17 °C
Recordando

Aniversario del explorador británico James Cook

|

Por: Lucía García / luciagrcgrc@gmail.com


 


 


 


Un 27 de octubre de 1728 nacía en Marton, North Yorkshire uno de los más importantes navegantes, exploradores y cartógrafos británicos de todos los tiempos, él era James Cook. Perteneció a una familia humilde, hijo de Grace y James, este último inmigrante escocés y tuvo cuatro hermanos. James acudió a la escuela hasta que cumplió los 12 años, después desempeñó numerosos trabajos, entre ellos ayudó a su padre en las tareas de administración de una granja, fue aprendiz de tendero en un pueblo de pescadores, hasta que en 1745 el dueño de la tienda en la que trabajaba le introdujo en el negocio del carbón. Fue así como Cook comenzó su andadura en la marina mercante llevando dicho material por toda la costa inglesa. Después de esto comenzó a trabajar en los barcos comerciales del mar Báltico, donde poco a poco iría descubriendo su gran pasión por la marina. Sus grandes dotes para el oficio y su pasión por los barcos fueron consolidándose cada vez más hasta que a la edad de 26 años se le ofreció el mando de un barco, el Friendship.
Pero Cook creyó que su carrera naval avanzaría más rápido del lado militar por lo que en 1755 se postuló como voluntario para la Armada Real Británica, que estaba rearmándose en ese momento para lo que sería la Guerra de los Siete Años.
Pronto el joven James Cook destacaría no solo en la navegación, sino en el arte de la cartografía, cualidad que puso en práctica en sus tres expediciones. Durante estas se descubrieron y cartografiaron con precisión multitud de territorios e islas que fueron documentadas por primera vez en mapas europeos.
En 1768 comenzó la primera de sus tres expediciones. Al timón de la nave Endeavour se dirigió a la costa de Tahití con un grupo de astrónomos y el botánico Joseph Banks como tripulación. Tras esto se dirigió a Nueva Zelanda donde cartografió con precisión sus costas en un mapa que se utilizaría a lo largo de las décadas posteriores. Hizo allí uno de los grandes descubrimientos, circunnavegando por completo el territorio corroboró que Nueva Zelanda no pertenecía a ningún territorio continental mayor, como se creía. Atravesó también el estrecho que separa las dos islas de mayor tamaño y que actualmente lleva su nombre. Tras esto se dirigió a la costa oriental de Australia haciéndose con este territorio para el imperio británico y bautizándolo como Nueva Gales del Sur. Además navegó entre las islas de Java y Sumatra, demostrando que también eran dos territorios separados.
El segundo de sus viajes comenzó en 1772, acompañado por el buque Adventure, cuando partió al mando de la nave Resolution en busca de la Terra Australis, un continente que se creía que existía y del cual Australia formaba una pequeña parte. Navegó rumbo sur hacia la Antártida, donde descubrió que no existía tal continente austral y que en su lugar estaba la gran masa de hielo antártica. Tras esto llegó a las islas que llevan su nombre en la actualidad y que en aquel momento llamó Hervey, además de llegar a las islas Vanuatu, Marquesas y la isla de Pascua. A su regresó descubrió dos nuevos territorios: las islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur.
Tras esta segunda expedición fue recibido de vuelta a Inglaterra con grandes alabanzas y se le condecoró con la medalla Copley y se le nombró miembro d la Royal Society.
Pero el afán explorador y el amor por el mar que sentía James Cook le llevaron a realizar un tercer viaje. Esta vez en 1776 y con el buque Resolution. En dicha expedición encontró más islas pertenecientes a las Sandwich que en la actualidad denominamos Hawai. Además siguió con sus trabajos de cartografía realizando un increíble y preciso mapa de las costas de Alaska y de la desembocadura de los principales ríos americanos.
En su vuelta a Inglaterra las cosas se complicaron, tuvieron que hacer una parada más larga de lo habitual en las islas Sandwich debido a las condiciones climatológicas lo que le llevó a graves enfrentamientos con los nativos por la disputa de víveres. En una de estas reyertas James Cook apuñaló a uno de los indígenas y a su vez fue apuñalado mortalmente.
A pesar de sus interminables expediciones y viajes y las grandes temporadas que pasaba fuera de Inglaterra James Cook se casó en 1762 con Elizabeth Batts y formó una familia. Tuvo 6 hijos, con los que vivía, mientras no estaba navegando, en el East End de Londres. Tres de ellos murieron en la infancia y dos de los tres restantes siguieron los pasos de Cook y se convirtieron en marinos.