13 °C
Destacados

Celebra con nosotros la tradicional noche de Guy Fawkes

|

Lucía García
luciagrcgrc@gmail.com


 


 


 


A comienzos de Noviembre, la fiesta más significativa por excelencia es la noche de Halloween, celebrada en numerosas partes del mundo, pero hay otra, cuyos protagonistas son los fuegos artificiales y las hogueras, no tan conocida y con una interesante historia en el Reino Unido. Esta es la Noche de Guy Fawkes celebrada cada 5 de Noviembre para conmemorar el fallido atentado de ese mismo día pero de 1605, noche en la que un grupo de católicos, entre los que se encontraba Guy Fawkes, intentaron destruir el Palacio de Westminster de Londres, en lo que se conocería como La Conspiración de la Pólvora.
Este complot fue organizado por católicos que estaban en contra del reinado de Jacobo I y de toda la aristocracia inglesa protestante, por ello planearon volar las Casas del Parlamento y secuestrar a los infantes reales, para de este modo provocar una rebelión que tenía como objetivo final otorgar el trono a un rey católico. Esta medida tenía otro interés mayor que era la de un levantamiento general de los católicos romanos, muy descontentos con el régimen de la época y las duras medidas penales que se habían adoptado contra ellos.
Pero el rey Jacobo I descubrió, durante los preparativos, los planes que tenían los católicos y mandó ejecutar a todos los conspiradores. Además llevó a cabo un endurecimiento de la legislación anti romana, ya que era la tercera de otras dos conspiraciones anteriores que también tenían como objetivo acabar con la dinastía protestante de los Estuardo, a la que pertenecía Jacobo I.
Desde entonces en la parte este de Inglaterra y hasta 1859 era de obligado cumplimiento la celebración de la salvación del rey, una fiesta que incluía pirotecnia y hogueras donde se quemaban los “Guys” que eran muñecos con la apariencia de Guy Fawkes, el más conocido de los conspiradores de 1605. Como tradición, los niños usaban las figuras de este para pedir dinero por las casas al grito de “penny for the guy”, que después invertían en comprar pirotecnia.
Dicho acto conmemorativo se ha ido extendiendo hasta nuestros días y cada 5 de Noviembre, principalmente en el Reino Unido, tiene lugar esta celebración con fuegos artificiales y pirotecnia para recordar el fracaso de aquel atentado. Aunque en la última etapa contemporánea el motivo original de la fiesta se ha ido desdibujando y se ha ido asentando más como parte de una celebración de protesta, en la que los protagonistas que se queman en las hogueras han sido y son muy diversos, en general personalidades públicas odiadas por la población británica.
Aunque la mayor parte de esta conmemoración tiene lugar en Reino Unido, son muchos los países que formaban parte del antiguo Imperio Británico los que también tienen su noche de Guy Fawkes. Entre ellos Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Antigua y Barbuda, San Vicente y Las Granadinas, Sudáfrica y Australia.
Incluso dentro del Reino Unido la celebración es distinta dependiendo de la región en la que tenga lugar. En Scotton, ciudad de origen de Guy Fawkes, no se seguía la tradición de quemar los muñecos y la escuela católica de la localidad no realizaba ninguna celebración ya que a ella habían asistido algunos de los conspiradores. Por otro lado en Ottery St. Mary, Devon, un ejército de barriles con brea ardiendo se pasean por las calles. En Lewes, Sussex, esta celebración se mezcla con la conmemoración de 17 mártires protestantes de la ciudad que fueron quemados durante la persecución de María Tudor. En Irlanda del Norte sin embargo esta celebración con hogueras y pirotecnia está más asociada a la noche del 31 de octubre y la celebración de Halloween.
Dicha fiesta tiene numerosos nombres entre los que destacan Guy Fawkes Night, Bonfire Night, Cracker Night o Fireworks Night. Como alimentos típicos de esta noche destacan los guisantes negros con vinagre, los bonfire toffee, las manzanas de caramelo o las jacket potatoes.
Como curiosidad cabe destacar la importancia que ha adquirido la máscara de Guy Fawkes en nuestros días. Esta fue diseñada por el ilustrador David Lloyd y apareció por primera vez en la película V de Vendetta. A partir de ahí se ha convertido en un símbolo utilizado principalmente por el grupo Anonymous, y en general por grupos de protestantes antigubernamentales.


 


 


 


 


Lo que fue conspiración, es hoy en día celebración


Por: Sandra Berciano2


El cielo de Londres se llena de luces de colores para celebrar La Noche de los Fuegos Artificiales, de esta manera la ciudad acoge una serie de eventos para conmemorar La Conspiración de la Pólvora.


Un año más, el 5 de noviembre será una noche mágica; vuelven los fuegos artificiales para poner la nota de color tanto para los más pequeños de la casa como para los adultos; porque lo que pudo haber terminado entonces en tragedia, termina hoy en día con una noche de diversión y magia para todos aquellos que se acerquen a uno de tantos sitios en los que se ofrecen, tanto gratuitamente como de pago, fuegos artificiales. Además, la tradición también hace que durante unos días se pueda disfrutar de comida típica como las patatas asadas (jacket potatoes), las manzanas de caramelo o el bonfire toffee.


La celebración no acaba el 5 de Noviembre, sino que lo mejor está por venir. Como cada año desde 1535, el famoso desfile del alcalde llega puntual el sábado 8 de noviembre. Recorriendo las calles del centro de Londres se celebra el comienzo del nuevo año de alcaldía de Lord Mayor of the City of London (Alcalde de la City de Londres) que no se debe confundir con el Alcalde de Londres. El evento, con toques carnavalescos, mezcla el estilo moderno con el antiguo; combinando así los elementos británicos más tradicionales con los actuales. El Lord Mayor presta juramento un día antes del desfile, para poder participar también en el evento y terminar en el Real Palacio de Justicia en la Ciudad de Westminster jurando lealtad a la Corona. Como era de esperar, más de media tonelada de fuegos artificiales marcan el inicio de un nuevo año de alcaldía.