15 °C
Destacados

Los mejores países para ser mujer

|

Sandra Berciano García
sandraberciano@gmail.com


 
Históricamente la posición de la mujer ha sido desfavorable en todos los ámbitos, y aún a día de hoy la igualdad de género sigue siendo una utopía. Las mujeres han sido siempre víctimas de la discriminación por parte de los hombres por el mero hecho de ser mujeres. Antiguamente se enseñaba a las mujeres a ser obedientes y sumisas, y estaban obligadas a quedarse en casa para cuidar de su familia y hacer las labores domésticas. Tristemente, aunque esto puede sonar muy antiguo, en la actualidad hay países en los que la mentalidad no ha cambiado, en aquellos en los que los hombres tienen más privilegios y a las mujeres se las mantiene en un segundo plano.


Hace algunos años que esta situación ha comenzado a mejorar y la participación de la mujer ha aumentado en el campo laboral, social, político y económico; pero se sigue necesitando la intervención de políticas publicas con medidas de corto, medio y largo plazo para que la desigualdad deje de ser un problema estructural. Medidas que ayuden a la mujer a dejar de ser víctima del hombre para pasar a ser su compañera, y que tanto hombres como mujeres pasen a convivir en un mundo igualitario.


El Foro Económico Mundial (WEF) ha calculado, a causa de su reciente informe sobre la igualdad de género, que a pesar de que la igualdad de género está aumentando en todo el mundo se necesitarán 81 años para lograr acabar con las diferencias entre hombres y mujeres. Subrayan además que aún queda un largo camino por recorrer y que ningún país ha acabado totalmente con esta lacra.


La fundación sin ánimo de lucro WEF publicaba recientemente este estudio en el que daban a conocer cómo está la situación de 142 países respecto a la igualdad de género. Para ello, se han guiado por cuatro puntos clave: oportunidades económicas, educación, salud y participación política.


Según la publicación, la igualdad de género respecto a la salud es dónde mayor igualdad hay, con un 96% de igualdad. Para estudiar este punto se ha usado la expectativa de vida saludable y la proporción de nacimientos entre niños y niñas. Por este último factor China e India reciben una nota negativa por su alta proporción de nacimientos de bebés varones. Por otro lado, Pakistán es el único país en el que se invierte la norma de que las mujeres viven más que los hombres de promedio.


El parámetro de la educación es después de la educación, dónde existe una mayor igualdad, con un 93% de equidad. Existen 25 países en los que no existe brecha alguna. "Ya pasaron décadas desde que los países de Europa y América del Norte alcanzaron la paridad en educación primaria y secundaria. Y en educación superior la desigualdad de género se ha revertido", agrega Saadia Zahidi, jefa del Programa para la Paridad de Género del Foro Económico Mundial y autora principal del informe.


Por otra lado, la participación de la mujeres en la economía y en la política son los parámetros en los que existen mayores desigualdades. En el mundo laboral existen dos claras situaciones diferentes: países en los que la participación laboral femenina es muy alta, pero no alcanzan puesto superiores, como en Brasil y China; o países, como Mauritania y Yemen, en los que la participación laboral es muy baja. Respecto a la política, hay países que avanzan, como los nórdicos. Pero también hay países que se mantienen inalterables, como Qatar y Arabia Saudita.


El país que ocupa el primer puesto es Islandia que permanece en la misma posición por quinto año consecutivo, gracias a mejoras en las áreas de oportunidades económicas y participación política. En el segundo puesto se encuentra Finlandia, a pesar de que su puntuación haya descendido desde el ranking anterior. Noruega ocupa el tercer puesto, en parte gracias al nombramiento de Erna Solberg como primera ministra y a que es uno de los países con mayor porcentaje de años en los que una mujer ha ocupado el cargo de jefa de Estado. Los siguen Suecia en cuarto lugar, Dinamarca(quinto), Nicaragua (sexto puesto), Ruanda (séptimo lugar), Irlanda (octavo), Las Filipinas (noveno) y Bélgica en décimo lugar. Por el contrario Yemen ocupa el último puesto en el ranking, seguido de Pakistán, Chad, Siria y Mali.


PAG 19 FOTO CON DESTACADO
En Europa
Alemania se adelanta este año dos posiciones y se posiciona en decimosegunda posición, ya que tuvo un avance en los cuatro criterios estudiados y además es el quinto país con mayor mejoría respecto a los años que "una mujer lleva siendo Jefe de Estado" en los últimos nueve años. Francia también adelanta posiciones, pero en su caso son 29, y pasa del lugar 45 al 16. Se cuela en el top 20 por muchos motivos: encabeza la lista de los países en los que hay igualdad de salario por un trabajo similar para ambos sexos, es el tercer país que más ha mejorado su porcentaje relativo desde 2006 y es el que mayor mejoría ha registrado en “legisladores, funcionarios y gerentes de alto nivel” en los últimos 9 años. Por el contrario Reino Unido cae 8 posiciones hasta el número 26. Por su parte, España sube un puesto y se sitúa en el puesto 29.


En Latinoamérica
En el panorama latinoamericano Nicaragua es el único país que se cuela por tercer año consecutivo en el top 10 en sexta posición. Lo logra en parte gracias a que es el país con mayor mejoría absoluta en “mujeres en posiciones ministeriales”. Brasil ocupa el puesto número 71 registrando entre 2006 y 2014 la mayor mejoría en la región en “matrícula de educación primaria”.


Argentina, Perú y Chile alcanzaron un ascenso situándose en el número 31, 45 y 66, respectivamente. México, por el contrario que sus vecinos, sufrió un descenso ligero desde el año pasado, lo que le sitúa en el número 80.


Progresos significativos
El informe revela algunos datos positivos sobre la situación de la mujer como en el caso de la política que afirma que hay un 26 % más de mujeres parlamentarias y un 50 % más de ministras en todo el mundo comparado con hace nueve años atrás. Respecto a esto Zahidi declaraba: "estos son cambios profundos, tanto para las economías como para las culturas nacionales. No obstante, está claro que todavía hay mucho por hacer y que, en algunas áreas, el ritmo de cambio debe acelerarse".


El texto indica afirma también que "más mujeres que hombres han ingresado en la fuerza laboral en 49 países” y que en 105 de los 142 países se han producido cambios prometedores.


Uno de los países que más expectación a generado a sido Ruanda, ya que es el primer año en el que entra en el índice y está en el séptimo puesto. Es difícil creer que un país que está sumido en la pobreza y en el que la desnutrición crónica afecta a la mayoría de habitantes, supere en igualdad a países como Suiza, Alemania, Estados Unidos, o Austria.


 


cambio gráfico pag 19