20 °C
Deportes

El Real Madrid ya lidera una Liga apasionante

|


  • El conjunto madrileño hizo sus deberes ante el Granada y se aprovechó de la sorprendente derrota de los culés ante el Celta y del tropiezo del Sevilla


 



  • Atlético de Madrid y Valencia también ganaron y aprietan una competición con reminiscencias de antaño


 


Por: Fernando Vaca


 


 


 


 


El Real Madrid ya mira por el retrovisor
pag 32 foto 1


El fútbol es una cosa tan impredecible como una noche de copas. Hace unos 50 días, el Real Madrid era ese desastre de equipo que perdía ante Atlético de Madrid y Real Sociedad y cuyo presidente había desmontado con la venta de Xabi Alonso y Di María; ahora, una vez que la pelota ha entrado más veces en la portería contraria que en la propia, el precio de James Rodríguez resulta hasta barato para un conjunto que puede marcar una época. De locos.
Con todo esto en el currículo de esta temporada y tras las prestigiosas victorias ante Liverpool y Barça, los de Carlos Ancelotti se presentaban esta jornada en Granada con el objetivo de seguir alargando la extrema felicidad de los madridistas. Y es que el Real Madrid vive con una sonrisa atornillada, cosa que solo puede traer cosas positivas. Entre ellas el decimoséptimo gol de Cristiano Ronaldo en Liga (en 10 jornadas), que ponía el 0-1 en el marcador tras dos minutos de partido. El portugués se aprovechó de un balón robado por el incansable Carvajal y una asistencia de su mejor socio: Karim Benzema. El francés hizo lo mismo, pero con distinto destinatario, allá por la media hora de encuentro: en este caso el balón le llegó a James Rodríguez, que siguió con su rutina de colocar balones en las escuadras de todas las porterías españolas. Con 0-2 en el luminoso y un Granada comiendo lona, se llegó al descanso.
No cambió la función en la segunda parte. Tanto es así que entre Benzema y Cristiano ofrecieron el número de la tarde: el portugués se inventó una asistencia en forma de taconazo y el francés se lo agradecía poniendo el balón en el fondo de la portería. Sesenta minutos de puro fútbol traducidos en un 0-3 a favor. Ni un pero a los de Ancelotti. La última media hora de juego restante dio para que Carvajal se retirara del terreno de juego por un problema muscular, el Granada buscara el gol del honor y James hiciera el definitivo 0-4 tras otra buena acción colectiva.
Undécima victoria consecutiva, 24 puntos en Liga y liderato recién estrenado tras los tropiezos del Barcelona y del Sevilla. Este Real Madrid pinta muy bien.





El Barça camina torcido


pag 32 foto 2
Una derrota en un Clásico es un dolor de cabeza que no se alivia hasta la siguiente victoria. Sin embargo, y tras el inesperado revés de esta jornada ante el Celta (0-1), el Barça está comenzando a desarrollar una incómoda jaqueca. El conjunto azulgrana sigue sin encontrar esa idea principal que acabe con la anarquía de su juego y lo vivido en el Bernabeú (1-3) se volvió a repetir esta jornada.
El Camp Nou vio como los suyos eran incapaces de canalizar una ansiedad que se tradujo en hasta cuatro lanzamientos a la madera. El primero de ellos vino de las botas de Neymar, cuyo lanzamiento con rosca se estrellaba en la portería visitante. El siguiente lo protagonizó Messi, que había batido ya a Sergio Álvarez y vio como entre el celtiña Jonny y el poste arrancaban el potencial 1-0 en el marcador. Los atacantes culés no daban crédito a una mala puntería que volvió a encontrar un ejemplo en las botas de Neymar: el brasileño se quedaba solo ante el portero visitante y éste, a través de una bonita estirada, empezaba a comprar boletos para convertirse en el protagonista de la noche.
Tras el descanso, Neymar volvió a tener otra cita con el poste, algo que desesperaba a la parroquia culé. Esta desesperación se tornaba en angustia minutos después, cuando Nolito cogió un balón en la frontal del área y regalaba un taconazo para que Larrivey pusiera un gélido 0-1 en el marcador. Inteligente el realizador, los planos cortos de los jugadores del Barça hablaban por sí solos.
Pese a que restaban 35 minutos para la finalización del choque, la sensación era que el Barcelona podría tirarse hasta la medianoche sin hacer un solo tanto. Y no era por falta de efectivos, ya que a Messi y Neymar volvía acompañarles un Luis Suárez que también imitó la puntería de sus compañeros. Así, y sin fallos de guion a la vista de lo presenciado, el Barcelona caía en su estadio (0-1) siete días después de dejarse el orgullo en el Santiago Bernabéu.
Con esta derrota ante el Celta, los azulgranas ceden el liderato al Real Madrid y siguen con ese paso torcido hacia la conquista de un hipotético título.





El Atlético sigue asomando la cabeza


pag 32 foto 3
El conjunto colchonero sigue empeñado en llevar la contraria a aquellos que dicen que su éxito fue flor de un día. Los de Diego Simeone volvieron a vencen en el campeonato doméstico (4-2) ante un incómodo Córdoba y siguen pisando los talones al Real Madrid. Además, las victorias están viniendo protagonizadas por jugadores que parecen estar adquiriendo el protagonismo que se les exige, como es el caso de Griezmann y Manduzkic. El primero de ellos firmó una de sus mejores actuaciones de la temporada consiguiendo un doblete. Uno menos marcó el delantero croata, que sigue en su quimera de hacer olvidar a Diego Costa.
El cuarto gol de los rojiblancos vino en una jugada desgraciada para el visitante Pinillos, que protagonizaba un tanto en propia puerta (4-1) tras un centro de Koke. Todos estos goles rojiblancos vinieron en un partido que se les atragantó con el 1-1 de Ghilas nada más comenzar la segunda parte. Sin embargo, los ya mencionados tantos de Griezmann, Mandzukic y Pinillos (p.p.) volvieron a poner la tranquilidad en una grada que vio como el propio Ghilas hacía el definitivo 4-2.
Con esta nueva victoria, el Atlético de Madrid asciende a la tercera posición de la tabla con 23 puntos a solo uno del Real Madrid. El actual campeón no se rinde.





Valencia y Sevilla siguen en la pelea


El conjunto valenciano arrancó una victoria (1-3) de su visita a Villarreal gracias a los goles de Trigueros en propia puerta y el doblete de Mustafi. Con este nuevo triunfo el equipo ché asciende hasta la segunda posición, situándose a un solo punto del Real Madrid. Distinta suerte corrió el Sevilla, que cayó en su visita a San Mamés (1-0) y desaprovechó su oportunidad de colocarse líder en solitario.