19 °C
Reino Unido

Londres en memoria de los caídos en guerra

|

Por: Carla Babón 


 


 


 


Como cada año, el Remembrance Day o Día del Recuerdo ha sido una fecha especialmente emotiva para Inglaterra y para la familia real británica, no sólo porque han rendido homenaje a todos aquellos que dieron sus vidas por el país durante los dos grandes conflictos internacionales, sino porque este año se cumplía el centenario del estallido de la Gran Guerra y el final del conflicto de Gran Bretaña en Afganistán.


Luciendo en su solapa la tradicional amapola (‘poppy’) a modo de broche, flor que crecía en los campos de batalla de Flandes como símbolo de la sangre derramada, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo llegaron acompañados por el príncipe Carlos, el príncipe Andrés, la princesa Ana y Guillermo de Inglaterra que visiblemente emocionados dedicaron su particular homenaje con una ofrenda floral ante el Cenotaph, monumento británico dedicado a los soldados británicos caídos en guerra, donde pidieron dos minutos de silencio. Desde el balcón les observaban con detalle la duquesa de Cambridge, la duquesa de Cornualles y la condesa de Wessex, todas con la cabeza ligeramente inclinada y de riguroso negro con elegantes tocados.


pag 2 foto 4


 


 


Jefes de las fuerzas armadas, representantes políticos y miembros de los servicios civiles del Reino Unido no quisieron perderse esta cita ineludible y como cada año fueron muchos los que asistieron a la conmemoración, que tuvo lugar a tan sólo unos pocos cientos de metros de la abadía de Westminster. Uno de los detalles que nos dejó la celebración fue la complicidad que mostraron la duquesa de Cornualles y la duquesa de Cambridge, además de una ausencia muy destacada, la del príncipe Harry, que se encuentra en Afganistán pero que vivió el homenaje junto a las tropas en Kandahar.


 


pag 2 foto 2





Remembrance Day 2014


La solemne ceremonia tiene lugar cada año en la undécima hora del domingo más cercano al aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial (11 de noviembre de 1918). La festividad abarca no solo a aquellos soldados que murieron en la Gran Guerra en cumplimiento de deber sino que además se recuerda a todos los caídos en todas las campañas del país, incluyendo la Segunda Guerra Mundial, Irak y Afganistán.


Varios son los lugares en los que se ha llevado a cabo actos de conmemoración del centenario del estallido de la Gran Guerra. En Staffordshire, por ejemplo, se reunieron más de 2000 personas en el National Memorial Arboretum; en Escocia, el primer Ministro Alex Salmond y el secretario escocés Alistair Carmichael, depositaron ofrendas florales en la catedral de St Giles en Edimburgo; en Irlanda del Norte, la secretaria de Estado Theresa Villiers depositó una ofrenda floral en el Cenotafio de Belfast City Hall y en Gales, la ceremonia tuvo lugar en el Memorial Nacional de la Guerra de Gales en Cardiff.