8 °C
Destacados

Miguel Torres: Un latinoamericano que le pone el alma al arte en Londres

|

Miguel Hernando Torres Umba es Director, actor, mimo y bailarín


Un joven colombiano, apasionado por la movida cultural y las artes, que vive pendiente de su comunidad latinoamericana en Reino Unido, se ha sabido ganar un espacio entre los espectáculos más reconocidos de la ciudad. Su trabajo lo ha compartido con organizaciones como IRMO y Gotitas de Sabor. Es un hombre sencillo, que como buen latino, siempre se da un paseíto por Elephant and Castle o Brixton para buscar un poco del sabor de su tierra y volverse a sentir como en el barrio.


Por Yohanna Rozo


¿Cómo recuerdas tus primeros días en Londres?


Rápidos, confusos, maravillosos, duros, reveladores, alegres y emocionantes. Mi primer recuerdo claro de Londres y que resume lo que sería gran parte de mi experiencia en esta ciudad, fue la carrera frenética en la que nos vimos entre el Aeropuerto de Heathrow y la estación de destino: Shadwell. De Colombia Llegué con dos amigos, Nathalia Franco y Fernando Bocanegra. Cada uno había empacado los pedacitos más preciados y útiles de su vida en un morral y una maleta. Dos de las valijas no llegaron a Londres por problemas con el transbordo de equipajes en parís. Nos prometieron que las valijas llegarían a nuestra dirección días después. Lo que en el momento fue frustración, resultó siendo quizás lo más favorable. Con señas creímos entender las indicaciones que nos dieron en el punto de información del ‘tube’. A partir de ahí fue como presionar un botón: trenes a gran velocidad, puertas abriendo y cerrando, nos maravillamos, no entendemos, empujamos, nos empujan, las maletas estorban, creemos que cada estación es la nuestra, estamos atentos, nerviosos, gente sale, gente entra, palabras y ruidos constantes, nada se entiende, todo nuevo.


Después cada día fue un continuo aprendizaje, a medida de que el dominio del nuevo idioma empezaba a tomar forma, nuevas puertas se abrían y con ellos nuevos trabajos, nuevos amigos, nuevas posibilidades. Una cosa se nutre de la otra. Veníamos determinados a aprender, a sacarle provecho al tiempo que fuéramos a estar aquí, abrazados al lema que, a mi modo de ver, mejor caracteriza a los colombianos: ‘salir adelante’.


Londres es una ciudad que rueda a una velocidad voraz, hay espacio para todos, pero hay que saber seguirle el paso, sin dejar perder la maleta de lo que se trajo, lo que somos, cogerle el ritmo   y bailar con ella.


Para mí, el Reino Unido y emigrar, eran palabras que no existían en el vocabulario. Salir del país era algo que no hacia parte del imaginario de mi familia o de quienes viven en el barrio del que vengo en Bogotá, era una noción alejada y simplemente no se pensaba. Fue a través del papá de mi amiga Nathalia, quien insistía en la importancia de hablar Inglés y de cómo Londres sería el mejor lugar para aprender, que nació la idea. En mi caso la cuestión ha sido siempre agarrar las oportunidades que se aparecen y dar lo mejor de sí, lo que ha venido después se ha dado como resultado de las decisiones tomadas en el camino.


¿Qué ha sido lo más satisfactorio de tu recorrido profesional?


Lo primero es poder compartir ideas, sueños, alegrías, preocupaciones y otros aspectos a través del trabajo artístico y creativo con los demás, con la audiencia, aquellos a quienes no conoces, colegas, amigos y compañeros de oficio. Es gratificante saber que con lo que haces y ofreces, te acercas al otro, tocas fibras, provocas risas, siembras ideas, emocionas, alegras, haces llorar, sorprendes y, a veces sin saberlo, generas cambios en una persona, efectos que tendrán eco por el resto de la vida. Pero lo más importante es que este compartir es circular, mutuo y, así como se provoca, también se recibe. Lo segundo es el hecho mismo de poder ejercer esta profesión y dedicarme a ello en una ciudad como Londres. Me hace sentir bastante afortunado, no es fácil.


Compañía: Tavarka Teatro. Obra: Las cunetas florecen en primavera. En escena: Carmen Amigo, Geber Sandoval y Miguel H Torres Umba. Foto Cortesía Alex Brenner. Compañía: Tavarka Teatro. Obra: Las cunetas florecen en primavera. En escena: Carmen Amigo, Geber Sandoval y Miguel H Torres Umba. Foto Cortesía Alex Brenner.


