15 °C
Deportes

Messi ya es leyenda en una Liga que comanda el Real Madrid

|

El argentino superó el récord de Telmo Zarra (251 goles) y se convirtió en el máximo goleador histórico de la competición española.


El Real Madrid goleó al Éibar (0-4) y sigue sin mostrar fisuras.


El Atlético de Madrid se reencontró con una victoria (3-1) que le mantiene en los puestos de cabeza


Por: Fernando Vaca


Si además de ser un jugador diferente lo refrendas con estadísticas tales como goles, puede que te conviertas en una leyenda. Eso es lo que ha sucedido con la figura de Leo Messi, que este pasado fin de semana ha pasado a formar parte de los libros de historia de la Liga. El primer paso para ello llegaba sobre el minuto 21 del partido que el Barcelona disputaba ante el Sevilla en el Camp Nou. Los azulgranas buscaban abrir la lata y lo consiguieron (1-0) gracias a un tiro libre magistral del “10” argentino, que en ese momento igualaba los míticos 251 goles de Telmo Zarra. El abrazo al unísono de todos sus compañeros subrayaba la importancia del momento.Tras este tanto lleno de significado, los azulgranas se lanzaron a por ese 2-0 con deseos de tarde plácida, pero ni Luis Suárez ni Neymar consiguieron poner su nombre en el electrónico del Camp Nou. Si lo haría Jordi Alba, pero colocando el “1” en la casilla visitante. El lateral azulgrana no se entendía con su compañero Mathieu y ponía en su propia portería (1-1) un centro inofensivo de Vitolo. Jarro de agua fría para una afición blaugrana que aún tenía en la memoria la última derrota en casa (0-1) ante el Celta de Vigo.Sin embargo, y ya van 11 veces esta temporada, Neymar eliminaba gran parte de los suspiros de los blaugranas tras poner en la red (2-1) un centro lateral de Xavi. Precisamente de otro cabezazo vendría el 3-1 de los de Luis Enrique, cuando Rakitic aprovechaba un centro a medida tejido por Luis Suárez. La no celebración del ex sevillista contrastó con lo que sucedió minutos después: conexión Messi – Neymar que terminaba con el gol número 252 del argentino ante el delirio de todos los presentes. El atacante del Barcelona superaba el récord de Telmo Zarra y se convertía en el máximo goleador de la historia de la Liga. El manteo que sufrió por parte de sus compañeros delataba lo histórico del momento.Cuando todos los directores de periódicos mandaban ya a sus redactores jefes a poner el “252” en portada, Messi se ofreció a aportar un enfoque diferente tras anotar el definitivo 5-1. Con este tanto, el azulgrana cerraba la tarde con un triplete, 253 goles y una sonrisa dibujada en una cara que es ya historia viva de la competición española.


No hay quien pare al Real Madrid



SD Eibar v Real Madrid CF - La Liga


El conjunto madridista se presentaba en el feudo del modesto Éibar tras una semana amarga por la grave lesión de Modric. El jugador croata, pieza fundamental en el engranaje del equipo de Carlo Ancelotti, sufría una lesión muscular en un partido con su selección que le mantendrá tres meses fuera de los terrenos de juego. Ante la disyuntiva de apostar por lo conservador (Khedira o Illarramendi) o dejarse llevar por el delirio ofensivo (Isco), el técnico italiano volvió a mostrar su refinado gusto futbolístico. De esta manera, pudimos disfrutar de una línea ofensiva formada por Benzema, Bale y Cristiano y un mediocampo armado con Kroos, Isco y James Rodríguez. Precisamente fue el colombiano quien abrió el marcador, aprovechándose de una jugada polémica (hubo fuera de juego de Cristiano en el momento que asiste a su compañero) para cabecear el 0-1 a la red. Tuvimos que desplazarnos hasta el final de la primera mitad para presenciar otro nuevo gol de Cristiano Ronaldo, que hacía el 0-2 en un remate en semifallo.Ya en la segunda mitad el conjunto blanco fue el dueño y señor del partido, siendo Iker Casillas un espectador más. Las ocasiones se sucedieron en la portería de Irureta hasta que Benzema, tras un máster de pundonor de Marcelo y James, colocaba el 0-3 en el luminoso. Para entonces aún hubo tiempo para el vigésimo gol de Cristiano Ronaldo en lo que va de campeonato, que volvía a aprovechar su enésima oportunidad desde el punto de penalti (0-4). Con este nuevo golpe de autoridad, el conjunto dirigido de Carlo Ancelotti sigue líder con 30 puntos seguido por el Barcelona (28) y Atlético de Madrid (26)


El Atlético de Madrid se abraza al valor seguro del Calderón


cambio foto texto 3


La ribera del Manzanares sigue siendo un lugar de éxito para los colchoneros y así se demostró una vez más este pasado fin de semana. Los del Cholo Simeone se presentaban ante su afición con el objetivo de sacarse la espina de la última derrota liguera ante la Real Sociedad (2-1). Para ello debían de vencer al Málaga, equipo que se presentaba en el Vicente Calderón tras cinco victorias consecutivas.Los primeros cuarenta y cinco minutos se desarrollaron con ese fútbol que encuentra el bostezo de los aficionados y la alabanza de los entrenadores. Mucha pizarra, poco espectáculo. De hecho, y como viene siendo tónica habitual, el primer tanto del partido vino tras un saque de esquina de Koke y un remate de cabeza (1-0) de Tiago. Misma fórmula, mismo éxito.Este gol no hizo más que acrecentar el fútbol de trincheras que ofrecían ambos conjuntos, algo que encontraba la oposición de los disparos a portería. Sin embargo, y en un relámpago de calidad, Arda y Mandzukic se revelaban ante esta manera de jugar a la pelota y creaban una obra de arte que acababa con el 2-0 de Griezmann.Tras el descanso, Roque Santa Cruz se encargaba de acabar con el perfil mustio del encuentro tras poner un 2-1 que aderezaba la tarde. De ahí en adelante, el Atlético de Madrid se lanzó a la búsqueda del tercer tanto tranquilizador que no llegó hasta el minuto 84, obra de Godín. El central uruguayo aprovechaba la resaca de un tiro libre para cabecear a gol un pase de Tiago.Con esta victoria, el Atlético de Madrid se mantiene tercero con 26 puntos a cuatro del Real Madrid (30)