3 °C
América Latina

Eduardo Florez: Emprendimiento colombiano con aroma a café

|

Eduardo Florez es Fundador y Director en The Colombian Coffee Company


Si su idea es emprender un negocio en UK siga el ejemplo de Eduardo Florez, un talentoso latinoamericano que se ha destacado en Londres por sus innovadoras ideas. Bueno para las finanzas, la mecánica y hasta la fotografía, ahora este colombiano dedica toda su pasión al fortalecimiento de The Colombian Coffee Company, una empresa social, comprometida con las comunidades productoras de café en Colombia


Por Yohanna Rozo


El secreto del éxito de Eduardo Florez es la constante preocupación por su gente y el continuo interés por contribuir con su patria aun estando fuera de su país. Su iniciativa combina el nombre de su tierra con el aroma del uno de los productos más emblemáticos de la región: el café. The Colombian Coffee Company es un proyecto social, fundado y dirigido por Eduardo, su objetivo es apoyar a los pequeños campesinos a través de la venta de excelentes variedades de café de origen especial. Adicionalmente, trabaja en la generación de conciencia a través del arte, la fotografía y los medios de comunicación social.


“Queremos conectar los amantes del café del Reino Unido con las comunidades que producen su café, darles la oportunidad de hacer una diferencia honesta y positiva para el mundo y disfrutar de un buen café al mismo tiempo”, cuenta Eduardo en su portal web: thecolombiancoffeeco.org


The Colombian Coffee Company


El objetivo de Florez es compensar, de forma justa, el trabajo de quienes realmente trabajan para producir uno de los mejores cafés del mundo. “En Londres los cafés colombianos de origen único se venden en más de 30/kilo así que nos hicimos una simple pregunta: ¿qué porcentaje de ese dinero va a los agricultores?”


Eduardo agrega que “hay demasiados intermediarios que toman una gran parte del ‘pastel’ del café. El comercio del café no es un comercio justo y esta es la realidad en Colombia”.


Express News conversó con el Director y Fundador de The Colombian Coffee Company, esta es su historia:


¿De dónde nace The Colombian Coffee Company?


Durante mis estudios en Bogotá trabajé en el Club de la Montaña o Café & Crepès, desde entonces surgió la idea. También en Londres me gustó el nuevo “happening” de cafés independientes, especialmente por la zona de Shoreditch. Lo que no podía creer es que los caficultores en Colombia no tuvieran ni idea del precio de sus cafés en el mercado extranjero. ¡Esto no es justo!


¿Cuál fue tu principal motivación para dar el primer paso con esta iniciativa?


Me gustaba la idea de conectar a Colombia con el mercado de lujo Inglés. Esta inquietud se genera en parte por mi trabajo con la marca de moda de lujo Bottletop, este es un proyecto único que apoya comunidades en Brasil conectándolas con el mercado de moda de lujo en Inglaterra. Fue aquí donde finalmente entendí cómo cerrar el círculo de comercio ético: conectar un muy buen producto generado por pequeños campesinos y hacerlo llegar a un mercado de lujo dispuesto a pagar un “premium” por un muy buen producto con beneficio directo para los productores…También le debo una parte de mi motivación a mis estudios en Administración de Negocios.


¿Cuál es el propósito The Colombian Coffee Company?


Vender la marca “Colombia” en Inglatterra y al mismo tiempo apoyar a las comunidades caficultoras de la región y a la comunidad Colombiana en el Reino Unido.


¿Tenías antes alguna relación directa con el café colombiano?


Mi padre tenía su casa en el Tolima, era una zona de producción cafetera que quedó abandonada, de pequeño solía comer la pulpa de los cafés que yo mismo recogía.


¿Qué ha sido lo más satisfactorio de este proceso?


Saber que mi trabajo beneficia directamente familias caficultoras en Colombia


¿y… lo más difícil?


Además de la financiación aquí en el Reino Unido, los precios de transporte de carga desde Colombia. Resulta muy caro para los caficultores enviarnos pequeñas muestras de sus cafés, esto es una verdadera lástima.


¿Cómo se sostiene la compañía?


 Con rezos al divino niño y con mucho trabajo: aún estamos en el proceso de ‘Start-up’.


¿Quiénes te acompañan en esta misión?


 Estamos registrados como ONG y por lo tanto contamos con una junta directiva o “Board of Trustees” más un equipo de voluntarios, la mayoría estudiantes del London School of Economics.


The colombian Coffee Company


¿Qué te ha aportado Londres en todo este proceso?


Londres es la plataforma perfecta para desarrollar ideas creativas, parte de lo que hacemos es generar conciencia en el público Inglés del café de Colombia y de la situación de los pequeños caficultores, lo hacemos a través del arte y la fotografía, lo cual es perfecto porque esta ciudad genera tendencia en arte, moda y fotografía.


¿Cuáles son los momentos más relevantes de The Colombian Coffee Company?


La fundación, cuando decidimos que fuera un proyecto sin ánimo de lucro.


¿Cómo ha sido la difusión de The Colombian Coffee Company?


Dos palabras clave en Inglés: “Social Media”, estas han sido plataformas ideales para darnos a conocer y llamar la atención, especialmente con el uso de imágenes. Además del potencial comunicador, por ejemplo, por Twitter nos conectamos con el embajador Nestor Osorio, con Falcao, con el Príncipe Carñps, con las Naciones Unidas, en fin… es un medio de difusión bárbaro.


¿Qué ha sido lo más especial de participar en este proyecto?


No tener miedo a soñar


¿Qué nuevas cosas vienen para The Colombian Coffee?


 Esperamos abrir próximamente en uno de los mercados más antiguos de Londres (¡super secreto!).   Así que próximamente vamos a necesitar desde modelos para photoshoots hasta diseñadores, arquitectos y muy claro baristas interesados en aprender el arte del “coffee roasting” al estilo Londinense.


¿Cómo te sueñas tú, personalmente, en los próximos años?


Generando conexiones culturales, artísticas y comerciales entre Colombia y el Reino Unido.


¿Cómo recuerdas tus primeros días en Londres, qué te motivó a moverte a la capital británica?


Cuando llegué me impactó la mezcla entre arquitectura antigua victoriana con los nuevos edificios más contemporáneos como la Alcaldía o la línea de metro ‘Jubilee Line’. La motivación fue mi deseo de hablar bien Inglés y nunca me llamó la atención ir a los Estados Unidos.


 Aparte de tu trabajo, ¿cómo ha sido tu cercanía con la comunidad latina en Londres?


Estoy muy emocionado con la idea de apoyar a la comunidad latina en Londres. Parte de nuestro proyecto implica apoyar, por medio de asesoría laboral, en temas como búsqueda de empleo, elaboración del CV, Cartas de Presentación o “cover letter” además, siempre estamos dispuestos a trabajar con gente creativa, especialmente con artistas visuales.


Por último, ¿Cuáles son los mejores recuerdos de tu vida en Colombia?


Nadar en el mar caribe y caminar por las montañas cafeteras


 *Imagenes suministradas