¿Qué ha sido lo más difícil?


Crear y mantener ese espacio que permita una constante actividad en el campo creativo del cual se pueda, no solo seguir creciendo como artista, sino también vivir. El Reino Unido es un lugar con muchísimo talento, hay muchas personas con el ímpetu, con las ganas, con las ideas, queriendo hacer lo que les apasiona, pero encontrar las oportunidades no es fácil. Esto es así para todos, inmigrantes o no, y si bien es cierto que para los que venimos de otras tierras, especialmente los latinoamericanos, asiáticos y africanos, las opciones son más limitadas, los británicos tampoco la tienen fácil, hay que trabajar duro y ser constantes.


¿Cómo ha sido tu formación artística?


Empecé a hacer teatro, música y danza a los 8 años. En el barrio se abrió un grupo de teatro para jóvenes de 12 a 18 años y a pesar de estar muy pequeño mi mamá logró convencer a los organizadores para que dejaran a mi hermana y a mí formar parte del grupo. Con ellos estuve hasta los 14 años. Ensayábamos cada fin de semana y teníamos presentaciones constantes, participamos de varias comparsas en Bogotá, bailábamos y tocábamos en colegios o fiestas comunales. Con la música y el baile el foco era el folclore colombiano, de ahí que me apasione tanto. No hay nada que me emocione más que el repicar de los tambores y bailar a ritmo de una cumbia. En cuanto a teatro, tuvimos varios profesores así que nos acercamos a diferentes formas, comparsas, teatro callejero, comedia del arte, teatro de sala, escritores contemporáneos colombianos. Desde entonces ya decía que sería actor. Cuando el grupo terminó, se fueron abriendo otros proyectos y yo trataba de hacer parte de ellos al máximo.


Al finalizar el bachillerato, se me ocurrió que quizá tendría que hacer algo que me pudiera dar una estabilidad económica así que me metí a estudiar Electrónica, pero estaba más preocupado por las actividades culturales que por lo que estaba estudiando.


Me pasé a la ASAB Academia Superior de Artes de Bogotá, primero hice un semestre de preparatorio, las audiciones para entrar a la carrera eran conocidas por ser bastante complicadas y los cupos limitados. Fui aceptado en el programa de Artes escénicas con énfasis en actuación y allí estuve por dos años. Fuimos invitados al Festival internacional de teatro AITA/IATA en la Habana, Cuba en Julio del 2006. Al año siguiente surgieron los planes de viajar al Reino Unido.


Estudié ingles por un año en Londres, durante ese tiempo investigamos sobre universidades y escuelas para continuar con nuestra formación teatral. Así asistí a varias clases abiertas en La escuela Internacional de Mimo Corporal dramático.


Cursé el programa de entrenamiento profesional en mimo corporal dramático, al finalizar el tercer año fui invitado a hacer parte de la Compañía Theatre de L’ange fou, dirigida por los directores de la escuela y estuve con ellos por un corto periodo.


¿Cómo es la vida dentro de un personaje de mímica?


Yo soy mimo porque el movimiento y mi cuerpo son la base principal de mi trabajo, mi herramienta de creación dentro y fuera de la escena, están en todo lo que hago. Sin embargo, aunque lo he hecho un par de veces para eventos particulares, no me dedico como tal a hacer de “mimo”. Comúnmente se piensa que el ‘mimo’ es el de camisa a rallas, cara blanca, guantes blancos que no habla y tiene una lágrima o una flor pintada en la mejilla. Pero este es tan solo un estilo particular de pantomima cuyo máximo representante y genio fue Marcel Mareceu y gracias a quien el estilo ganó popularidad. No obstante, las posibilidades de la mima son mucho más amplias, como lo hacía, por ejemplo, Charles Chaplin.


En mi proceso he llevado la experiencia del mimo, a diferentes espacios : creaciones propias, carnaval, escenarios de danza, salas de teatro, talleres y Secret Cinema, y en todos ellos he aprendido a adaptarlo y compartirlo. De todos también he tomado cosas que se suman a mi aprendizaje y me hacen tomar nuevos caminos, evolucionar como Actor, como mimo.


¿Cuáles han sido los momentos más importantes en tu carrera profesional?


