- °C
España

15 médicos denuncian ante el juez la gestión del virus ébola

|

Por: Xiana Comesaña


 


 


 


El juzgado de Instrucción nº21 de la capital madrileña admite a trámite la denuncia presentada por 15 médicos del Hospital de La Paz por si ha existido delito ante la gestión del virus.


El Juzgado de Instrucción Nº 21 de Madrid ha admitido a trámite la denuncia presentada por quince médicos del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario La Paz por las medidas que se adoptaron para la seguridad del personal y la formación de los trabajadores sanitarios en la lucha contra el ébola que según los mismos ha sido muy deficiente.
El Juzgado que puede imponer una infracción penal ha solicitado al mismo hospital "la documentación acreditativa de las medidas adoptadas para garantizar la seguridad del personal y la formación proporcionada al mismo". Además se solicita una correlación de todos los médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería que estuvieron en contacto con el virus.
Como es sabido por todos en España, ya que se ha repetido en los noticiarios, la formación acerca del virus y sus protocolos de seguridad por parte de los clínicos era deficiente, siendo incluso el médico que atendió a Teresa (la auxiliar infectada por el virus) admitió que la atendió con un traje “que le quedaba pequeño”.
Por otro lado, se unen a la causa el CSIF (Centra Sindical Independiente de Funcionarios) que denuncian que en un primer momento el 112 (número de emergencias en España) no llamó a Sanidad ante los evidentes síntomas de Ébola de la paciente Teresa Romero. Según este sindicato se cometieron negligencias muy importantes como llevar a la paciente en una ambulancia convencional o mantenerla en un box de urgencias normal junto al resto de pacientes y no activar un protocolo especifico. En este caso, las denuncias son cuatro interpuestas contra los gerentes del Summa 112 de Madrid y del Hospital La Paz-Carlos III ante la Inspección de Trabajo y la Fiscalía de Madrid en defensa de los profesionales sanitarios por los riesgos a los que han sido expuestos en la crisis del Ébola.
Entre tanto, Teresa Romero que se recupera progresivamente ha declarado que no le importan el dinero ni las entrevistas: “Sólo quiero recuperar a mi perro”. Recordemos que la mascota de la paciente fue sacrificada por prevención en contra de la voluntad del marido de Teresa, en ese momento ingresado por precaución. De momento, la auxiliar de enfermería no puede volver a su domicilio ya que tiene que ser desinfectado y es probable que lo haga la misma empresa que desinfectó el box dónde permaneció en urgencias.