- °C
Reino Unido

Y tú que estudias, ¿ciencias o letras?

|

La secretaria de educación aconseja a los estudiantes que eviten las asignaturas de arte o humanidades


 


Por: Mar Molina


 


 


 


La secretaria de educación de Reino Unido, Nicky Morgan, ha aconsejado a los estudiantes que se alejen de las artes y las humanidades si quieren encontrar trabajo una vez finalicen sus estudios. Según explicó la secretaria de educación, en décadas pasadas era posible que con una formación humanística los titulados encontrasen su primera oportunidad laboral en cualquier empresa o actividad profesional. Hoy, no es así. Según la señora Morgan el mercado no da cabida a todos y lo que realmente se necesita son perfiles técnicos-científicos. En las charlas de la campaña “Tu Vida” que tiene como objetivo aumentar en un 50% el número de adolescentes que opten por las matemáticas y la física en los próximos tres años, la secretaria de educación explicó: “Las asignaturas que dan opciones a los jóvenes y abren las puertas a las carrera con futuro profesional son las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”. Estas declaraciones no han dejado indiferente a nadie de la comunidad educativa de Reino Unido y muchas han sido las voces que se han levantado en defensa de las Humanidades. Christine Blower, secretaria general de la Union de profesores ha dicho: “Desvalorar las artes es dar el mensaje erróneo ya que asignaturas como Historia, Inglés , Arte o Geografía ofrecen recursos y comprensión para el mundo y la vida”. Desde el Departamento de Educación se ha defendido que la intención de la Secretaría de Estado no era desvalorar las Humanidades y las Artes sino animar a los estudiantes que están pensando en cursar carreras en áreas de gran crecimiento económico como la tecnología y la informática a escoger esas asignaturas ya desde la escuela. Según la propia Sr Morgan: “En UK se necesitará contratar 83.000 ingenieros cada año y los estudiantes, especialmente las chicas no deben mantenerse alejadas de territorios técnico-científicos que por muchos años fueron considerados únicamente disciplinas que, en su mayoría, escogían hombres”.
Una fuente del Departamento de Educación ha comentado que quizás no habría que levantar una barrera infranqueable entre ciencias y letras ya que pueden ser complementarias en los programas educativos. Las letras, el lenguaje y la comprensión lectora articulan el pensamiento y el desarrollo científico. Son muchos los profesores que, a raíz de las declaraciones de la Sra Morgan se han apresurado a defender que la clave para que un alumno entienda las matemáticas está en la comprensión lectora y por tanto en el lenguaje. Defienden que una buena formación en el área de letras garantiza esa comprensión y el desarrollo del pensamiento dialéctico, necesarios para desarticular los enigmas de un problema matemático o una fórmula científica. Recientemente en Reino Unido, sectores tradicionalmente técnicos como las finanzas, la ingeniería o el marketing han incorporado profesionales humanistas a sus equipos de trabajo. Estos equipos interdisciplinares han dado excelentes resultados.
Quizás la solución no sería en dividir asignaturas sino en tener un programa educativo que combinara e hiciera complementarias asignaturas de letras con ciencias. El propio arquitecto británico Richard Rogers en su última exhibición en la Royal Academy explicaba su proceso de trabajo a través de equipos interdisciplinarios: La arquitectura es demasiado compleja para que una sola persona pueda dar con la solución. Disfruto de ver las dinámicas que se generan cuando personas de diferentes áreas del pensamiento; desde la filosofía a la ingeniería, desde la sociología a los “renders” informáticos trabajan juntos en pos de una solución global.”