Aquellos donde de una u otra forma encuentro certeza de que voy por un buen camino y lo que estoy haciendo tiene continuación, futuro. Por lo general va de la mano con hacerse honorario de la confianza y afecto de alguien más. Para resaltar:


Estuve en el Notting Hill carnaval, conocí a Mandinga Arts, luego participé con ellos en la comparsa del Thames Festival, a Charles Gimpel y Julieta Rubio directores de la compañía les gustó mi trabajo y energía, a partir de allí empezaron a llamarme para trabajar con ellos, como bailarín, coreógrafo e incluso como asistente, confiaron en mi trabajo.


En el 2011 junto con un par de amigos mimos, Carmen Amigo, Española, y Geber Sandoval, Colombiano, creamos la compañía Tavarka teatro, de ellos aprendí mucho sobre la guerra civil Española y el franquismo, me enteré de la cantidad de desaparecidos forzosos que hay en España y me tocó el alma saber que en mi país tenemos una situación similar, ellos querían hacer una obra de teatro y me les uní, presentamos una pieza de 15 minutos en el Scratch Night del Festival Latino Americano de teatro CASA y fuimos uno de los ganadores. Al año siguiente, presentamos la obra completa, con ella abrimos un espacio de discusión sobre el tema y de esa manera estábamos aportando un granito de arena a ese proceso de verdad justicia y reparación que tanto necesitan las víctimas y sus familias en España, Colombia y el resto del mundo.


Por otro lado, a inicios de este año, Secret Cinema planeaba su espectáculo más grande y ambicioso hasta ahora, presentarían el clásico “Regreso al futuro” de Robert Zemeckis y Bob Gale, me llamaron para ser el primero de 3 directores de montaje que el show requería. Otro voto de confianza.


Hace dos semanas terminé una serie de talleres de teatro para jóvenes de 13 a 21 años con quienes había venido trabajando a lo largo del año en diferentes proyectos, al despedirme salieron de ellos palabras de agradecimiento, resaltando lo mucho que habían aprendido, expresaron que les haría falta y que esperaban que volviera pronto. Con eso sabes que algo estás haciendo bien.


¿Qué te ha aportado Londres en todo este proceso?


Londres es el marco, el escenario de mi vida adulta y personal, cuando llegué aquí tenía 19 años y aunque ya tenía algo de experiencia en el campo artístico todo seguía en planes y sueños. En Londres encontré una formación profesional y técnica que no existe en Colombia o en otros países. Por otro lado mi entendimiento del mundo se amplió y las posibilidades se multiplicaron, aquí he tenido la oportunidad de encontrar un espacio donde mi tradición, alegría y pasión son bien recibidas por lo que son y a la vez me han llevado a hacer parte de proyectos innovadores que están generando una revolución artística.


Londres ha sido un bombardeo de conocimiento, oportunidades, retos y aprendizajes, me ha abierto las ventanas a mundos, antes totalmente desconocidos para mí. Me ha conectado con personas de cada rincón del planeta, con formas distintas de pensar y ver la realidad.


¿Cuáles son los mejores recuerdos de tu vida en Colombia?


Los que están ligados a mi familia, mi adolescencia y la vida en comunidad. Tengo una familia muy alegre, a todo le encontramos chiste, nos reímos muchísimo.


En Colombia uno crea amistad con los vecinos y vecino puede ser cualquiera, viva donde viva, la señora de los dulces frente a la universidad, el panadero de la esquina del colegio, el señor de las fotocopias frente a la biblioteca, Mery que tiene un puesto de arepas en la calle principal del barrio, el taxista, todos… Las cosas pequeñas del día a día son los mejores recuerdos y esos se extrañan.


Secret Cinema Presents Back to the Future.Foto Camilla Greenwell Secret Cinema Presents Back to the Future.Foto Camilla Greenwell


Cuéntanos sobre ‘Secret Cinema’ ¿cómo llegaste a esta iniciativa?


Secret Cinema es una propuesta innovadora que ha atraído y reunido a millones de espectadores que creen en la necesidad de revolucionar la forma en que vemos y vivimos el cine. Es para aquellos que gustan del cine, experimentar lo desconocido, conectar con otros y descubrir nuevos mundos, hacer parte y pertenecer a una comunidad que desafía las convenciones.


