22 °C
Mundo

El “Adiós mundo”, de Brittany Maynard, legal y digno

|

Por: Alba Formoso


 


 


 


Brittany Maynard, la joven estadounidense de 29 años que había decidido poner fin a su vida de manera voluntaria y legal para evitar ser consumida por un cáncer cerebral terminal, ha cumplido su propósito. Los médicos le dieron una esperanza de vida de un año, tras calificar el cáncer que padecía como “agresivo e incurable”. El pasado 1 de noviembre la joven fallecía “como quería, en paz en su dormitorio, en brazos de sus seres queridos”, según ha salido público en un comunicado.


Brittany en el momento de tomar la decisión inició también una campaña para promover las leyes de muerte digna en Estados Unidos. Cinco estados del país norteamericano recogen en sus legislaciones esta práctica. Uno de los lemas de cabecera de la joven durante su campaña de sensibilización fue “Un día, tu vida pasará en un instante ante tus ojos. Asegúrate de que vale la pena verla”.


En Oregón, estado al que tuvo que mudarse Brittany Maynard desde California para poder solicitar la ley de muerte digna, esta vigente desde el año 1997 y según las cifras oficiales, la causa más comúnmente citada para solicitar la eutanasia o suicidio asistido es la pérdida de autonomía personal.


Este es el mensaje que ella misma dejó en Facebook para despedirse de sus seres queridos:
“Adiós a todos mis queridos amigos y familiares a los que quiero. Hoy es el día que he elegido para morir con dignidad, afrontando mi enfermedad terminal, este terrible cáncer en el cerebro que me ha quitado tanto… pero me habría quitado mucho más”, dice el mensaje. “El mundo es un lugar hermoso, viajar ha sido mi mejor maestro, mis amigos más cercanos y mi familia han sido muy generosos. Incluso tengo un círculo de apoyo alrededor de mi cama mientras escribo… Adiós mundo”.