicos o a los españoles?
Mi clientela es 80% británica y 20% española. El español ya conoce bastante el mundo del jamón y sabe cortarlo o conoce a alguien que sabe. En ese sentido, el inglés valora la capacidad de integrar el jamón en su fiesta.


 
¿Crees que el jamón triunfa ahora más en Londres porque hay tantos españoles o no es una consecuencia de eso?
No. Yo creo que, debido a la crisis, todas las marcas de jamones o productos españoles han mirado hacia el exterior como un nicho real de venta. Cuando yo empecé aquí los jamones que se enviaban fuera eran los restos de los que no se vendían en España. En cambio ahora empezamos a ser un producto de gran calidad. Cada vez estamos más posicionados en cadenas como Sainsbury o Marks & Spencer, porque ahora es el inglés el que demanda producto español.


 
¿Gusta el jamón entre los ingleses, lo saben apreciar?
Sí y quizá lo aprecian más que los españoles, que por estar acostumbrados a tenerlo no lo valoramos así. Sin ir más lejos, el otro día estuve entrenando a los chefs de Gordon Ramsay y no te imaginas la admiración que sienten por nuestro producto. Ahora voy a estar diez días en Corea dando cursos de formación y la gente se entrega. Nosotros no respetamos nuestro jamón así y deberíamos hacerlo porque es nuestro buque insignia, para mucha gente es el mejor embajador de la gastronomía española.


 
¿Cuáles son las claves para conquistar al público británico?
Seriedad, constancia y perseverancia. Que sepan que si tienen dudas tú se las resolverás.


 
Eres un enamorado del jamón ¿es una pasión que se contagia? Si a alguien no le gusta ¿lo sabría apreciar con el tiempo?
Creo que todo el mundo que tiene oportunidad de probar un buen jamón ibérico repite. De hecho, yo les doy clases privadas a apasionados del jamón que han comprado uno, no saben cortarlo y quieren aprender, principalmente, porque respetan el producto y se hacen partícipes en su vida.


 
Según declaras ‘el secreto no está sólo en venderlo sino en consumirlo, aprender a cortarlo…’ pero aquí que no hay cultura del jamón ¿es una tarea difícil de inculcar?
Poco a poco. Ya hemos dado siete seminarios en el Instituto Cervantes, además de Máster Classes… entonces toda esa cultura que vamos creando alrededor del jamón nos ofrece un posterior feedback de los clientes, ya que luego se interesan por comprar. Quiere decir que sienten la pasión que tratamos de transmitir en nuestros cursos.


 
En las clases que das de cortar jamón, ¿quién tiene mejor mano, los ingleses o los españoles?
Creo que un español en un curso de sushi japonés pone más atención que en uno de cortar jamón. Porque los españoles ya tenemos cultura del jamón. En cambio el cliente inglés es curioso y la primera vez que coge un cuchillo para cortar le pone una pasión que nosotros tenemos olvidada, aunque me duela decirlo. Si bien es cierto que en la distancia todo se valora.


 
Entonces, ya para terminar, si como bien decías anteriormente ‘el jamón es nuestro buque insignia’, ¿por qué los ingleses asocian antes la paella que el jamón con España?
La popularidad va también enfocada al público, el jamón bueno no lo puede pagar todo el mundo, es para un público elegido. Creo que el jamón tiene un posicionamiento más alto. Creo que la paella es un plato que puede comercializarse barato, de hecho en mercadillos como Camden Town donde la sirven se venden raciones por 5 libras, el jamón exige más. Pero también gana en popularidad el chorizo, que está tan integrado aquí en Inglaterra. Siempre se dice que el jamón abre las puertas pero que el dinero lo hemos hecho con el chorizo, es su producto estrella. Creo que será imposible que el jamón consiga desbancar al chorizo.


 


 


1