Empezó en el 2007 como resultado del trabajo que venía realizando Fabien Riggall fundador y director de la compañía. Él pensó en crear espectáculos donde el público pudiera conectar y vivir una experiencia real que se alejara del IMAX, el Multiplex, el 3D y otras tecnologías. Estos espectáculos recrean el mundo de la película escogida, en espacios no convencionales. Allí la audiencia se mezcla con los actores y hace parte activa de las escenas que desenvuelven la trama de la película, al final de la noche se proyecta la peli. Antes del evento reciben instrucciones de cómo vestir, qué traer y qué personaje serán, permitiendo volver realidad la fantasía que muchos hemos tenido, de atravesar la pantalla y meternos en el mundo de la película.


Secret Cinema ha aumentado las expectativas e interés del público y le apuesta a una experiencia más interesante y misteriosa, donde no sabe qué película se presentará, dónde o qué va a pasar. El lema es “tell no one”.


Yo llegué a trabajar con ellos por casualidad. Durante mi primer año de estudios en la escuela de mimo, una de mis compañeras nos preguntó si nos interesaba hacer parte de un evento, estaban buscando actores voluntarios, nos cubrirían transporte y alimentación. A nosotros nos maravilló el evento, completamente nuevo, arriesgado y diferente. Al director de montaje de entonces, Matt Costain, le gustó mucho nuestro trabajo y energía y nos invitó a participar de los siguientes eventos como parte del elenco.


Seguí formando parte del elenco principal en la mayoría de los siguientes espectáculos, luego fui asistente de dirección y consecuentemente director. En total he trabajado en 23 producciones con la compañía.


Descríbenos tu función como Director de Montaje


Como Director de Montaje (Performance Director) hago parte del equipo creativo de la producción, trabajo directamente con Fabien Riggall quien es el director creativo y colaboro en la expansión y desarrollo de la visión del espectáculo. Estoy encargado de seleccionar y dirigir el elenco de actores y junto con ellos crear el show. Cada espectáculo ha sido diferente y según las exigencias de este hay uno o más directores de escena, trabajamos junto con coreógrafos, director de peleas, coordinador de dobles y el resto del equipo de producción.


Yo empecé a acercarme a la posibilidad de dirigir para Secret Cinema cuando a finales de 2011, me ofrecieron asistir en la dirección de montaje, asistí para las producciones de The third man, Casablanca y Brazil. A mediados del 2013 me dieron la oportunidad de Codirigir Saturday night fever, y desde entonces he dirigido Dirty Dancing, Who framed Roger Rabbit y fui el principal de 3 directores de montaje con quien creamos Back to the Future.


Ser uno de los directores de montaje de Secret Cinema ha sido una de las experiencias más enriquecedoras en las que he estado, hemos puesto en escena momentos maravillosos que hacen de estos espectáculos, experiencias únicas, muy diferentes a otras producciones teatrales.


¿Qué proyectos vienen para Miguel Torres?


Por ahora sé que seguiré trabajando con las diferentes compañías con las que me he asociado como Secret Cinema, Mandinga Arts y Emergency Exit Arts.


Pero también me interesa empezar a desarrollar mi propio trabajo, tengo varias ideas que están en proceso de gestación y me encantaría hacerlas realidad pronto. Unas enfocadas a un trabajo comunitario en Colombia, donde planeo abrir espacios de formación artística para niños y jóvenes que puedan ser combinados con los mismos en los que actualmente trabajo en el Reino Unido y que los jóvenes tengan la oportunidad de crear vínculos con otros países y culturas, el sueño es que los de aquí vayan a Colombia y viceversa. Otras ideas están enfocadas a mi trabajo como actor y creador, estoy en proceso de investigación para un espectáculo teatral que espero estrenar en el segundo trimestre del próximo año.


¿Cómo te sueñas en los próximos años?


Siempre me ha sido difícil responder esa pregunta. Dos años antes de llegar a Londres, una amiga me preguntó cómo me veía en 5 años, entonces respondí que no sabía, recibí de ella una cátedra sobre la importancia de proyectarse. Cinco años después estaba en Londres estudiando y trabajando para Secret Cinema, nunca me lo hubiera podido imaginar. Me gusta montarme al tren que llegue y ver a dónde me lleva.
Podría decir que me sueño viajando mucho, constantemente de Colombia al Reino Unido y a otros países y en cada lugar trabajando en diferentes proyectos, llevando obras de teatro, produciendo eventos, compartiendo conocimientos, aprendiendo. En un par de años sueño con estar establecido como creador, generando más espacios artísticos y cumpliendo ideales. Ya veremos qué pasa.


*Foto Principal ©Hanson Letherby


Puedes seguir a Miguel en Twitter y Facebook: @MiguelHTU y Miguel H Torres Umba