4 °C
Turismo

Inicia el dulce noviembre: Un viaje por algunas de las mejores pastelerías del mundo

|

Por Lorena Liquete Briffel


Ya estamos en Noviembre. Y hay planes que aunque deliciosos en cualquier época del año, en esta, la de ahora, se agradecen aún más. Con el fresquito que Noviembre conlleva, no hay nada como hacer una parada en el camino dejándose arrastrar por el maravilloso olor que esconden muchos lugares. Por ello, Destinos te propone un paseo por algunas de las mejores pastelerías del mundo para degustar de un momento de lo más dulce mientras ver la vida…ver la vida pasar.


Antiga Confeitaria, en Lisboa


Hablar de pasteles, es hablar indiscutiblemente de Lisboa, la eternamente dulce. Y es que como si de un templo al dulce se tratase, las pastelerías recorren las calles de la capital Portuguesa destacando entre todas ellas la famosa Antiga Confeitaria ubicada en el barrio de Belém que abrió sus puertas allí por el año 1837 y que aún conserva tiempos pasados en sus característicos azulejos. Su fetiche por excelencia, los pasteis de nata, una combinación maestra de harina de trigo y crema de vainilla que consigue formar kilométricas colas cada domingo.


Especialidad portuguesa: Pasteis de nata/ crédito: www.flickr.com Especialidad portuguesa: Pasteis de nata/ crédito: www.flickr.com


Ladurée, en París


París pone sus hornos a punto para crear delicias capaces de quitar el aliento a muchos. Y es que la reconocida ciudad del amor también huele a harina y crema chantilly. Entre todas sus pastelerías, presume de ser una de las mejores la pastelería Ladurée ubicada en los Campos Elíseos, de fondo la mítica Torre Eiffel y la creadora de los ya famosos en todo el mundo macarrones – macarons – una exquisitez hecha de clara de huevo, azúcar y almendra molida.


Vitrina de la pastelería Ladurée en Paris. Foto de cosmopolitantv.es Vitrina de la pastelería Ladurée en Paris. Foto de cosmopolitantv.es


Pierre Marcolini, en Bélgica


Este delicioso paseo estaría incompleto sin contar con el siempre fiel el chocolate, un dulce por excelencia, siendo palabras mayores referirse al chocolate belga, protagonista sin igual de las pastelerías de la ciudad. Puestos a elegir, la pastelería Pierre Marcolini “la niña bonita” entre todas ellas, todo un espectáculo de buen gusto, sabor, buen hacer y placer para los sentidos que te hará caer en la tentación irremediablemente una y otra vez.


Interior de la pastelería Pierre Marcolini. Foto: tripadvisor.es Interior de la pastelería Pierre Marcolini. Foto: tripadvisor.es